*

X

El placebo funciona incluso si los pacientes saben que es placebo

Salud

Por: pijamasurf - 12/25/2010

Autodosifícate con mentas mentales programadas por ti mismo para curar lo que quieras o dosificate en colectivo; el placebo consciente muestra, además del poder de la mente, el poder del ritual

El placebo, esa menta mental, funciona incluso si los pacientes saben que la sustancia que están tomando no tiene ningún ingrediente activo. Un reciente estudio de la escuela de medicina de Harvard sugiere que el efecto placebo puede provocarse sin la necesidad de engañar a las personas, como anteriormente se pensaba, abriendo la puerta para aplicaciones médicas que podrían parecerse a un juego de magia de niños  y sin que esto demerite su efectividad.

El profesor Ted Kaptchuk dividió a 80 pacientes que padecen síndrome del intestino irritable en dos grupos: uno que no recibió ningún tratamiento y otro que tomó una pastilla de placebo dos veces al día, a sabiendas que estaba tomando una pastilla con una sustancia inerte, como pastillas de ázucar. Estas pastillas de placebo ya habían logrado resultados en pruebas en las que los pacientes de este síndrome no sabían que estaban tomando placebo, en lo que se cree son lo efectos autocurativos de la mente-cuerpo.

Las pastillas, dice Kaptchuk, incluso tenían impreso la palabra 'placebo' y se les dijo a los pacientes que no tenían que creer en el efecto placebo, sólo tomar las pastillas.

Los resultados mostraron que las pastillas de placebo fueron más efectivas en aliviar los síntomas en comparación con no recibir ningún tratamiento. Los pacientes mostaron mejoras a la mitad y al final de las pruebas. Casi el doble de los pacientes que recibieron placebos mejoraron a diferencia de los que no recibieron ningún tratatmiento. Aún más notable es que los pacientes que recibieron placebos duplicaron su promedio de mejora al logrado con medicamentos para tratar el síndrome de intestino irritable.

La efectividad del placebo autoconsciente abre la puerta a un tratamiento de placebo sin los problemas éticos que supone engañar a un paciente al darle una sustancia sin ingredientes activos que de todas formas funciona. Un estudio del British Medical Journal encontró que aunque son pocos los doctores que usan pastillas de placebo o inyecciones, casi la mitad de los doctores prescriben tratamientos que consideran no tienen efectos científicos en los pacientes pero que son usados efectivamente como placebos (una forma de canalizar la autocuración).

Este estudio además sugiere que no sólo el pensamiento positivo tiene efectos en la salud, sino también el ritual médico rinde beneficios, como si una pastilla en blanco pudiera ser programada solamente por la intención -como un vehículo- de los pacientes que sabiendo que es un placebo, aún así quieren curarse y logran hacerlo a través de un agente externo o interfaz en el que proyectan sus deseos. El poder  delritual es algo que merece ser estudiado, el hecho de repetir un acto con constancia, de ejercer una disciplina, es una forma de programar al organismo: en este caso el programa que se consume sería curarse de una enfermedad. Es posible llevar el placebo -con cierta frescura mágica- a la vida cotidiana y autoprogramarse para diferentes actividades o proyectos, como demuestra este estudio, lo único necesario probablemente sea un ritual.

Vía The Guardian

Te podría interesar:

“Blue Monday”: hoy es el día más deprimente del año

Salud

Por: pijamasurf - 12/25/2010

Según la fórmula de un psicólogo británico hoy es el día más deprimente del año; lunes azules en el planeta Tierra, una ventana a la emotividad colectiva

¿Cómo va tú día? ¿Pensamientos suicidas te asaltan sin razón? ¿Te dan ganas de abandonar todos tus proyectos y echarte en el sofá a lamentarte? Espera un poco, tal vez no se deba a ti, quizás sea parte del estado mental colectivo de un lunes azul.

Según el psicólogo Cliff Arnal, de la Universidad de Cardiff en Galés, el tercer lunes de enero corresponde al día más deprimente del año. Esto en base a una fórmula que toma en cuenta el clima, las deudas, el salario, el tiempo que ha transcurrido de Navidad y el tiempo del fracaso de cumplir las resoluciones de año nuevo. Y a esto se le suma el hecho de que es lunes y queda toda la semana de trabajo. Aunque esta fórmula podría ser algo arbitraria, es cierto que en estas fechas es donde se hace más patente el trastorno afectivo estacional, o depresión de invierno.

El argumento va más o menos así:

El clima suele no ser muy amigable en esta época del año en muchos países alrededor del mundo. 

Los propósitos de año nuevo que, esperanzadoramente, se definieron, comienzan a languidecer. 

Las cuentas, producto de la euforia consumista que caracteriza a las festividades navideñas, comienzan a tocar la puerta de nuestras casas.

frac{[Ta+ D-d] T^Q}{M N_a}

tiempo atmosférico=Ta

deuda=d

tiempo que ha transcurrido desde Navidades=T

tiempo desde que hemos abandonado los buenos propósitos para el nuevo año=Q

niveles de motivación bajos=M

necesidad de hacer algo=Na

*Se desconoce la definición de ‘D’

¿Sientes un poco de melancolía? Recuerda que la melancolía, según antiguos estudiosos del hermetismo, es la puerta del oro alquímico, una emoción que puede tramsutarse en poder y sanación.

 

¿So, how does it Feel?