*

X

El éxtasis (MDMA) acaba con las pesadillas de la guerra

Por: pijamasurf - 07/27/2010

El MDMA parece ser lo más efectivo para acabar con el estrés post-traumático, los veteranos de guerra podrían hacer que se perimita el uso médico de esta sustancia cuyo diseño original tiene que ver con la empatía y la terapia emocional.

Antes de que el MDMA fuera llamado éxtasis como marketing callejero por los dealers, su nombre, revela Bruce Eisner, iba a ser "empatía" (algunas personas clasifican este tipo de drogas como empatógenos). Algunos de los primeros estudios científicos antes de que se prohibiera el MDMA eran encauzados a la terapia, particularmente entre parejas ("la droga del amor": creando un espacio de calor y luz emocional, seguida de la posibilidad del éxtasis). Después se interrumpió el estudio científico como sucede cuando las drogas se vuelven ilegales.

Pero ahora, en un esbozo de renacimiento del estudio de las drogas psicodélicas, se contempla utilizar el MDMA para tratar el trastorno de estrés post-traumático (PTSD, por sus siglas en inglés), particularmente en veteranos de guerra. Un estudio publicado en el Journal of Psychopharmacology mostró que el 80% de personas que padecían PTSD, después de tomar MDMA y recibir terapia dejaron de cumplir con el criterio de este trastorno, mientras sólo el 25% de los que no tomaron MDMA y sí recibieron terapia pudieron superar el trastorno.

Según el estudio, lo que hace el MDMA es proveer una experiencia de lo que se siente la vida sin los efectos del trauma. En este estado un aprendizaje puede ocurrir, una asimilación, una reconciliación. El sistema político que conduce guerras como Afganistán o Irak (en el caso de Afganistá apropiándose de los canales del opio) negaba rotundamente el uso de este tipo de drogas psicoactivas, pero ahora hay tantos soldados padeciendo traumas por estas experiencias que el MDMA podría ser permitido para uso médico. De los raves a las oficinas de terapia.

Actualmente también se empieza a utilizar psilocibina para pacientes en fase terminal como una forma de "bienmorir", terapia de Bardo Thodol. El LSD se está usando en estudios por su efectividad para tratar con los dolores de cabeza en racimo. El ayahuasca y el iboga en el tratamiento de las adicciones y en la curación energética del cáncer. Esperamos que el renacimiento psicodélico siga su curso; al menos que estas sustancias sean usadas como medicinas, la psiconaútica es válida, pero más importante aún es la posibilidad de una medicina energética psicodélica.