*

X

Borracho mata accidentalmente a un tiburón asesino en una playa de Egipto

Por: pijamasurf - 12/17/2010

Un tiburón que había devorado a un turista y herido a 4 más fue muerto luego de que un borracho saltará al mar y accidentalmente le cayera encima

Durante días la presencia de un tiburón merodeando cerca de una playa en Egipto había provocado pánico entre los turistas luego de que se hubiesen resgitrado un muerto y cuatro heridos por embates de este depredador marino. Sin embargo, un etílico superhéroe llego al rescate del resort playero y acabó, accidentalmente, con el tiburón. Por más hilarante que parezca esta historia es verídica y fue reportada en diversos medios locales.

Dragan Stevic es un turista serbio que visitaba las playas egipcias y que decidió ir a alcoholizarse con sus amigos. Ya cerca de la madrugada el intoxicado grupo se dirigió a la playa. Stevic, envalentonado por los tragos, anunció a sus amigos que brincaría al mar desde una alta plataforma ubicada junto a unas rocas. Ante la duda se sus amigos e incitado por la audacia propia del exceso de vodka saltó: "Dragan escaló a la plataforma, me pidio que sosteniera su cerveza y antes de que pudiera detenerlo ya se había lanzado". La siguiente escena fue que nuestro alcoholizado superhéroe accidental aterrizó justo en la cabeza del escualo provocándole un golpe tan fuerte que lo hirió de muerte. Cuando Stevic regresó con sus amigos se quejó de que se había lastimado un tobillo y que probablemente había aterrizado sobre una piedra. Y no fue hasta el día siguiente que comprobaron que realmente Stevic había terminado con el feroz enemigo de los playistas. La vida es una paradoja.

via Macedonia International News

 

Te podría interesar:

Teléfono intergaláctico sería alimentado por el Sol (usando a nuestra estrella para llamar a ET)

Por: pijamasurf - 12/17/2010

El reto de comunicarse a distancias de años luz podría ser superado con un sistema que use la gravedad del Sol para magnificar señales lanzadas a la profundidad del espacio.

En el futuro, si la humanidad viaja a otros sistemas estelares, además del transporte, necesitaremos comunicaarno a través de enormes distancias, por lo cual científicos creen que la mejor forma de comunicación intergaláctica es a través de un sistema alimentado por el Sol.

Este sistema "viviría" a 550 unidades astronómicas del Sol, un punto en el espacio donde los rayos de luz son doblados por la convergencia de lente gravitacional. En ese punto, el sistema serviría como un magnificador de cualquier señal que queramos lanzar a mundos lejanos (si vistaramos Alpha Centauri, por ejmplo) (o hasta para contactar a una civilización extraterrestre: ET Phone Sun).

Este efecto de magnifiación de señal sería esepcialmente importante para la exploración espacial que vaya más allá del límite de nuestro sistema solar -donde hasta ahora sólo se aventura el Voyager-. A más de mil millones de kilómetros, las señales de radio se pierden en la radiación de microondas de fondo, un eco del nacimiento del universo.

De hecho algunos científicos creen que una de las razones por las cuales no detectamos señales de vida extraterretestre podrían tener que ver con que este ruido de fondo las ahoga. Este sistema de comunicación utilizando el Sol ayudaría a aumentar las señales. El problema es que también deberá de ser instalado un sistema similar en el sistema estelar con el que se quiere comunicarse (Alpha Centauri está a 4.3 años luz de distancia).

Con estos sistemas de telecomunicación interestelar el promedio de error entre dos puntos cairía de 1/2 a 1/2,000,000 a la par con la precisión lograda dentro de nuestro ambiente solar local.

Anteriormente se ha propuesto utilizar las señales constantes de los pulsares como una especie de GPS cósmico que asista en la navegación fuera de nuestro sistema solar.

Pese a que esta podría ser una forma víable de comunicación, es probable que para el momento en el que logremos viajar a distancias de esta magnitud, hayamos también a la par desarrolado tecnología comunicacional que permita comunicarnos instanáneamente, superando ese mítico límite de velocidad de la luz de Einstein, a través de la comunicación cuántica, en la que partículas entrelazadas mantienen estados conjuntos a través de los cuales se puede transmitir información. Esto es algo que sucede de forma natural a escalas subatómicas, el reto es mantener la coherencia para un sistema macroscópico de entrelazamiento cuántico.

Vía MSBC