*

X
Reportes frecuentes de insectos hiperdimensionales nos revelan que posiblemenente nuestra psique simbolize en el insecto el encuentro con la otredad y su propia metamorfosis.

Del otro lado de este fractal del hiperspacio, el doctor Cliff Pickover se hace una buena pregunta: ¿por qué los usuarios del DMT reportan con tanta frecuencia encontrarse en las dimensiones de la dimetiltriptamina con insectos de un aspecto extraterrestre, especialmente mantis religiosas?

"Hay algo en los insectos que paraece extraño a los hábitos, morales y psicología de este mundo, como si hubiera venido de otro planeta, más monstruoso, más energético, más insensato, más atroz, más infernal que el nuestro", Maurice Masterlinck, Premio Nobel de literatura.

Pickover recupera estos relatos de diferentes usarios de DMT (el DMT es un poderoso enteógeno que se produce de forma natural en el cerebro humano y se encuentra en miles de plantas, usado en la ayahuasca):

"Es una meca mental, un excelente punto de referencia para todos los demás psicodélicos. Los que estaban a mi alrededor parecían insectos extraterrestres del espacio. Me di cuenta que todos eran parte de esto, también".

"El avispón vino a mí está vez, me pico mientras estaba impávido. Los insectos son los guardianes ciegos de los secretos de la Tierra".

"Oh queridos lapidarios amigos insectos"

"El corazón de Rex, su centro emocional, estaba siendo consumido por alienígenas en un banquete en su primera dosis, y estaba seguro que se moría".

"Llegue inmediatamente a la fuente, que era un escarabajo de ADN, un constructo, un insecto de imposibles dimensiones, millas y millas en diámetro y circunferencia".

"Adentro habían pequeñas creaturas. No podía decidir si eran mecánicas o vivas, pero se movían como lentos insectos, se veían como hormigas".

Deberíamos de añadir el día en que Gregorio Samsa se despertó para notar que se había convertido en un insecto, aunque no fue el resultado del DMT, nos ubica en esta hiperextraña crisálida interdimensional con la que se enfrenta el usario de DMT, simbolizada en un insecto.

Otros dicen que la relación entre el mantís religioso y el DMT tiene que ver con una especie de extraterrestres que supuestamente existe en nuetsro planeta conocida como aliens mantis religiosa, esto podría ser parte de la litertaura de imaginación que acompaña a los relatos de abudcción. Otra razón de las visiones insectívoras del DMT tal vez podría tener que ver con que los insectos son una especie de naves vivas, OVNIs miniatura, y la cultura trasnfiere estas imágenes a significados y las proyecta en su psique.

Desde la psicología jungiana, pasando por la psicología psicodélica de Mckenna, yo especuló que la visión de insectos de un universo pararalelo tiene que ver con el arquetipo de lo extraño, de lo radicalmente otro, la imagen que en nuestra cultura simboliza lo más bizarro y a la vez fantástico (repugnante y atrayente como un escarabajo esmeralda) es probablemente la de un insecto. El otro candidato a esa sensación de lo otro, es la serpiente y el reptil, que por supuesto abundan en la psicodelia particularmente en la ayahuasca, y que tienen una connotación más sexual. El insecto hiperdimensional que nos encontramos en el viaje de de DMT, como aquel insecto que un personaje de Edgar Allan Poe confundió con un dragón desde un ángulo magnificado, es una encarnación psíquica de la belleza y el pavor que ejerce lo "otro".

El otro, o los otros, que según Sartre es el infierno, pero que ,según Baudrillard, es el cielo, siendo que lo mismo es el infierno: puede ser abominble como el escarabajo de Kafka (cuyas alas no son reveladas) o puede ser esplendente como la mariposa galáctica maya. El insecto es ambos, ese ser multicolor, metálico como una nave espacial, gelatinoso como los líquidos biliales y sexuales. Es también, sobre todo, el transformador, el ser metamórfico que nos muestra que nosotros somos otros.

Reportes de contactos con entidades espaciales en viajes de DMT

Twitter del autor: @alepholo

Te podría interesar:
Un bombardeo de símbolos místicos y psicodélicos como detonador de la conciencia, en el mindsurf del Logos y su caída al mundo de la ilusión; Steve Wilner juega con Jung y con los brujos de la Atlántida en su torre de control, para intentar llegar a una catarsis cósmica

El velo de la ilusión atravesado por visuales hiperspsicodélicos y todo un arsenal de producción de visiones místicas. Un caos de fractales, geometría sagrada y mensajes subliminales, que en su ataque a la psique busca implantar el código de la ascensión planetaria a través de la muerte (ese rito de iniciación).  Steve Wilner, aka Soundless Dawn, maestro de YouTube de videos de conspiración y sincromisticismo hechos como portales o naves psicoactivas, experimenta con un nuevo video sin voz narrativa, "Beyond the Veil Through Black Plasmatic Cosmos", entregándose al reino puro de la imagen: justo ese velo-vórtice-surtidor que es la ilusión del mundo, las fauces fecundas de Maia que generan formas hipnóticas, preciosas seducciones de la materia, pero posiblemente, más allá del velo, más allá de la proyección holográfica, en la enramada de código cósmico, están las claves para descubrir que estamos despiertos en la eternidad comiendo las frutas enteógenas del árbol de zafiro del paraíso.

Extraterrestres grises y reptiles detrás de los sephiroths del árbol de la vida, el ojo que todo lo ve en el templo de Salomon en el hiperespacio, la iglesia masónica de fractales de polvo de estrellas, el sacerdote iluminati de Amen-Ra que hechiza electrónicamente con mass media y prestidigita sigilos con logos corporativos... el apocalipsis anunciado en una molécula de psilocibina, el alquimista que se arroja al abismo de su laboratorio y así vuela solo por el cosmos en su nave nagual de ave fenix. La primera y la segunda Matrix. La confusión pletórica de poderosos símbolos que tal vez para algunas biocomputadoras humanas, en la saturación, en el exceso blakiano de lo sagrado, depuran el entendimiento de que no existe dualidad y todo es parte de un mismo proceso de conciencia.

Según Steve Wilner, "la transferencia deliberada de un deseo a través de símbolos y sigilos con sus significados al subconsciente, así sublevándolos del consciente, es un acto mágico. Bajo la tesis de que el subconsciente es una 'memoria omnisciente' y, siendo cósmica y universal, puede acceder a cualquier fuente de conocimiento, como una serpiente comiéndose la cola sin final en el laberinto de las estrellas".