*

X

El placer de la lectura llevado al orgasmo: mujeres leen mientras son estimuladas

Por: pijamasurf - 09/16/2012

El fotógrafo Clayton Cubitt monta una interesante exploración de las relaciones entre la mente y el cuerpo, de los límites de dominio de uno sobre otro, al filmar a mujeres que leen literatura erótica o sensual mientras un misterioso artificio las estimula hasta el orgasmo.

En Occidente, la relación entre mente y cuerpo se ha construido, casi desde el inicio, como una oposición, como dos entidades en conflicto perpetuo en la que una busca el dominio de la otra. El autocontrol, una de las nociones más características de la cultura amplia a la que pertenecemos, se refiere a la soberanía de la mente sobre esa “cárcel del alma”, ese vehículo pasajero de una materia que se cree imperecedera.

Entre las muchas expresiones que encuentra esta rivalidad, una poco explorada es la del retrato. En efecto, cuando una persona se prepara para ser retratada —pictórica o fotográficamente— obliga a su cuerpo a mantener una posición, a sujetarse al imperio de la mente, justamente para preservar algo de esa esencia que, se cree, es la verdadera cifra de una persona.

Partiendo de ambas premisas, el fotógrafo de origen estadounidense Clayton Cubitt realize un experimento singular: puso a leer a tres mujeres lecturas que se consideran sensuales o francamente eróticas: Leaves of Grass, de Walt Whitman; Necrophilia Variations, de Supervert y Still Life with Woodpecker, de Tom Robbins; con la adición de un mecanismo misterioso que mantenía perpetuamente estimulada la zona genital de la lectora, o al menos hasta que esta alcanzara el orgasmo (lo cual marcaba el fin del experimento).

Entre otros propósitos, Cubitt buscó explorar esas zonas límite donde la mente ya no alcanza a gobernar el cuerpo, a pesar de todas las directrices, mandatos y órdenes que se le dirigen:

Es muy interesante escuchar lo que estaba pasando por sus mentes conforme perdían el seguimiento de lo que leían y su cuerpo se dejaba vencer. Ellas aseguran que se volvió un trance casi religioso, y fue común que no recordaran la última mitad de lo que leyeron.

Por otro lado, como una preocupación de índole estética, el fotógrafo recurrió también a la noción de retrato, en la cual, como dijimos antes, se vuelve imprescindible la quietud motriz regulada por la mente:

Por mucho tiempo he estado fascinado con el concepto de control y autenticidad en el retratro, especialmente en estos tiempos modernos de marketing personal, autorretratos de Facebook y documentación incesante de sí de Instagram. ¿Qué se deja a los retratados para revelar? ¿Cómo podemos atravesar hacia algo real? Así que tuve varios proyectos relacionados con la distracción del modelo de sus poses practicadas hacia algo más cercano a la realidad, aunque sea una chapa artificialmente diseñada de la misma.

Hasta ahora, estos son las únicas tres filmaciones realizadas, pero Cubitt tiene intención de replicar el experimento con hombres y personas transgénero. Stoya, por cierto, la protagonista de la primera lectura, es actriz porno profesional.

 

 

 

En cuanto a los posibles usos que se les dé a sus videos —entre los cuales, con toda seguridad, estará la masturbación de no pocos— Cubitt asegura que no se opone a ninguna reacción, siempre y cuando esta exista.

Se trata, en suma, de un interesante ejercicio fílmico, fotográfico pero, sobre todo, mental, en el que se revela el precario dominio que nuestro pensamiento ejerce sobre el vehículo al que está atado y lo ilusorio que resulta el fundamento de este dominio.

[Alternet]

Te podría interesar:

12 años después de romper, mujer encuentra a su ex-novio viviendo en el ático de su casa

Por: pijamasurf - 09/16/2012

Ante los ruidos raros que se escuchaban en su casa, una mujer descubre que 12 años de haber roto con él, su ex-novio estaba viviendo en el ático de su hogar.

En un hallazgo que sin duda excede cualquier límite que podríamos fijarnos para la aprehensión sentimental, una mujer en Carolina del Sur, Estados Unidos, encontró a su ex novio viviendo en su propio ático 12 años después de que su relación terminara.

Los hechos ocurrieron en la localidad de Rock Hill, donde “Tracy” vive como madre soltera con su pequeña hija de 5 años. La madrugada de este sábado, la mujer esuchó ruidos inusuales proviniendo de su ático, algo como una caída que casi inmediatamente después vino acompañada de clavos saliendo por el techo.

Tracy asoció todo esto con algún tipo de fenómeno paranormal (“some poltergeist stuff”). Sin embargo, como para confirmar que la realidad es, casi siempre, más sorprendente que nuestros temores imaginarios, su sobresalto fue todavía mayor al descubrir que el causante de esta anormalidad era su antiguo novio, con quien había roto hace más de 12 años, con quien nunca pensó en regresar y que, de la nada, apareció durmiendo en su ático.

No ha sido posible determinar cuánto tiempo llevaba el hombre en esta situación, pero en el lugar se encontraron vasos desechables de un restaurante local llenos de heces y orina. Asimismo, se dice que no hay otra forma de alcanzar dicha pieza del hogar más que entrando por la puerta principal.

El ex novio, por otro lado, huyó antes de que la policía pudiera hacer algo al respecto.

[Huffington Post]