*

X

Los niños que saben decir mentiras tienen más probabilidades de tener 'éxito' en la vida

Salud

Por: pijamasurf - 05/18/2010

El mundo parece ser ficción y aquellos que saben navegar con mayor soltura por esta región de la realidad logran convertirse en personas exitosas.

En lo que parecería añadir evidencia a la teoría de que el mundo es ficción, un estudio de la Universidad de Toronto indica que los niños que logran decir mentiras desde los 2 años tienen mayor probabilidad de tener una vida exitosa.

Al parecer la habilidad de decir mentiras prefigura la capacidad de pensar rápido y mantener un proyecto detrás una relación social. Además, mentir involucra múltiples procesos de pensamiento al integrar diversas fuentes de información, manipulación de los datos que genera una ventaja.

Aunque el estudio también parece ficción, el Dr. Kang Lee, director del Institute of Child Study de la Universidad de Toronto, dice: "Casi todos lo niños mienten. Los que tienen mejor desarrollo cognitivo mienten mejor porque saben cubrirse. Más tarde en su vida, se vuelven banqueros ".

El Dr. Lee y su equipo examinaron a más de 1,200 niño entre las edades de 2 y 16, encontrando que los que tienen mejores funciones cognitivas dicen mejores mentiras.

Según sus estudios, la edad más mentirosa son los 12 años, justo la transición hacia la adolescencia. Poco a poco la tendencia cae hasta que los adultos encallan en decir lo que comúnmente se llama mentiras blancas.

Asimismo, la investigación sugiere que no existe una relación directa entre decir mentiras de niño y una tendencia a hacer trampa en exámenes o fraudes en edades más adultas.

Por otra parte, un estudio anterior de la Universidad de Southampton reveló que estudiantes que exageraron sus promedios universitarios en entrevistas luego mejoraron sus calificaciones. La ficción se vuelve autoprofecía.

[Telegraph]

 

Te podría interesar:

Reality Show subastará la virginidad de sus participantes

Salud

Por: pijamasurf - 05/18/2010

Hiperrealidad televisiva: jóvenes australianos audicionan para show que filmará el momento en el que pierden su virginidad.

El circo de la televisión tiene una nueva y extrema atracción: una subasta hecha para la TV de una serie de hombres y mujeres virgenes que tendrán sexo por primera vez con el mejor postor y al parecer serían filmado haciéndolo. Este show busca translimitar las fronteras en las que la virgindidad es vista como un bien material y el sexo con una laxa moralidad y una hiperrealidad que recuerda un poco a los espactáculos romanos, entren el morbo y la provocación como crítica social.

La producción encabezada por el director australiano Justin Sisely originalmente iba a ser realizada en Australia, pero se le amenazó de acusarlo de prostitución, por lo cual se realizará en el estado de Nevada, cerca de la Ciudad del Pecado, donde la prostitución es legal.

Cada virgen recibirá 20 mil dólares más el 90% de lo que arroje la puja, el 10% restante se irá al burdel. Evidentemente Sisely piensa que su reality show-documental, le traerá una fuerte cantidad de ganancias (incluso considera encontrar una distribuidora para hacerlo película).

Entre los participantes vírgenes se encuentran un par de hombres que subastarán su virginidad al mejor postor, sea éste hombre o mujer (aunque sería casi imposible comprobar si estos hombres son en realidad vírgenes). La chica que aparece en el video señala que lo más duro fue decirle a sus padres, y que la razón principal de hacerlo fue para retar a la sociedad, además de una buena forma de perder la virginidad ganando dinero (en vez de borracha en un bar).

El casting duró más de 4 meses y al momento el sitio Fameandfortune.com está buscando un nuevo participante masculino, luego de que uno de sus "estelares" renunciara a aparecer en el programa.

No es la primera vez que la virginidad se subasta, tal es el caso de la modelo italiana Raffaella Fico, que ofreció su virginidad por 1 millón de euros. La ex Grande Fratello dijo a la prensa con frescura: “Si no me gusta, me tomaré una copa de vino y me olvidaré del asunto.” Y su hermano añadió a la puja diciendo que Rafaealla nunca había tenido novio y le rezaba diario al Padre Pio. O una mujer de Estados Unidos con el seudónimo de Nathalie Dylan, que en el 2008 anunció que subastaría su virginidad a través del sitio web de un burdel de Nevada y que estaría recibiendo ofertas de millones de dólares.

Recordemos la máxima que nos dice que hoy en día solo es real lo que aparece en la televisión -en el reino de los sentidos el rayo catódico es rey-; tal vez la virginidad en la actualidad sólo tiene significado si es vista -perderse, sacrificada- a través de una pantalla.

Vía The Sun