*

X

¿Está de moda la psicosis? Prescripción de antipsicóticos se triplica en Estados Unidos

Por: pijamasurf - 01/16/2011

En sólo 15 años la prescripción de drogas antipsicóticas se ha triplicado en Estados Unidos: ¿Estamos viviendo la era de la psicósis o el Big Pharma tiene hoy más poder que nunca?

Todos sabemos que Estados Unidos es el mercado consentido de las grandes farmaceúticas. Lo anterior se debe no solo a que en este país existe una intensa cultura alrededor de la medicación, sino por que el Big Pharma aprovecha hábilmente los medios para proyectar su agenda, y los estadounidenses son particularmente vulnerables al discurso de los medios mainstream. Esta reflexión surge, una vez más, luego de constatar que durante los últimos 15 años se ha casi triplicado la prescripción, y por ende el consumo, de medicamentos antipsicóticos en este país.

¿Pero realmente estamos dentro de una era de psicósis generalizada o más bien es lo que la siempre lúgubre industria farmaceútica nos quiere hacer pensar para que consumamos cantidades monumentales de sus píldoras para domesticar nuestra química cerebral? No es un secreto que en un porcentaje considerable de los casos en los que se prescribe este tipo de medicamentos antipsicóticos, la efectividad de dicho tratamiento no solo no ha sido comprobada sino que incluso existen múltiples cuestionamientos sobre esta forma de abordar ciertos síntomas psicológicos o neuroconductuales.

El investigador Caleb Alexander de la Universidad de Chicago analizó el resultado de una encuesta realizada a pacientes que acudieron al médico entre 1995 y 2006. Dentro de esta muestra poblacional la prescripción de antipsicóticos fue de 6.2 millones en 1995 a 14.3 millones en 2008 (luego de haber alcanzado un clímax en 2006 con 16.7 millones). Y frente a estos datos resulta inevitable cuestionarnos si en realidad la psicosis es hoy una especie de neuro moda, o estamos somos ahora, más que nunca, vulnerables frente a la agenda del Big Pharma?

via New Scientist

Te podría interesar:

Hombre vive con lobos durante un año y termina siendo parte de la manada

Por: pijamasurf - 01/16/2011

En un increíble ejercicio de bio mimetismo, Shaun Ellis consagró su afinidad por los lobos conviviendo con ellos durante más de un año y siendo admitido como parte de la manada

Una inspiradora historia de convivencia entre un ser humano y la vida salvaje, en este caso representada por una manada de lobos, es la que Shaun Ellis logró protagonizar a lo largo de más de un año. Un intrépido naturalista británico, Ellis, decidió consagrar su afinidad con la naturalza y en particular con los lobos, al lograr convivir con ellos el tiempo suficiente para que fuera admitido como parte de la manada.

Con el tiempo Ellis aprendió el lenguaje corporal de los lobos, sus jerarquías colectivas, sus sistemas de comunicación mediante aullidos y gruñidos, y el determinante papel que juega el olfato dentro de su vida cotidiana. "Para ser incluido en su dinámica social debes encajar en ella en lugar de tratar de dominarla" afirma el naturalista. Además de sus experiencias en las Montañas Rocallosas, y en el Dartmoor Wildlife Park de su natal inglaterra, Ellis quería replicar la vivencia en un centro de estudios del lobo en Idaho.El resto en esta última reserva era convivir con lobos que jamás habían estado en contacto con un ser humano.

Los biólogos del centro de investigación estaban en contra de que yo me insertará en este salvaje escenario. Para ellos yo era una especie de aventurero que provenía de otro país y no contaba con calificaciones necesarias para cumplir con éxito mi misión. Si el frío o los lobos no me mataban, un oso lo haría. Pero a pesar de esto, cuando me introduje no lleve conmigo una pistola, un radio, o una bolsa de dormir. quería ser un lobo solitario".

Una tarde de otoño Ellis salió a su aventura dispuesto a relegar una parte muchas veces inamovible de nuestra humanidad, la cultura, y así fusionarse con el espíritu de los lobos. La disyuntiva era simple: o terminaría muerto en algún punto de las montañas de Idaho, o concretaría una épica historia de transmutación. Y afortunadamente estamos ante una historia con un final feliz.