*

X

Familia británica podría ir a la cárcel por volverse autosustentable e independiente del gobierno

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 08/26/2011

La familia Mason es dueña de una tierra en la que cultivan vegetales y llevan una vida autosustentable, sin embargo, el gobierno británico quiere regresarlos a la sociedad de consumo.

La familia Mason abandonó la vida urbana para vivir en un terreno de 400 metros cuadrados que les pertenece, donde montaron un casa motorizada eco-amigable y producen para sí mismo vegetales y huevos orgánicos. El terreno donde habitan, antes estaba dejado al abandono; los Mason, una pareja con dos hijos de 8 y 9 años, lo han trabajdo por dos años con técnicas de permacultura y jardinería.

Sin embargo, esta pareja ahora enfrenta la cárcel o el desalojo, ya que la tierra donde viven solo está demarcada para uso de agricultura, pero no para vivir en ella, y el gobierno considera que no la están conservando. Dinah Mason,de 35, dice: "cómo alguien puede pensar que antes se estaba conservando va más allá de mi comprensión".

Los magistrados de Willand les han ofrecido alojamiento y comida en Collompton a expensas de los impuestos de los contribuyentes, pero es justo lo que los Mason no quieren hacer: vivir del Estado. Su vida off the grid, y no tener un plan de negocios a largo plazo, simplemente mistifica al gobierno (uno de los argumentos para rechazar su proyecto de vivir en su tierra es que "no tenían un plan de negocios sólido").

Mientras tanto los Mason temen que tendrán que regresar al cuadrante de la civilización moderna, obligados a pagar altas cuentas por servicios que ellos mismos pueden proporcionarse.

Leer más en: This is Devon

Te podría interesar:
"El ojo que todo lo ve": la Falla de Richat es un paraíso para practicar, despierto, las artes oníricas; este psicodélico oasis se encuentra ubicado en el desierto del Sahara, en el área que corresponde a Mauritania.

la falla o estructura de richat es un paraiso natural ubicado en el desierto del sahara

Desde nuestros inicios los seres humanos hemos buscado las respuestas de nuestra existencia en nuestro propio entorno: la naturaleza, la conciencia y la duda forman parte de nuestra esencia. Sin embargo, hay cosas que definitivamente no tienen respuesta —hasta el momento— como es el caso de a "Estructura de Richat", también conocida como “El ojo de la Tierra”. Esta impactante falla geográfica nos demuestra una vez más que los seres humanos somos una especie novata en este gran planeta.

La Estructura de Richat, apodado por otros “el espejo de Dios”, se encuentra ubicada en el Desierto del Sahara, en Mauritania, y se le considera uno de los puntos energéticos más importantes de la Tierra. Físicamente hace alusión a una espiral gigantesca multicolor —casi de otro planeta—  y visualmente su gama de texturas es sorprendente. Su forma de ojo casi perfecta la ha hecho acreedora del mote de “ojo de la tierra”, y quienes han tenido la oportunidad de verlo desde el espacio aseguran que es impactante.

Su espiral interna parece un infinito, un pozo sin fondo con formas de huracán donde podría caber cualquier cosa, ondas interminables con memoria.  Pero dejando de lado esta romántica descripción,  existen varias teorías científicas en torno a su origen: una de las más aceptadas asegura que esta falla de 50 km de diámetro es el resultado del impacto de un meteorito, otra fuerte teoría afirma que esta singular estructura simétrica se trata en realidad de un domo anticlinal que ha sufrido el paso de la erosión durante millones de años y también se presume que es el resultado de una gran erupción. Pero nada de esto es seguro, y dudo que los seres humanos seamos capaces de descifrar este gran misterio. Mientras tanto podemos disfrutar de su belleza gracias a imágenes que otros han tomado para nosotros.