*

X

Estrena Austria la primer escuela de sexo en el mundo

Por: pijamasurf - 12/01/2011

Enfatizando en un sistema educativo completamente pragmático y experiencial, la primer Escuela Internacional de Sexo, con sede en Viena, abre sus puertas al mundo.

maestra sexy de la escuela internacional de sexo en austria

Con la misión de enseñar a sus estudiante a ser mejores amante en la cama, recién abrió en Viena, la capital austriaca, la primer Escuela Internacional de Sexo. Un curso en esta academia cuesta 1,400 euros, pero según sus maestros, terminarás siendo un crack en el arte de mezclar los cuerpos con las sábanas.   

La academia está encabezada por una maestra sueca, quien afirma que cualquier persona mayor a 16 años puede enrolarse en la que ella define como "el primer colegio de sexualidad aplicada". Durante los cursos, sus estudiantes viven en dormitorios mixtos, para garantizar que practiquen sus tareas."La educación que impartimos, principalmente, no es teórica sino bastante práctica. Hacemos énfasis en cómo poder ser mejores amantes. Posiciones sexuales, técnicas para dar mejores caricias y trucos anatómicos", dice Thompson.  

Y parece que la verdadera interrogante es: Si decidieras inscribirte a esta escuela como un regalo para tu pareja, ¿realmente lo agradecería, sabiendo que tal vez estarás practicando rodeado de austriac@s?

[Huffington Post]

 

 

Te podría interesar:

Fotografían un weta gigante en Nueva Zelanda, el insecto más grande del mundo

Por: pijamasurf - 12/01/2011

Un guardabosques encuentra un weta gigante que pesa 71 gramos, en lo que constituye el insecto más pesado que se haya registrado

Un entomólogo aficionado logró encontrar y tomar fotos de un weta en la isla Little Barrier en Nueva Zelanda. El insecto pesa 71 gramos --más que muchos pájaros y tres veces lo que un ratón promedio-- y sus alas tienen una envergadura de  18 cm. Se cree que este es el weta más pesado jamás encontrado, aunque existen algunos que llegan a medir más de largo (hasta 20 cm o más).

Los wetas gigantes han sido casi exterminados por las ratas que introdujeron los europeos en Nueva Zelanda. Según Mark Moffet, el guardabosques que tomó las fotos, la weta disfrutó enormenente comer una zanahoria de sus manos, pero reconociendo que el ejemplar era de un raro valor, el guardabosques impidió que terminara su banquete para que no se indigestara. Moffet agregó que estaba feliz de encontrar esta weta ya que "nosotros los amantes de los bichos oímos todo el tiempo que la gente desdeña a los insectos por su tamaño, asi que encontrar uno de este tamaño fue genial".

Se cree que el tamaño de este tipo de wetas --quienes podrían servir para ilustrar La Metamorfosis de Kafka-- se debe a un gigantismo desarrollado en la isla donde prosperan sin ninguna competencia, aprovechando el aislamiento y la falta de depredadores.

 [Daily Mail]