*

X

¿Qué pasa cuando un camión a 90 kmph impacta a un peatón? "La moderna Sábana Santa"

Sociedad

Por: pijamasurf - 01/16/2012

Médicos forenses estudian un caso en el que el rostro de un pedestre que fue atropellado quedó impresó en el vehículo que lo golpeó revelando importantes claves sobre el accidente

En un extraño caso de ciencia forense, investigadores de la Universidad de Medicina Legal de Ginebra, Suiza, indagaron el caso de un hombre que salió disparado luego de ser atropellado por un camión que se movía a 90 km/h. Lo que resulta insólito del caso es que los investigadores no pudieron hacer un peritaje con el cuerpo, pero sí lo lograrón al analizar el rosro de este hombre que quedó impreso en el panel frontal de metal del camión. Curiosamente estos científicos llamaron al incidente "La Moderna Sábana Santa". Aquí el resumen de su investigación:

Testimonios revelaron que un peatón de 44 años fue golpeado en la cabeza por un camión mientras caminaba por la calle; al tiempo de la colisión, el camión viajaba a una velocidad de 90 km/h. En la segunda fase de la colisión, el peatón resultó proyectado unos 100 metros después de finalmente ser atropellado por el camión y otro coche. La autopsia mostró extensas mutilaciones, haciendo imposible verificar los testimonios de los testigos del impacto en lo que se refiere a la posición del peatón en el momento de la primera colisión. Sin embargo, los reportes producidos por el experto técnico y el patólogo forsense pudieron confirmar los testimonios, basándose en las marcas en la zona de impacto del panel frontal del vehículo, donde el rostro  del viandante fue reproducido como una "moderna Sábana Santa". 

[Def Shephard]

Te podría interesar:

Hombre salva la vida quemando los dólares que llevaba consigo

Sociedad

Por: pijamasurf - 01/16/2012

Excursionista de 66 años resulta sorprendido por una tormenta de nieve y para conservar la vida no dudó en quemar los dólares y otros objetos personales que llevaba consigo.

El dinero solo sirve para sobrevivir y Yong Chun Kim, un sudcoreano nacionalizado estadounidense, se topó con el sentido literal de esta frase.

Kim, de 66 años, realizaba una excursión en las inmediaciones de Mount Rainier, un parque nacional situado en el estado de Washington que toma su nombre del inmenso volcán homónimo que lo domina. Sin embargo, por las condiciones climáticas de esta época, el sudcoreano se extravió a causa de una tormenta de nieve que lo tomó por sorpresa, separándolo del grupo que conducía.

El hombre perteneció en su juventud al ejército sudcoreano cuando este combatió en la Guerra de Vietnam, y sin duda dicho entrenamiento fue decisivo para su supervivencia, pues además de no dejar que el pánico se apoderara de su entendimiento, impidiéndole pensar con claridad, utilizó lo que tuvo a la mano para preservar su vida hasta la llegada de los rescatistas.

Como portaba un encendedor, Kim no dudó en iniciar una pequeña fogata y echar en ella todo lo combustible que llevaba consigo y frenar así el efecto de las bajas temperaturas y los fuertes vientos que azotan la región. Entre las cosas que echó al fuego estuvieron calcetines, mochilas y dinero que llevaba en su cartera.

“Soy un hombre afortunado, realmente afortunado”, declaró Kim luego de que lo rescataran, además de asegurar que estuvo pensando en su esposa y tomando fotografías para dejar de pensar en la situación dolorosa que atravesaba.

En cuanto a si por esta experiencia Kim piensa volver a Mount Rainier, el hombre afirmó rotundo: “Oh, sí, claro, cada sábado”.

[Guardian]