*

X

Involuntarias ilusiones ópticas sexuales (FOTOS)

Por: pijamasurf - 07/23/2012

Sólo un click a la cámara bastó para que su imagen se viera envuelta, de manera involuntaria, en una escena explícitamente sexual. Son los mejores instantes en que el humor y la búsqueda del mejor encuadre concretan una chusca escena.

Una fotografía es ese instante en el que el tiempo se detiene para perdurar por cientos de años. Al mirar una imagen, la psique nos transporta al justo momento en que alguien posó lo mejor posible para que una proyección “bella” de sí mismo se muestre en el futuro, pero en ocasiones esa buena intención queda desplazada por momentos ridículos que tienen el efecto contrario: la burla y el sarcasmo en toda su plenitud.

Por mera casualidad, estas imágenes causan efectos ópticos que muestran guiños sexuales de los que los fotografiados jamás se percataron: un Photoshop con el cuerpo humano. 

 

[Huffington post]

 

 

Te podría interesar:

Mujer en Seattle se casa con una corporación y prueba lo ridículas que pueden ser las leyes

Por: pijamasurf - 07/23/2012

¿Quieres dejar la soltería?, te presentamos la opción de Angela Vogel, una activista de Seattle quien dio de alta una corporación, le otorgó derechos de persona física y se casó con ella.

Angela Vogel dio de alta una corporación, la registró como “Corporate Person” (un concepto legal de Estados Unidos que le otorga facultades de persona física) y luego se casó con ella. El matrimonio procedió hasta que se percataron que el “novio” sólo tenía 1 mes y medio de edad. 

La casi Sra. Corporate Person es una activista de Seattle que trata de manifestarse contra este concepto, pues le permite a una empresa ser demandada ante la corte de la misma forma que una persona física. Esto se basa en los principios de que las empresas son un conjunto de personas. Para mostrar lo ridículo que pueden llegar a ser las leyes, Voguel llevo a cabo este matrimonio.

Vogel llevó a cabo la ceremonia en un parque y utilizó una estatua para representar al novio. El matrimonio procedió. Sólo dos detalles se le escaparon: el novio también debe dar su consentimiento y además es menor de edad, por lo que necesitaría un representante que hable por “él”.

Curiosamente, no es la primera vez que una mujer de Seattle se casa con un no-humano. La activista que se hace llamar Babylonia Aivez llevó a cabo un matrimonio con un edificio histórico de la ciudad. Ella protestaba en contra del neighborhood gentrification, el aburguesamiento de un vecindario.

Así que si te urge dejar la soltería, puedes probar con esta opción. O casarte contigo mismo, como esta maestra de yoga de North Dakota.

[NewsFeed]