*

X
La araña conocida como Tejedora del Orbe Dorado tiene el tamaño y habilidad suficientes, como lo muestran estas imágenes, para atrapar y devorar pájaros

Hace tiempo fueron captadas unas increíbles fotografías que muestran la escena en la que una araña conocida con el sugerente nombre de "tejedora del orbe dorado" (Golden Orb Weaver) se alimenta de un pájaro pinzón de pecho castaño Mannikin. Las imágenes fueron obtenidas en un jardín de Queensland, en Australia, por un aficionado a la observación de los fenómenos naturales. La "aúrea tejedora de orbes" o "tejedora del orbe de seda dorada" , además de tener un nombre que parece salido de las antiguas dinastías chinas, se carcteriza por una telaraña multiproteínica, escrita con pautas zigzageantes (stabilamenta).

Su nombre proviene del color de sus textos, de la filigrana brillante de sus telas teñidas por el sol, y no del color de su cuerpo. Es raro que estás arañas atrapen pájaros, normalmente se alimentan de insectos grandes, pero estas fotos demuestran que tienen la habilidad y tamaño suficientes para victimar animales mucho mayores a sus propias dimensiones.La Tejedora del orbe Dorado es famosa por su destreza para hilvanar redes de gran fortaleza que pueden fácilmente soportar el impacto de un pájaro en vuelo que aterriza en el portal geométrico que emana de su telaraña, como el espejo de John Dee.

Joel Shakespeare, quien encabeza el área decicada a los arácnidos del Parque Australiano de Reptiles, afirma que las "tejedoras del orbe dorado" llegan a alcanzar el tamaño de la mano de una persona adulta, aunque los ejemplares de las regiones tropicales del norte australiano pueden llegar a superar esas dimensiones. "No se comerá el pájaro completo. Usa su veneno para desprender los trozos que comerá y el resto quedará como una parcela alimenticia para los próximos días" afirma Shakespeare.

via Raramour

Te podría interesar:

Delfines ensayan lenguaje en común cuando se juntan diferentes especies

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 10/02/2010

Como refinados y conciliadores lingüistas los delfines de especies distintas se comunican en un lenguaje intermedio que puentea sus relaciones.

En la que podría ser la primera evidencia de un animal que modifica su forma de comunicación en la presencia de otra especie, dos especies de delfines lejanamente emparentadas parecen “hablar” un lenguaje intermedio en común cuando se encuentran entre sí. Algo similar a un “delfín” sin acento, o como ocurre entre algunos humanos que hablan el mismo idioma pero también dialectos (aunque claro los humanos, españoles, italianos, etc., son la misma especie).

En las costas de Costa Rica, el delfín Guyana (Sotalia guianensis), de apenas 2.1 metro de largo se encuentra con el delfín nariz de botella(Tursiops truncatus), de hasta 3.8 metros. Ambas especies emiten sonidos únicos, pero cuando se reúnen, cambian la forma en que se comunican y comienza a utilizar un lenguaje intermedio.

Esto plantea la posibilidad de que las dos especies se estén comunicando de alguna manera.

La bióloga marina Laura May Collao, autora de un estudio en la publicación Ethology, sostiene que se sorprendió cuando notó que, a diferencia de lo que esperaba, los delfines no enfatizaban sus sistemas de señales particulares, en cambió modificaban su comunicación a un punto más neutro, como si buscaran una lenguaje universal delfín.

Cuando los delfines nariz de botella nadan juntos, emiten llamados largos, de baja frecuencia, que son modulados.

Por contraste, los delfines Guyana se comunican normalmente utilizando silbidos de alta frecuencia que tienen su particular y propia estructura.

Muchas veces estas especies nadan juntas en un solo grupo. Su interacción, generalmente, es antagonística, dado que los delfines nariz de botella hostilizan a los delfines Guyana, de tamaño más pequeño.

"En vez de eso, las señales grabadas durante estos encuentros se hicieron más homogéneas. Esto fue un descubrimiento que me entusiasmó", agregó la bióloga.

Vía BBC