*

X

¿Cuánto cuesta producir un iPhone, en cuánto nos lo venden y cuánto pagan a los empleados que lo manufacturan?

Por: pijamasurf - 02/23/2012

Los costos de producción del iPhone, y los salarios de aquellos que los manufacturan, contrastan con las ganancias que obtiene Apple y, en particular, con lo que la marca gasta en mercadotecnia y diseño.

cuanto cuesta un iphone

Recientemente el equipo del programa "Nightline", de la cadena estadounidense ABC, pudo echar un vistazo tras bambalinas de las fábricas donde se producen los iPhones en China.  Durante el recorrido se pudieron observar algunos de los procesos de manufactura de este codiciado gadget y el blogger, analista de tecnología y ex gerente del Área de Desarrollo de Negocios de Nokia, Horace Dediu, aprovechó esta información visual para obtener algunas conclusiones, entre ellas, el costo estimado de producción del más cool de los teléfonos móviles. 

Entre las conclusiones a las que llegó Dediu encontramos que, en promedio, cada dispositivo se tarda alrededor de 24 horas en producirse —esto incluyendo la adaptación del software y una fase de prueba. Por otro lado, y tal vez auxiliado por información complementaria, el especialista hace énfasis en que los empleados que laboran en estas fábricas ganan $1.78 dólares por cada hora de trabajo. Posteriormente calculó el costo aproximado que le implica a Apple producir cada iPhone: entre $12 y $30 dólares (no hay que ser muy diestro en matemáticas para alarmarse ante esta cifra o, mejor dicho, ante lo que cada propietario de un teléfono de Apple debe pagar para obtenerlo, es decir entre $200 y $400 dólares en Estados Unidos, mientras que en otros países puede superar los $1000).

Es importante aclarar que a la cantidad de producción debe sumarse los costos que implica recubrirlo en ese halo implacable de mercadotecnia que distingue a esta marca. Es decir, desde lo que cobran sus equipos de diseño de producto, paquetería, etc., hasta lo que invierten en publicidad y demás (el propio Dediu calcula que esto podría elevar el costo del producto en un máximo de 300%). Finalmente hay que agregar los costos de traslado a las diversas tiendas de Apple alrededor del mundo y los costos de la compañía para responder a cualquier falla que aún se encuentre dentro de los tiempos de garantía.

Y tras esta revisión podemos obtener al menos tres conclusiones:

1. Lo más valioso de Apple —y en particular del iPhone— no son los productos en sí, sino el diseño y, en especial, el despliegue de marketing que afecta en la psique del comprador y de la sociedad que le rodea. 

2. Los empleados que trabajan en las fábricas de China están a años luz de poder acceder a un estilo de vida cool, que es precisamente la promesa que te ofrece, entre líneas, Apple. Y sus sueldos, independientemente del contexto propio del país en que se producen, podría ser considerado anti-cool, o incluso miserables. 

3. Apple es, sin duda, la marca que mejor comercializa algo absolutamente abstracto, como lo son el status y la imagen. 

 

 

Te podría interesar:

Dead drops: convertir el mundo en una inmensa Red donde la data no deje de fluir

Por: pijamasurf - 02/23/2012

Hacktivismo urbano y anónimo: instalar una unidad USB en una pared para compartir información libremente, convirtiendo al mundo en una red donde la data no deje nunca de fluir.

En una era en donde parece que la información se ha cansado ya de encontrar obstáculos que detengan, momentáneamente, el flujo libre que responde, en esencia, a su naturaleza, resulta fundamental pujar por el establecimiento de canales que le permitan fluir, plácidamente, desplazándose entre uno y otro nodos. 

Quizá más de uno tenga en la memoria, aunque no sepa decir cuál es su origen, la imagen de un personaje misterioso yendo a una biblioteca o una librería y dirigirse con inflexible precisión a un objetivo específico, un tomo de los estantes conocido con antelación donde encuentra un mensaje previamente acordado, la continuación por un medio insospechado de una consigna que necesitaba conocer.

Este método, perteneciente al espionaje más cinematográfico pero también al que alguna vez se practicó, se conoce en inglés como “Dead drop”, un “escondite muerto” en el que emisario y receptor pueden intercambiar información valiosa sin nunca conocerse.

Y justamente ese es el nombre que ha adoptado una iniciativa de hacktivismo urbano, anónimo, guerrillero casi, con el cual será posible compartir data convirtiendo a la ciudad, cualquiera, en una inmensa red donde la información fluya sin que nadie sea capaz de detenerla.

Si el asunto todavía parece nebuloso, aquí las instrucciones de uso, que quizá den una idea más clara del ambicioso alcance de este proyecto (tomadas de deaddrops.com):

Lee el Manifiesto de Dead Drops!

Busca una unidad USB de cualquier tamaño.

Remueve la cubierta plastica

Envuélvela en cinta para sellarla.

Descarga el archivo readme.txt y el manifiesto aqui (InglésFrancés,EspañolPortuguésRusoAleménItalianoChinoCheco). (Edita la Autoría/Créditos/Fecha) y transfiérelos a la unidad. [más traducciones son bienvenidas!]

Usa cemento de secado rápido para encajarlo en un hueco en la pared (Pregunta al dueño antes de hacerlo para evitarte problemas posteriores ^^!).

Asegúrate que el muro se vea bien.Eventualmente necesitarás pasarle unas manitas de pintura para retocarla.

Asegúrate que sea accesible con una Laptop (No todos cuentan una extension USB).

Los puertos USB varían en cada modelo de Laptop. El “Lado Frontal” (Los 2 agujeros del Plug) apuntan hacia arriba! Es accesible el lado izquierdo y derecho del laptop?

Opcionalmente puedes agregar Epoxi para pegar la unidad con otros objetos.

Toma 3 buenas fotografías! - Vista general de la calle/lugar… ¿Cómo se ve el lugar? - Distancia y vista aproximada al lugar del Deaddrop . - Closeup! Queremos ver tu DeadDrop!

El proyecto sin duda parece interesante, no solo porque se presenta como una alternativa factible a las medidas de censura que se han intentado imponer en Internet, sino también porque, como han dicho algunos, de algún modo significa también un espacio un tanto ajeno a la red que rompe con la monopolizante dependencia de este sistema que si bien es, hasta ahora, el más efectivo de los desarrollados, también merecería un posible o parcial sustituto que, en un escenario hipotético, haga fluir por otros canales la información que, como se dice, es uno de los medios más adecuados para transformar al mundo.

La información quiere ser libre... Love Data - Free Data

[Technocult]