*

X

La sublime secuencia cósmica de "Tree of Life" (VIDEO)

Por: pijamasurf - 09/18/2011

La película ganadora de Cannes, "Tree of Life", del director Terence Malick, se permite un ensueño cósmico en búsqueda de la memoria y de la divinidad.

La representación visual de la divinidad tiene en las nebulosas y en los cuerpos galácticos un recurrente y sublime asistente. Con la reciente profusión de telescopios espaciales capaces de capturar imágenes de objetos lejanísimos, la imaginaria colectiva se ha visto deleitada por estas nuevas maravillas que en su magnificencia evocan el cuerpo de una vasta deidad. (Ver ¿Es la Cosmología la Nueva Teología?). 

En la película Tree of Life (El árbol de la vida, 2011), ganadora del festival de Cannes, el director Terence Malick se da el lujo estético de insertar una secuencia de varios minutos en los que el espectador viaja por la Tierra y el espacio en búsqueda de Dios, el creador que en la película obra de forma misteriosa y que se revela justamente en la belleza de su obra y en la catarsis que provoca. Malick, con la ayuda de Douglas Trumbull, el creador de los efectos especiales de 2001: Una Odisea en el Espacio, nos hace viajar por las ya entrañables imágenes que los telescopios de la NASA han inyectado a la conciencia colectiva —el llamado Ojo de Dios, los Pilares de la Creación (la Nebulosa del Águila), la espiral de la Vía Láctea, etc.—, pero esta vez en una animación que elegantemente simula internarnos a su vórtice y una especial sensación se genera cuando presenciamos el interior del Sol como un mar, olas en la corona de plasma, un flujo de fuego.

Quizás sea casualidad, pero Malick, en el inicio de esta secuencia, altera la tradicional imagen del disco de la Vía Láctea colocando la imagen de manera vertical, haciendo así de la galaxia una vela encendida o un árbol. Lo interesante es que para los mayas el centro de la galaxia era el árbol de la vida, el axis mundi.

El video aquí presentado solo abarca la parte del universo de esta secuencia que se extiende varios minutos más en la película de Malick, con una también hermosa exploración de los cielos de la Tierra y de su historia geológica, todo para evocar, llevados por la música de John Tavener, "Funeral Canticle", la memoria de un hijo perdido, la memoria  que se pierde en la eternidad.

Ve Tree of Life en línea

Te podría interesar:

Amar Mahant, el hombre que lleva 38 años con el brazo levantado

Por: pijamasurf - 09/18/2011

Un devoto de la India decidió levantar su brazo, en honor al dios Shiva, en 1973, y hasta la fecha su brazo jamás ha caído.

amar_mahant_brazo_levantado_38_años

La devoción de Amar Mahant por Shiva le impulsó a abandonar su vida sociomaterial en 1970, incluyendo la renuncia a su empleo, su familia y sus amigos, para dedicarse a rendir culto a una de las principales deidades del hinduismo. Tres años después de haber tomado esta decisión, Amar  decidió emprender un increíble voto: sostener el brazo levantado el mayor tiempo posible para honrar a Shiva. Y hoy, 38 años después, ese brazo jamás ha bajado.

Entre los múltiples seguidores de este devoto —muchos de los cuales han levantado a su vez sus propios brazos durante años— existen diversas teorías en torno a lo que el tributo de Amar representa. Algunos afirman que se trata de personificar un estandarte de paz y disciplina, mientras que otros aseguran que el acto de inmovilizar su brazo representa una tajante separación de los placeres mortales.

Sobra decir que ahora el brazo de Amar no es más que un trozo de carne y hueso, inservible dentro del plano del pragmatismo material, pero a la vez representa una especie de pulsante antorcha que irradia la materialización impecable de una intención precisa.   

 [TheWest]