*

X

Video demuestra cómo la marihuana destruye células de cáncer

Por: pijamasurf - 01/30/2012

Video documental explica detalladamente las virtudes anti-cancerígenas de la marihuana.

beneficios medicos de la marihuana contra el cancer

A pesar de que el consumo de marihuana ha demostrado tener efectos pre-cancerígenos sobre el tejido animal, paradójicamente también se ha detectado que los fumadores habituales de cannabis son significativamente menos propensos a contraer un cáncer. De acuerdo con el Dr. Donal Tashkin, profesor emérito de la universidad californiana de UCLA, los índices de cancer pulmonar en los fumadores de marihuana es menor al de aquellas personas que no fuman ninguna sustancia.

Una de las hipótesis para explicar esta paradoja es que el alquitrán que se libera al fumar esta planta —sustancia que ingerimos al fumar en sí cualquier cosa— provoca un efecto negativo, mientras que el THC, la sustancia activa en la cannabis, los combate. En las últimas dos décadas, decenas de investigaciones han sugerido que la marihuana pudiese tener efectos defensivos ante la mayoría de los formatos de cáncer, entre ellos el dérmico, la leucemia, el pulmonar, el colónico, etc. Al parecer los químicos contenidos en esta planta, en particular los endocannabinoides, atacan directamente a las células cancerígenas al tiempo que dejan intacto el tejido celular que se encuentra en condiciones saludables.  

Resulta que el cuerpo humano tiene integrado una sustancia ligada a la composición química de la marihuana, dentro del sistema endocanábico, el cual tiene que ver con la absorción de energía, el metabolismo, y la transportación interna de nutrientes. Por esta razón, cada uno de nosotros estamos diseñados, de algún modo, para sintonizar a la perfección con los canabinoides contenidos en la marihuana. 

 

Te podría interesar:

“Legalizar las drogas para salvar a México”: Carlos Fuentes

Por: pijamasurf - 01/30/2012

En el marco del Festival Hay que se celebra en Cartagena, Colombia, el escritor Carlos Fuentes opina que la única salida a los problemas derivados del narcotráfico es la descriminalización de las drogas.

Carlos Fuentes es uno de los últimos intelectuales latinoamericanos que, a la manera de Octavio Paz o Mario Vargas Llosa, no duda en emitir su opinión al respecto de temas políticos y sociales de actualidad, casi siempre con notable lucidez en razón de su amplia perspectiva en torno al asunto. De ahí también que, se comulgue o no con sus ideas, atender su opinión es siempre necesario e incluso provechoso.

Recientemente, en el marco del Festival Hay de literatura que se celebra en Cartagena, Colombia, el escritor mexicano consideró que la legalización de las drogas es la única solución a los problemas que padecen México y otras naciones de América Latina derivados del narcotráfico.

“Enfrentar simplemente el narcotráfico mediante una guerra entre narcotraficantes y gobiernos, incluso con el Ejército, es un grave error”, declaró Fuentes en franca alusión a la estrategia del gobierno mexicano que ha causado más de 50,000 muertes, según algunos cálculos.

El también Premio Cervantes participaba junto con el escritor nicaragüense Sergio Ramírez y el director del diario El País, Javier Moreno, en la mesa redonda “Ideas para un mundo en transición”, moderada por el periodista colombiano Alejandro Santos.

“En el caso del tráfico de droga, la oferta es mexicana y es criminalizada. La demanda es norteamericana y nadie la criminaliza. Una vez la droga cruza la frontera, no sabemos quién la distribuye, quién la consume, no sabemos nada”, dijo, y agregó: “Ahí hay una obligación, si no para el actual Presidente, para el siguiente, pero algún Presidente mexicano tiene que enfrentar al Presidente norteamericano esos hechos y pedir ‘sentémonos a hablar de un problema que nos concierne a los dos, un problema común’”

“Creo que la política del presidente Calderón no es una política adecuada, porque se trata de un enfrentamiento directo con ellos (los narcos), que a veces ganan ellos, a veces gana el gobierno, pero hay 50 mil muertos y a los parientes de los 50 mil muertos no les importa de qué lado estaban las víctimas, simplemente dicen ‘mataron a mi hijo’, ‘mataron a mi padre’, ‘mataron a mi suegra’, lo que fuera, entonces están en una situación política extraordinariamente grave”, dijo el escritor, quien esperó también que el gobierno mexicano desarrolle pronto una nueva política para resolver esta situación de violencia, probablemente la descriminalización de las drogas.

[Telegraph]