*

X
Expertos han desmentido la posibilidad de un apocalipsis animal y ofrecen explicaciones y estadísticas para entender el fenómeno de la muerte masiva de aves, peces, y otros animales

Prestigiados biólogos y otros expertos han aparecido para hacer algo en torno a la muerte masiva de animales alerededor del mundo que las auotridades no han sido capaces de hace: dar explicaciones convincentes. De entrada han desmitificado este fenómeno como parte de un apocalipsis animal o de una teoría de la conspiración, versiones alimentadas por un extraño fervor mediático alrededor de estos sucesos. Lo que comenzó con la muerte de cerca de cinco mil aves en Arkansas, seguido por fenómenos similares en Louisiana, Kentucky, Suecia, Italia, Japón, y otros lugares, terminó por convertirse en una arena híper mediatizada de especulaciones y explicaciones alternativas.

Pero analizando objetivamente el fenómeno, parece que hay una serie de elementos elementos que favorecieron este escenario de paranoia:

1. La excesiva y poco responsable exposición mediática del caso como si se tratara de una agenda de los medios mainstream (en contraste con cientos de casos similares que ocurren cada año y los cuales la prensa ni siquiera menciona).

2. La torpeza de las autoridades en reaccionar prontamente y ofrecer explicacion convincentes.

3. La tendencia de la psique colectiva a favorecer versiones estridentes para explicar casos misteriosos.

En cuanto a la explicación científica del suceso los expertos enumeraron también algunos argumentos bastante simples:

1. Fenómenos similares ocurren con bastante frecuencia pero no son cubiertos por la prensa (solo en Estados Unidos se calcula que anualmente se registran en promedio más de 150 eventos similares que involucran la muerte masiva de animales).

2. Prácticas ambientalmente degradantes de la sociedad humana favorece la propensión de estos fenómenos.

3. Las causas suelen estar relacionadas a la sincronía de una parvada, manada, o grupo de animales que entra en contacto con algún contaminantes, epidemias y virús, causas desconocidas pero que no desentonan con los patrones biológicos de las especies.

Lee aquí la explicación completa de los expertos sobre el fenómeno de muertes masivas alrededor del mundo

Te podría interesar:

El origen del sexo: peces fueron los primeros en copular hace 375 millones de años

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 01/09/2011

Investigadores creen que placodermos fundaron la cópula; la mandibula evolucionó para que el macho sujetara a la hembra durante el coito, según hipótesis

En algún océano hace alrededor de 375 millones de años la magia de la copula nació entre dos peces, los placodermos, al menos esta es la hipótesis de John Long, investigador  del Museo de Historia Natural de Los Angeles, y la portada de la nueva edición de Scientifica America, Dawn of the Deed (El Amanecer del Acto). El equipo de Long encontró en el desierto de Gogo (Australia) fósiles de unos peces  de 375 millones de años de antigüedad, los placodermos, en los que se podía apreciar restos de un cordón umbilical, lo que significa que se reproducían por fertilización interna.

Los científicos creen que estos peces desarrollaron, al igual que los tiburones, un aleta pélvica, conocida como "clasper" en inglés, la cual sirve para introducir el semen. Pero el equipo de Long también parece haber descubierto que la mandibula evolucionó para permitir el coito, literalmente para sujetar a la hermbra en el acto:

“Entre ciertas especies actuales de tiburones, el macho comienza su cortejo mordiendo la espalda de la hembra, su cuello y la aleta dorsal, un movimiento que le ayuda a sujetarse durante la cópula. Esta observación nos llevó a especular que tal vez las mandíbulas evolucionaron en primer lugar no para procesar alimentos sino para mejorar el éxito del apareamiento. Esta innovación podría haber dado lugar al surgimiento de las mandíbulas, que posteriormente empezaron a servir para masticar alimentos”.

Hay que recalcar que esta hipótesis pese a estar sustenatda por el aparato científico, no es conclusiva y podrían descubrirse especies anteriores al placodermo -ese nuevo maestro de las artes amatorios-. Tampoco queda claro como "aparecieron" los orgános sexuales en los peces. De cualquier forma es interesante imaginar aquella mítica escena sexual en el mar en el Devónico Superior entre dos peces que encontraron por primera vez la entrada creativa al cuerpo de otro y fundaron la cópula. En el video se puede ver una simulación de aquel primer acto que sacó burbujas del vientre del mar.

Vía Cooking Ideas