*

X

Bacteria hace que insectos se coman su propio cerebro y mueran dolorosamente

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 09/06/2012

Wolbachia es el nombre de una bacteria particularmente letal que, cuando el sistema inmune del organismo huésped sobrerreaciona, provoca que este destruya su propio cerebro, llevándolo a una muerte dolorosa.

La bacteriadebe ser uno de los huéspedes más fatales que pueda albergar un ser vivo, pues el comportamiento que desarrolla una vez que se aloja en un ser vivo —insectos, especialmente— cae sobre este una especie de sentencia última o proceso de autodestrucción que lo condena a morir por consumir su propio cerebro.

Cuando la Wolbachia infecta a los insectos y otros artrópodos, comienza por obstruir la capacidad reproductiva de los machos, y en el caso de las hembras, su supervivencia asegura la transmisión del genoma del patógeno a las generaciones siguientes. Además de los órganos sexuales, la bacteria también tiene especial predilección por el sistema nervioso central para fijar ahí su residencia.

Parte de su peligro se debe a que cuando se hospeda en especies desconocidas, la Wolbachia se vuelve más virulenta de lo que acostumbra, como si exacerbara sus capacidades por encontrarse en un territorio que le es ajeno. Como respuesta, el cuerpo huésped también incrementa la vehemencia de su reacción, sin prever que por la calidad de esta respuesta de algún modo vuelve inevitable su muerte.

¿Por qué? En terminus generales porque el sistema inmune de los seres vivos funciona atacando las células infectadas, destruyéndolas para acabar así con el mal que amenaza el sistema entero. Sin embargo, por el comportamiento singular de la Wolbachia y, sobre todo, las áreas cruciales donde se aloja, significa lanzar ciegamente una especie de ataque suicida: una amplia operación contra el enemigo en la que solo al final, cuando la ruina es inevitable, se descubre que el enemigo se encuentra en la propia base de operaciones.

En pocas palabras, cuando el sistema inmune del cuerpo huésped se lanza contra la bacteria, destruye su propio cerebro, acarreando con esto dolorosos síntomas que desembocan en una muerte poco placentera.

En algunos insectos la evolución los ha llevado a evitar esta fatal sobrerreacción y, mejor, aseguran su supervivencia aprendiendo a vivir con la Wolbachia.

En la imagen, comparación entre un ovario normal y uno infectado de una mosca mosca Drosophila.

[Scientific American]

Te podría interesar:

Más de 100 millones de personas morirán de aquí al 2030, según la propaganda del cambio climático

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 09/06/2012

Si el cambio climático es un fenómeno real —y no una invención o exageración propagandística— dentro de 12 años morirán más de 100 millones de personas por causas relacionadas con este proceso ecológico.

De acuerdo con una reporte dado a conocer recientemente por la organización internacional DARA, y comisionado por 20 gobiernos nacionales agrupados en el Climate Vulnerable Forum, más de 100 millones de personas morirán de aquí al 2030 si la humanidad no toma medidas serias para detener el tan polémico cambio climático. El mismo informe asegura que el crecimiento económico global se reducirá en 3.2% del Producto Interno Bruto (PIB) por la misma causa.

La organización tomó en cuenta otras investigaciones que estiman 5 millones de muertes anuales ocasionadas por la contaminación, el hambre y enfermedades relacionadas con el cambio climático y las economías que tienen como base los combustibles fósiles, tendencia que, extrapolando y si este patrón energético no cambia, aumentaría en un millón de decesos en los próximos 18 años, la mayoría de las cuales —hasta un 90%— ocurrirían en los países en desarrollo.

El informe abunda en otras cifras, como la del costo que tendría el tránsito paulatino a energías verdes o el hecho de que “las temperaturas han aumentado alrededor de 0.8 grados Celsius desde la época pre-industrial”,

“Un grado Celsius más en la temperatura está asociado con 10% de pérdidas en la productividad de los cultivos. Para nosotros, eso significa una pérdida de 4 millones de toneladas cúbicas de grano alimenticio, aproximadamente 2.5 millones de dólares. Eso es casi el 2% de nuestro PIB”, declaró al respecto Sheikh Hasina, primer ministro de Bangladesh.

Sin embargo, también es posible que esta ostentosa cifra mortuoria no sea más que un recurso casi retórico para atraer la atención de las multitudes y, sobre todo, los gobiernos nacionales y demás instituciones que encuentran en el concepto de “cambio climático” una manera de establecer agendas con intereses particulares (políticos, económicos, etc.)

Hasta ahora el “cambio climático” es todavía una noción debatida, que no ha encontrado demostración fehaciente: a cada evidencia (como la difusión reciente de la pérdida de hielo en Groenlandia), surgen refutaciones igual de serias y científicas que, por lo menos, hacen dudar sobre la realidad del fenómeno.

[Reuters]