*

X
Las conexiones nueronales del cerebro animal y los filamentos que forman los cúmulos de galaxias tienen un asombroso parecido que nos hace pensar que el universo es un enorme cerebro diseñado para tomar consciencia de sí mismo y procesar información

Esta ilustrativa comparación entre la conectividad neuronal de un ratón y un cúmulo de galaxias, nos hace ahondar en la profunda intuición de que existe una correspondencia formal entre todas las cosas del universo, una fractalidad cósmica, que hace honor a la máxima hermética: "como es arriba, es abajo". También nos  hace explorar la posibildiad, por el mero encanto de las formas y la sublimación de los espejos, de que el universo en sí mismo sea un ser consciente y que su marcoestructura sea similar a la microestructura de un cerebro (diseñado para procesar información). Quizás el princicpio fundamental del universo, antes que la energía o la materia, es la información, y esta misma información se manifiesta, se representa de forma en la que pueda ser transmitida en todo el sistema de la forma más eficiente, posiblemente en todas partes al mismo tiempo, a la velocidad de la luz  (a la cual el tiempo deja de pasar).

Nuestras nueronas son estrellas; nuestra sinapsis es una galaxia; nuestro cerebro es el universo.

Sobre esta azogada (y mística) semejanza entre la red neuronal y la red galáctica, Jay Alfred escribió:

Las galaxias visibles en el universo no están aisladas ni desconectadas, sino están entretejidas por una estructura o red de filamentos que es la materia oscura que sirve como andamiaje del universo. Esta estructura en forma de red es una carcterística tanto de la materia oscura como del plasma magnético. La apariencia de esta red tiene un asombroso parecido con una disección del cerebro (ver imagen al principio de la entrada y hacer zoom).

Pero no sólo es la morfología (aspectos estructurales) de la estructura del universo a grandes escalas la que es similar al cerebro humano, sino también la fisiología (las funciones). Estos filamentos transportan corrientes de partículas cargadas (iones) a lo largo de grandes distancias que generan campos magnéticos, al igual que una fibra nerviosa. Y forman circuitos, al igual que los circuitos neuronales en el cerebro.

El alto grado de conectividad es lo que distingue al cerebro de una computadora ordinaria. La conectividad también es notable en la red cósmica. Las galaxias se forman cuando estos filamentos se cruzan entre sí. Un cúmulo (nexus) de filamentos provee la conectividad para transferir no sólo energía sino información de un núcleo galáctico a otro.

[Earth's Brain Akashic Records]

Twitter del autor: @alepholo

Te podría interesar:

Trabajadores de Fukushima aceptan morir por su labor en la planta nuclear

Por: pijamasurf - 04/01/2011

Los técnicos que trabajan en turnos de 50 en la planta nuclear de Fukushima aceptan la gran posibilidad de morir por la exposición a la radiación, según informó el Telegraph

Los llamados 50 de Fukushima, el grupo de alrededor de 300 técnicos, soldados y bomberos, que trabaja en turnos de 50 personas han expresado que aceptan la gran posibilidad de que morirán, según informa el diario británico Telegraph.

Este grupo de cuasi mártires ha sido expuesto a enormes niveles de radiación en su encomiable labor de detener el desastre nuclear. La madre de uno de los trabajadores ha dicho que su hijo y sus colegas discuten la situación y han aceptado la muerte.

“Mi hijo y sus colegas lo han discutido ampliamente y se han comprometido a morir si es necesario en el largo plazo”, dijo esta mujer, según el Telegraph.

Los niveles de yodo radioactivo en el mar cerca de Fukushima están 4385 veces el límite de lo legal y la radiación en el agua subterránea debajo del reactor 2 de la planta nuclear está a más de 10,000 veces el estándar de salud.

[Telegraph]