*

X

Científicos alcoholizados derraman vino sobre superconductor y logran importante descubrimiento

Ciencia

Por: pijamasurf - 01/12/2011

Tras ingerir vino y sake, científicos japoneses derramaron sus bebidas sobre un superconductor y obtuvieron resultados increíbles

El vino puede ser mal consejero, pero tambien puede ser un increíble catalizador para percibir lo que de otra manera se mantiene invisible ante nuestros ojos. Tal es el caso de un grupo de científicos del Instituto de Ciencia Material en Japón que trabajan en el desarrollo de un superconductor especial al colocar un compuesto en agua caliente y enjuagarlo por horas.

Aparentemente el proceso iba bien ya que los hombres de ciencia decidieron celebrar con una buena cantidad de sake, vino, whisky, y cerveza, dentro del laboratorio. Y ya un tanto entonados con la frecuencia etílica decidieron probar el proceso utilizando sus diversos alcoholes en lugar del líquido tradicional y cuando probaron la conductividad de los materiales que estaban desarrollando notaron que aquellos que habían sido enjuagados con licor comercial mantenían mayores niveles de conductividad lo cual implicaba que habían llegado a un mejor resultado del esperado incluso asumiendo que ya era un éxito el experimento.

Hay que recordar que los superconductores actúan como la mayoría de los metales, es decir, conducen electricidad pero lo hacen sin la resistencia que todo metal manifiesta ante un flujo eléctrico. El punto con los llamados superconductores es que a menor temperatura menor es su resistencia y por lo tanto mayor es su conductividad, e incluso cuando la temperatura baja mucho la resistencia desaparece.

ver IO9

Te podría interesar:

Hallan un organismo vivo de 34 mil años, inmóvil en la sal

Ciencia

Por: pijamasurf - 01/12/2011

Científicos encuentran un microorganismo flotando en una capsula de tiempo mineral, sin reproducirse, ni moverse, sólo aguardando

Como si fuera un silente centinela en una capsula de tiempo, un sistema bacterial de 34 mil años sobrevive en cristales de sal, conocidos como halitos,  en el Death Valley de California , según reveló un estudio publicado en la Sociedad Geológica Estadounidense.  Las bacterias no se mueven, no se reproducen, sólo guardan energía, tal vez esperando un planeta que inseminar.

Los científicos creen que las bacterias se podrian estar alimentando de un alga unicelular llamada Dunaliella, la cual fue encontrada en los cristales de sal. Gracias a las células de la Dunaliella estas bacterias pueden sobrevivir durante periodos imprevisibles flotando en fluidos en el interior de los minerales.

Aunque algunos estudios hablan de bacterias de hasta 250 millones de edades, esta es la primera vez que  la existencia de un organismo de una edad tan grande ha sido comprobada en experimentos repetidos, una de las reglas de la ciencia.

Los científicos han logrado algo poco común: que algunas bacterias se reproduzcan por primera vez en miles de años.

Cinco de los 900 cristales de sal que analizó el equipo produjeron nuevas bacterias vivas, según Schubert, que indicó que los microbios tardaron alrededor de dos meses y medio en "despertar" de su estado de letargo antes de empezar a reproducirse.

Vía El Universal