*

X

Seducción a través de la luz: la vida sexual de las luciérnagas

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 07/02/2009

Las luciérnagas escogen a sus parejas por el ritmo o la longitud de su luz; las hembras entablan caprichosas conversaciones con los machos, por horas intercambiando destellos luminosos para obtener información del tamaño del regalo nupcial que recibiran

800px-gluehwuermchenimwald

Para las luciérnagas el sexo es una cuestión de envíar luces en la oscuridad. Las hembras escogen a los machos por su capacidad de hacer luz a ritmos preferenciales: pulsos más rápidos o más largos, según la especie de lampyridae. Aquellos pulsos de luz que les gustan reciben respuesta, coquetamente, como ecos luminosos.

Una hembra puede iniciar diálogos de luz con hasta diez machos en una sola noche y mantener varias conversaciones a la vez. Pero al final sólo se reproduce con un solo macho, generalemente aquel al que le ha respondido más veces. En algunas ocasiones, no sin poesía, su apareamiento puede durar hasta el amanecer, cuando sus luces son devoradas por la luz del cielo.

firefliesMiles de machos pueden competir por una sola hembra, enviando pulsos de luz toda la noche esperando que sus ritmos sean elegidos por la reina luminosa, como cientos de chicos bailando alrededor de una linda mujer en una fiesta, presumiendo sus mejores pasos, a veces bailando con ella o esperando a que deje de bailar con otro chico para prestarles atención y medir su potencial reproductivo a través de la calidad de su luz.

En una especie de luicérngas, las Photinus, la hembra no vuela, pero si responde a los flashes del macho y éste vuela hacia ella para reproducirse, después de haber recibido las señales aprobatorias.

Las luciérnagas son una especie de escarabajos alados bioluminiscentes, parte de la familia de los coleopteros. Existen más de 2000 especies de luciérnagas en todo el mundo. Y varían enormente.

"Hay especies que producen flashes cuando son adultos, y hay algunas que solamente brillan cuando son adultos. Y luego existen algunas especies que no producen ninguna luz cuando son adultos", dice la Dra. Sara Lewis, quien le ha dedicado gran parte de su vida al estudio de las luciérnagas.

Estudiando el ADN de las luciérnagas se puede ver cómo ha evolucionado su luz (generalmente verde, amarilla o rojo pálido, según la especie). El ancestro común de las luciérnagas de hoy probablemente sólo producía luz en estado de larva. En la actualidad todas las luciérnagas en estado de larva siguen brillando como advertencia a posibles depredadores.Las larvas producen unos químicos amargos que las hacen una comida bastante desagradable.

La luz, de ser una advertencia, evolucionó a ser una llamada de apareamiento (una enzima, luciferase , en la cola de las luciérnagas produce una reacción química que genera luz).

La Dra. Lewis, capaz de hablar el lenguaje de las luciérnagas , cree que la selección de los destellos de luz por parte de las hembras podría tener que ver con una forma en la que averigua el tamaño del "regalo nupcial" que el macho tiene. Nadie había encontrado la existencia de este regalo nupcial en las luciérnagas, que consta de paquetes de proteína inyectados de esperma, los cuales yacen dentro del abdomen del macho enredados en forma de espiral. "Son sumamente bellos", dice la Dra. Lewis.

30fireflies1-650

En una especie de luciérnagas Photinus greeni existe una correspondencia entre la notoriedad de los flashes luminosos y el tamaño del paquete que guarda el macho, pero en otra especie Lewis no encontró relación. El regalo nupcial puede duplicar la cantidad de huevos que la hembra produce durante toda su vida.

La Dra. Lewis investigando el por qué las luciérnagas no han evolucionado su llamado reproductivo y generado luces más eficientes, descubrió que existe una especie de luciérnagas más grandes, Photuris (conocidas como femme fatale fireflies en inglés) que se alimenta de otras luciérnagas, reacciona pulsos luminos conspicuos, similares a los que algunas hembras prefieren e imita sus pulsos de luz para atraer a los machos. En ese caso, la atracción de la luz puede ser fatal.

Se podría trazar un paralelo en la reproducción de las luciérnagas con los seres humanos, podemos imaginar una sociedad espiritual de humanos altamente evolucionados, similar a la de las luciérngas, donde la percepción del cuerpo luminoso de los hombres o inclusos sus frecuencias lumínicas sea lo que defina la selección de su pareja por parte de una mujer. La luz como prístina energía erótica danzando en la oscuridad, la seducción infalible.

Vía New York Times: Blink Twice If You Like Me

Te podría interesar:

The Cove: un documental sobre la matanza de delfines en Taiji, Japón

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 07/02/2009

matanzadelfines1

The Cove es un nuevo documental de investigación sobre la brutal cacería de delfines que se realiza en el pueblo costero de Taiji, Japón todos lo años. El documental, presentado en el festival internacional de Sundance 2009 y donde obtuvo el "Audience Award", es un thriller que muestra la historia de un grupo de valientes y organizados activistas ambiéntales que tratan de enseñar al mundo una de las cacería más brutales y sangrientas de mamíferos en el mundo, algo similar a lo que le ocurre en la Península del Labrador y de Newfoundland a cientos de miles de focas, de entre 12 días y 12 meses de edad, que son muertas a palos. A diferencia del caso de las ballenas, que desde 1986 existe una prohibición para su caza comercial, los delfines de las costas de Japón y el Mundo no tienen ninguna clase de protección. Además de la cacería, entrenadores de todo el mundo hacen fila en este pueblo costero japonés para poder comparar los especímenes que llenarán los acuarios y los "Sea World" del mundo. El gran pecado de los delfines es el parecer tener una sonrisa permanente, víctimas pues de su belleza y nobleza. Los delfines son el principal negocio de los habitantes de Taiji. Los acuarios llegan a pagar hasta 150 mil dólares por animal, los que no tienen la suerte de ser seleccionados son muertos por su carne de la manera más primitiva, sin un mínimo de consideración al sufrimiento. El rojo de su sangre pinta el mar en el que nadan desconcertados. El gobierno japonés calcula que alrededor de 23,000 delfines son muertos cada año y argumentan que el consumo de su carne, a pesar de contener altísimo niveles de mercurio, es una institución cultural. Curiosamente en Japón la venta de tabaco a menores de 20 años está estrictamente prohibida. The Cove fue dirigida por Louie Psihoyos, un fotógrafo para National Geographic, y presenta el activista Ric O'Barry. Sin embargo, los delfines no son los únicos mamíferos en peligro por la cacería en el Japón. Sin bien existe una prohibición de la caza de las ballenas desde 1986, alrededor de 1200 de estos animales se cazan en las aguas del Pacífico y del Ártico. En Japón la caza de ballenas es legal por motivos culturales y razones supuestamente científicas. ¿Hasta dónde el limite de los uso y las costumbres? La revista Foreign Policy nos muestra un collage de fotografías, terriblemente gráficas, de la caza de la ballena y su procesamiento en el Puerto de Wada Port cerca de Tokyo, uno de los cinco puertos en el Japón en donde la cacería de ballenas es legal.

ninosconballena

The Cove Discover Magazine Foreign Policy Matanza de Focas en Canadá