*

X
Divinity Lane, Harvard, 1960, un momento especial en la historia. Tim Leary, Richard Alpert, Andrew Weil, Huston Smith, los brillantes y contradictorios miembros de este especial club al cual nos admite el nuevo libro de Don Lettin: "The Harvard Psychedelic Club".

leary

Sí había que estar en algún sitio en 1960, ese hotspot planetario era la Universidad de Harvard. Particularmente en Divinity Lane, donde Timothy Leary, un profesor de psicología, tenía su oficina e iniciaba el Harvard Psilocybin Project. Leary, el gurú del LSD y máximo gestor del movimiento hippie, acababa de regresar de Huautla de Jimenez, México, donde había probado "la carne de dios", los hongos psilocibe, y tenido una experiencia mística que transformaría su vida y acabaría creando una revolución social.

El periodista Don Lettin nos teleporta al interior de lo que sucedía en lo que denomina El Club Psicodélico de Harvard. Cuatro personajes claves: Tim Leary, "The Trickster" (intraducible, especie de brujo que eseña a través de trucos) Richard Alpert "The Seeker" (El Buscador") Andrew Weil "The Healer" (El Sanador) y Huston Smith "The Teacher" (El Maestro).

jamesk_harvard-psychedlic-club_63878_sm

Richard Alpert, también profesor de psicología de Harvard (y homosexual de closet, según revela el libro) fue convertido a las maravillas ocultas de los psicodélicos por Tim Leary y junto con él encabezó el proyecto de investigación con psicodélicos de Harvard. Alpert, más tarde, iría a la India y regersaría como Baba Ram Dass. En 1971 escribiría el best seller "Remember Be Here Now". Dejando los drogas, es uno de los responsables en popularizar en Occidente el misticismo oriental.

Andrew Weil, alumno de primer año en Harvard cuando se llevaba a cabo el Harvard Psychedelic Project. Buscó a Leary y a Alpert para participar en el proyecto, pero estos le negaron los psicodélicos, argumentando que la Universidad había prohibido la participación de alumnos que no estuvieran en la maestría. Weil logró conseguir mescalina y realizó su propios experimentos. El libro revela que Weil provocó en buena medida la expulsión de Leary y Alpert de Harvard (aunque oficialmente Leary fue expulsado por faltar a sus clases). Al parecer Weil sólo sigió las primeras dos partes del axioma contracultural de Leary: "Turn on, tune in..." pero no el "drop out" y se recibió de Harvard en medicina. Andrew Weil en la actualidad es una de las máximas autoridades en medicina alternativa en el mundo, creando lo que llama la medicina integrativa.

Huston Smith, profesor de la Universidad de MIT en Estudios Religiosos en ese momento, participó en los estudios con enteógenos en Harvard por la intercesión de Aldous Huxley. Es condiderado una de las máximas autoridades en religión en el mundo: su clásico "World Religions" es uno de los libros de cabecera en religión comparativa.

Por supuesto, la atracción central del "Harvard Psychedelic Club" es viajar al centro del mandala de uno de los personajes más complejos y magnéticos de la ultima étapa de este planeta, Mr. Timothy Leary.

Tim Leary, que también fue expulsado de West Point, el Dr. Rebelde que buscaba encender a todo un país y para ello no dudaba en utilizar las mismas tácticas subversivas que utilizaba el gobierno para controlar a la gente... Leary, el primer shamán electrónico, que se sirviera de la teoría de medios de Mcluhan para reiventarse como un nuevo dios mediático e intentar curar así a una sociedad neurótica: "The media is the massage"... Leary quien fuera llamado por Nixon "el hombra más peligroso del mundo" y escapara de la cárcel como un superhombre para luego ser encarcelado de nuevo y ¿tener que venderle su alma a la CIA? Leary quien diseñara un sistema para desprogramar el cerebro y utilizar el poder de los billones de estrellas que habitan en las neuronas... El eterno seductor: el eterno gusasón; quien seduciera a Ginsberg, a Burroughs y a Lennon, dosificando a las mentes más brillantes de su generación para ver después como se destruirían (o serían destruidos por el sistema que no soporta la luz, porque es un vampiro)... Tim Leary, quien cruzara los límites de la moral y el espacio sideral en un viaje de amor y ego y fornicara con la mujeres más lindas de California con gotas de LSD y tantra y arcoiris y eso es lo que se llama una buena fiesta pero que que acabaría siendo el peor enemigo de la exploración científica psicodélica que era de lo que se trataba todo en un inicio, que fue prohibida por más de 40 años hasta estas últimas fechas que se empieza otra vez a liberar...prohibida por la energía que libera en la gente, prohibida por los excesos de Leary que llegó demasiado rápido al palacio de la sabiduría.

Harvard, aunque parte del "establishment", se caracteriza por ser progresista y tenía en épocas de Leary en la facultad de psicología el brillante linaje de Henry James, quien experimentara con óxido de nitógeno (el gas feliz) y dijera en oro de tiempo: "La sobriedad disminuye, discrimina y dice no; la embriaguez expande, une y dice sí". El óxido de nitrógeno estimula "la conciencia mística de una forma extraoridnaria". Leary citaba a James y navegaba su bandera en un principio para obtener fondos.

Así describe Leary en el libro de Don Lettin su investigación:

"Sí", dijo Leary, "Huxley zanjó el camino. Sabes, no tenía ni idea del potencial que tiene esta investigación hasta que tuve mi primera experiencia con hongos psilocibe este verano.En el fondo, tienes que entender que no se trata de un ejercicio intelectual. Es experiencial. Es, y casi me avergüenza decirtelo, religioso. Pero es más que religioso, es despampanante. Te muestra que el cerebro humano tiene posibildiades infinitas. Puede operar en dimensiones de tiempo-espacio que jamás imaginamos. Siento que he despertado de un largo sueño ontológico".

Huxley había escrito el clásico libro "Las Puertas de la Percepción", después de experimentar con mezcalina, por cierto una recomendación de "La Gran Bestia", Aleister Crowley. Como antecedente hay que citar a Gordon Wasson y camino a Eleusis que lo llevó con Maria Sabina.

El entusiasmo absoluto de Leary por los psicodélicos lo llevo a dosificar con psilocibina y LSD a prisioneros para "decriminalizarlos". El experimento Concord logró que sólo regresaran 25% de los prisioneros que salieron de la cárcel y tomaron psilocibina. El promedio era del 64%. Lamentablemente este tipo de experimentos no pueden ser realizados hoy en día (o solamente por el gobierno de Estados Unidos que utilizó (o utiliza) drogas psicodélicas enexperimentos de control mental).

leary-harvard

Pese a pasar varios años en la cárcel, utilizar enormes cantidades de drogas y ser marginado del mainstream, Tim Leary jamás perdió la, la vitalidad, la lucidez y la alegría. En su vejez sigió siendo un pionero de la nueva psicodelia, la ciberdelia: el internet como el cerebro global electrónico . Pionero también de la exploración mental del espacio exterior con su programa SMILE y del transhumanismo. Parte de las cenizas de Tim Leary fueron arrojadas al espacio.

El libro "Harvard Psychedelic Club" nos lleva más cerca que nunca a la vida de estas grandes personalidades y al momento en el que sus vidas tomarían vuelo: 1960-1963, Cambridge, Massachusets, un momento especial en la historia. Nos gustaría haber estado ahí.

Sin embargo, más allá de las drogas y la excitación del principio nos quedamos con lo que dice Huston Smith, el académico místico:

"La verdadera prueba del espíritu de una persona es la forma en la que vive su vida. Es lo que pasa después del extásis".

¿Y tu, que también eres Tim Leary, que harás después de la orgía?

Extracto del libro "The Harvard Psychedelic Club"

Entrevista con Don Lettin en Time Magazine

 

Te podría interesar:
Hoy la comunidad psicodélica se sincroniza para fumar DMT e intentar reunirse en el hiperespacio, en lo que se conoce como SHE: un experimento psiconáutico de convivencia en un espacio co-onírico.

Desde hace un par de años se vienen organizando una serie de eventos experimentales entre los más expertos psiconautas de las dimensiones psicodélicas, en los que se ingiere una sustancia de la poderosa familia enteógena de las triptaminas, generalmente DMT, a una hora acordada y se refieren claves para que los participantes se puedan reconocer en el hiperespacio: esta zona holográfica a la que el DMT envía a sus comensales.

Los eventos (SHE: Synchronized Hyperspace Event) generalmente se sincronizan con un evento cósmico para añadir mística, a la ya de suyo mágica experiencia; equinoccios, solsticios, eclipses, suelen ser los portaviones perfectos. En este caso el evento se celebra hoy para recibir el baño lustral del eclipse lunar que ocurrió esta madrugada. Los psiconautas del mundo se alinearán a las 8 de la noche tiempo de su localidad, en un evento sincronizado hiperespacial de tipo oleaginoso, donde según su ubicación planetaria se va haciendo una ola vibratoria en la fábrica del hiperespacio. En otras ocasiones los eventos se organizan para que sean en el mismo instante no obstante la localización.

En el foro DMT Nexus, del cual nació esta singular idea, se recomienda que los participantes se identifiquen antes y escogan un glifo que los acompañe en el hiperspacio para manifestar en su conciencia y ser reconocidos por los otros psiconautas. Algunos de los usarios usan un mandala distintivo, un eneagrama atrapasueños, o algun otro diseño transdimensional.

La idea de este evento sincronizado parte de la peculiar característica que tiene la dimetriltriptamina (DMT: también llamada The Spice: "la llave para viajar en el tiempo") de manifestarse en el cerebro humano con una mitología y una geografía en común a sus usarios. Como si de alguna forma se conectaran a través de una resonancia a un campo morfogenético paralelo a nuestra realidad ordinaria, una especie de limbo fractal hiperpsicodélico regido por sus propias leyes, cercano a una escuela galáctica de demiurgos, que aguarda al interior de nuestra mente, tal vez como una apertura al velo de Isis perforado por la visión penetrante del ojo de la glándula pineal que se enciende por el fuego del kundalini al sintetizarse la dimetiltriptamina.

Si bien el pionero en trazar este mapa hiperespacial fue Terence Mckenna, digamos, el Magallanes de este territorio desconociddo, intrastronauta del bestiario de lúdicas entidades alienigenas multicolores ensayando con el Logos, buena parte de los psiconautas de esta sustancia, que se produce de forma natural en el cerebro humano y se encuentra en miles de plantas y animales, reportan y cartografían un espacio similar, se reúnen con entidades similares y experimentan la misma dinámica de un universo mágico y a la vez engañoso, el dominio del "trickster". El Dr. Rick Strassman cree que tal vez el DMT se produce en la glándula pineal, donde se ubica el terecer ojo en el misticismo oriental, y podría ser la sustancia responsable de generar el contenido visual de los sueños. Así que de cierta forma fumar DMT es fumar "la sustancia de la que están hechos los sueños", fumar ojos de espíritu.

Los elementos centrales de esta dimensión son:

El Crisantemo- (también conocido como El Velo, La Barrera Energética, El Mandala) Este es el portal al hiperespacio el cual debe de atravesarse para llegar "al otro lado ". Se caracteriza por una serie de patrones geométricos intensamente hermosos y coloridos. En una experiencia en la que se logra cruzar, uno se puede sentir como si lo estuvieran empujando a través del mandala, o que el mandala se desintegra. Algunos psiconautas no logran atravesar este flujo inicial de visiones ya que llegan a ser demasiado hermosas y vienen acompañadas de una extraña sensación de pánico existencial, una especie de fulgor intolerable del Ser.

El Domo- ( también conocido como "Un Lugar", "La habitación", "el Patio de los Extraterrestres") Este es el lugar en el que generalmente te encuentras depués de atravesar el útero fractal del Crisantemo. Es descrito generalmete como arqueado o como un domo. Algunos creen que este lugar es la estación de recepción para los viajeros hiperdimensionales, la intención del cual es ser "amigable" para los confundidos seres tridimensionales como nosotros e incluso muchas veces hasta detona un sonido como de aliento, una porra de los duendes como diciendo: lo lograste estas del otro lado. Irónicamente este lugar muchs veces es tremendamente bizarro, las leyes del espacio y del movimiento se transforman de una forma confusa, y las entidades que suelen aparecer juegan trucos con el espacio, el cual a veces es una especie de extensión de su conciencia.

Entidades- (Elfos Mecánicos, Aliens, Insectoides, Reptilianos, Payasos, Hadas, Ángeles, Demonios, etc) Estos seres generalmente son encontrados depués de una experienica de cruce, y se manifiestan de diversas formas, a veces con una piel fractal capaz de convertirse en otra especie según su voluntad como naguales del éter; demuestran maestría sobre su forma física e incluso llegan a mostrar este talento a los psiconautas. Muchas veces se intentan comunicar, algo que las primeras veces suele ser muy díficil de lograr. Llegan a enseñarnos un lenguaje endógeno a esta dimensión, el cual según algunos es capaz de crear objetos con palabras: glossolalia, el Logos de Gaia. Pueden ser muy amigables, alegres y amables o contrariamente puden ser aterradores o hasta completamente desinterasados. Existe gran debate sobre si estos seres existen independientes de nuestra mente o son producto de nuestra imaginación o sólo manifestaciones del inconsciente colectivo. También se cuestiona la intención de estas entidades, ya que algunos reportan ser posídos y atacados por estos seres (algunos los culpan de las experiencias reportadas como abducciones extraterrestres) mientras que otros se refieren a ellos como guardianes de un conocimiento o de un portal... ángeles o seres de luz pura que están ahí para enseñar o irradiar amor.

La intención de estos experimentos es la de llegar a un consenso acerca de estos fenómenos, no de probar si son reales o no, lo cual es quizá solo una expresión trivial, una limitación del lenguaje; se intenta tener experiencias colectivas sostenidas en las que los psiconautas puedan realizar algún tipo de operación sobre el hiperespacio percibida por otros psiconautas. Como un sitio en el ciberespacio que no está indexado por Google, con una dirección secreta, visitado por ciertos internautas adeptos que mueven un par de cosas, juegan con el código y algunas veces tiene una rara y significtiva relación en forma de avatares (los cuales tal vez sean sus seres astrales).

Muchas veces esto es la inversión de aquella genial paradoja que planteaba el poeta inglés Samuel Taylor Cooleridge, quien se preguntaba que si uno sueña que está en el paraíso y obtiene ahí una flor y cuando despierta la flor sigue ahí, entonces ¿es prueba de que en verdad estuvo en el paraíso? Aquí se lleva una insignia codificada en la conciencia del navegante desde el mundo de la vigilia para demostrar que es él el que está en esta dimensión onírica, que puede ser el cielo o el infierno, sintetizados en todo su esplendor, avisándole a sus amigos que quiere entablar una comunicación y compartir su experiencia dentro de un mundo que no podría ser más extraño ni más hermoso.

Twitter del autor:@alepholo

Nodo de experiencias colectivas en el hiperespacio

Via Entheogenic Portal