*

X

Aparece en Inglaterra sofisticado crop-circle con el motivo budista del "nudo infinito"

Por: pijamasurf - 08/15/2012

En un grado de sofisticación hasta ahora inédito, un campo británico luce un crop-circle con el motivo budista del "nudo infinito".

Los célebres crop-circles —formaciones en campos de cultivo que en sus inicios su confección se atribuyó a civilizaciones extraterrestres, por lo inusual de su simbología— podrían alcanzar su máximo grado de sofisticación con el reciente descubrimiento de uno que, en los campos británicos, ostenta el motivo budista del "nudo infinito", que en dicha doctrina representa la idea del flujo eterno del tiempo (aunque para otros es una metáfora de la sabiduría del Buda que, como el nudo, no tiene principio ni final).

El hallazgo fue realizado por Matthew Williams, piloto amateur que sobrevolaba la región de Cheesefoot Head, en Hampshire. Y aunque se dijo escéptico e ignorante ante quién pudo haber hecho los dibujos, también encontró "paz y calma" en el diseño de la formación.

Asimismo, como si se tratase de un laberinto (uno sumamente singular, ajeno a la concepción usual que tenemos de estos), es posible andar entre estas líneas y recorrer el crop-circle en toda su área y extensión.

[Daily Mail]

Te podría interesar:

Proyecto de la NASA de arte inspirado en Marte genera estos fascinantes paisajes

Por: pijamasurf - 08/15/2012

El fotomontaje Mars: Adrift on the Hourglass Sea, comisionado por la NASA, es una exploración estética de un vasto período de tiempo en el planeta rojo en el que nace una nueva civilización sobre las extrañas ruinas de otra.

Después de ver la serie lunar Apollo Prophecies de los artistas Nicholas Kahn y Richard Selesnick, la NASA se acercó a ellos para proponerles que para su próxima obra dirigieran su atención a Marte. El resultado es una serie de paisajes de ciencia ficción en el planeta rojo que imaginan el asentamiento de una nueva civilización. Los fotomontajes de Kahn y Selesnick muestran elegantes y surrealistas ruinas y  a un par de estóicas mujeres dando a luz en trajes espaciales.

"Richard y yo hemos jugado estos juegos desde que íbamos a la escuela juntos, desde que teníamos como 11 años. Creamos estos universos alternativos y tratamos de hacerlos reales para el otro. Nos encanta ir del pasado al futuro. No somos muy buenos con el presente", dice Kahn

El vocero de prensa de la NASA Bert Ulrich les mostró las imágenes panorámicas de Spirit y Opportunity, las cuales fueron suficientes para encender su mecha creativa. Lo que en un principio fue una sola imagen panorámica tomada por un robot terminó siendo Mars: Adrift on the Hourglass Sea, una reflexión fantástica sobre el paso del tiempo y la gestación (y posibe destrucción) de un nuevo mundo.

Los fotomontajes se basan una tercer parte las imágenes enviadas por los robots exploradores, para el resto de la imagen Kahn y Slesnick buscaron paisajes terrestres que podrían llegar a pasar por marcianos.  Fotografíaron la región de Pyramid Lake en Nevada y las dunas de arena y roca roja de Utah. La otra parte de las imágenes fue el trabajo de crear escenas inspiradas en la ciencia ficción y en ideas como las  Alexandra David Neal, la gran estudiosa del Tibet, sobre la materialización de objetos a través de la mente.  Siendo el escenario Marte, el dios de la guerra, los paisajes evocan la caida de un imperio (un imperio romano sideral), al mismo tiempo que las mujeres parecen estar sembrando una nueva civilización.

"Nos interesa dar al espectador la impresión de un vasto período de tiempo geológico. Una especie de historia detectivesca geológica",dice Selesnick. Y es cierto, las imágenes evocan tanto pasado remoto como un evento futuro. O acaso un tiempo circular en el que grandes civilizaciones surgen y se desploman como la arena en un reloj.

El aspecto bélico de Marte, que también se encuentra en la Tierra como una corriente de sangre y testosterona, es contrarrestado por el idilio de Kahn y Selesnick. "Creo que la Tierra no estaría en un camino hacia la destrucción si fuera regida por mujeres. Así que decidimos darle a Marte un poco de esperanza al enviar a dos mujeres que no necesariamente tuvieran como objetivo principal conquistar y extraer sus minerales y que una nueva vida para este planeta mortecino sería representado por estas dos mujeres y su hijo concebido sin un hombre involucrado. Le daba un aspecto utópico en medio del aspecto sombrío post-colonia de un imperio arruinado que le dimos también --así que fue una especie de dulce contrapeso", dijo Kahn.