*

X

La fascinante inteligencia de los cuervos

Por: pijamasurf - 07/08/2009

No sólo son el ave más inteligente (capaces de usar herramientas, reconocerse en el espejo, evolucionar al lado del hombre), son también el ave más hipnótica y misteriosa
1_cuervo-inteligencia

El cuervo es un ave de leyenda, inigualable en la naturaleza por su oscuro magnetismo, zorro del aire, siempre temido y respetado. Desde las fábulas de Esopo a la trágica película The Crow, donde Brandon Lee perdió la vida, la cultura popular, el arte y la magia han encontrado en el cuervo un símbolo sin par.Y ahora la ciencia alcanza a la intuición milenaria, descubriendo la inteligencia superior entre las aves de la familia de los córvidos.

La increíble capacidad adaptativa de los cuervos (Corvus corax) ha maravillado últimamente a la comunidad científica al demostrar que son capaces de utilizar herramientas y de encontrar soluciones complejas a los problemas que se enfrentan diariamente. No por nada se han expandido al igual que el hombre y las ratas (y las medusas en el mar), habitando casi la totalidad del planeta, modficando sus hábitos alimenticios, como una dinastía de poder superviviente.

El tamaño del cerebro de los cuervos es proporcionalmente equivalente al cerebro humano. Las urracas, de la familia de los córvidos, al igual que los delfines, los chimpances y los elefantes, han pasado el examen del espejo, demostrando que tienen conciencia de sí mismas.El cuervo de Nueva Caledonia demuestra una fascinante capacidad de usar herramientas y formar conexiones lógicas. Se ha observado que los cuervos son capaces de fingir y engañarse entre sí para obtener o proteger su alimento. Los cuervos, como los péricos poseen una enorme capacidad para imitar sonidos y vocalizar, llegan a manejar una respetable cantidad de palabras del lengujae humano (¿cuántos humanos existen que puedan hablar cuervo, si no contamos a los brujos?).

El hacker Joshua Klein incluso ha llevado a los cuervos a las vanguardistas conferencias de TED: tecnología y simbiosis córvivda para el futuro místico práctico de la humanidad.

En la Universidad de Washington hicieron un experimento donde unos estudiantes capturaron unos cuervos en el campus y y tras realizar un breve estudio los dejaron ir. Poco depués cuando los estudiantes recorrían su universidad estos cuervos les graznaban cuando los veían y volaban alrededor de ellos, y así hasta que se grauduaron. Pero increíblemente cuando regresaron tiempo después, los cuervos seguían reproduciendo su conducta de asedio y reconocimiento, tal vez castigándolos por haber experimentado con ellos.

En Japón los cuervos han desarrollado la capacidad de romper nueces dejándolas caer sobre la calle para que las atropellen los coches. Han aprendido también a observar los semáforos para recoger los pedazos de nueces dispersas. Esta conducta se ha diseminado en un periodo corto de tiempo entre una numerosa población de cuervos en las urbes japonesas, probablemente como una muestra más de transmisión horizontal de información a través de resonanica mórfica.

Joshua Klein inclusó ha enseñado a los cuervos a insertar monedas en máquinas expendedoras para obtener cacahuates. Klein bromea que los cuervos podrían ser usados para recuperar la enorme cantidad de dinero que se pierde en monedas de baja denominación tiradas. Con seriedad señala que tal vez podrían recoger la basura después de eventos masivos o encontrar componentes electrónicos reutilizables entre gadgets desechados. Los cuervos serían premiados de la misma forma que cuando arrojan una moneda a una máquina expendedora.

Un usuario de YouTube habla de una amiga que tenía un cuervo mascota que a través de los años le trajo miles de dólares en joyería que robaba a las personas que se metían a nadar a una alberca cercana y depositaban sus valuables en una mesa.(Algo no totalmente inverosímil si se tiene en cuenta la atracción por todo objeto brillante que tienen los cuervos, particularmente los jóvenes, ávidos de descubrir el mundo, magnetizados por el bling: como el asceta en la cueva por la luz).

Si bien estas simpáticas proezas de los cuervos demuestran una notable capacidad adaptativa y transparentan una curiosa inteligencia . Probablemente los cuervos sigan manteniendo su misterio, como los guardianes del atardecer, los ojos de Odin, el ave que no regresó al Arca de Noé, explorando la naturaleza oculta, el negativo del mundo, conversando con brujos que vuelan en ellos, naguales que guardan el fuego plateado de cenizas, que dicen Nevermore, Nevermore en los umbrales de los sueños, que vigilan los cementerios como alquimistas dimensionales robando los tesoros de las tumbas. Herméticos: lapis philosphorum in corvus aeternitas ocultae.

"Grow a crow"

Ride the river… Ride the raven… Because rivers and ravens are writtable creatures, “… and if you know the words that the world is made of…” lenguaje allowing realities, codification of scenaries (thank you writtable creatures) blueblack infinite, teaching, invoquing sky´s highlights,

...in the screen of clouds in the byblos of sky birds write as they ride: "ride the raven together 's... blueblack infinite" system of signs, their flight is collective mind's secret light

...Unity in thought (in a silence kind of way, crows telepathic twilight entangles, rhizome of arms, roots, mandrake blasts, crossfiring synaptic bonanza baraka: the deepest crystal resonance)

(Riveronmirror)

The trickster (Fusion Anomaly) The Raven (poema de Egar Allan Poe) La transformación de Carlos Castaneda en cuervo usando la datura Crows have human-like intelligence (National Geographic) Kafka significa grajilla, un ave de la familia de los cuervos Huginn y Muninn: los cuervos del dios Odin
Te podría interesar:

Las ballenas grises y su conexión humana

Por: pijamasurf - 07/08/2009

Viendo a las ballenas vernos a los ojos ocurre un acto de reconocimeinto, conciencia y una posible hermandad entre especies de tierra y mar; las ballenas grises en Baja California parecen buscar al ser humano ¿pero qué es lo que nos quieren decir?

gray-whale-with-boat

Aunque el hombre ha mermado la población mundial de ballenas, cazándolas por su piel o aceite o por el solo placer de someter a la especie más grande del mundo y ahora incluso llevándolas al suicidio con el demencial sonar de algunos de sus submarinos, la ballena gris parece haberle perdonado y busca su compañía.

Tal vez sea porque la ballena gris es una de las únicas especies de ballenas que se encuentra en una sana cantidad, recuperando su población de tan sólo 1000 ejemplares a tener actualmente 18 mil, después de que fuera declarada en peligro de extinción y en 1937 se prohibiera su caza.

La naciente industria del avistamiento de ballenas tiene en las grises a su máxima estrella, pues estas ballenas no sólo se dejan ver y realizan sus espectaculares saltos hacia la bóveda celeste, sino también se acercan a las lanchas y en algunos casos hasta se dejan acariciar en lo que es descrito como una epifanía casi espiritual, la mirada enorme y bondadosa de la ballena reconociendo en la mirada del hombre un amigo.

Un excelente artículo de The New York Times narra una serie de experiencias entre pescadores, guías de turistas y biólogos marinos en las costas de Baja California, en las que se puede observar una aceptación de las ballenas grises a la presencia de los humanos, algo que no sucedía antes y que pareciera indicar que las ballenas grises han llegado a considerar las aguas de Mar de Cortés y del Océano Pacífico de Baja California como una zona segura.

El hijo de Pachico Mayoral, Ranulfo, narra como su padre hace cerca de treinta años estaba pescando en su lancha cuando una ballena se le acercó y se posicionó debajo de su lancha elevándola y llévandola por unos momentos a través del océano. Pachico tuvo que aceptar "que ella era la jefa". Una experiencia como la que se describe en "Las mil y una noches", cuando Sinbad y su tripulación acamparon en una pequeña isla para darse luego cuenta que era una ballena que los llevaba a través del mar. La ballena como la "tierra en movimiento" del escritor de Paradise Lost, John Milton.

En los 70s en la Laguna San Ignacio las ballenas grises eran tremendamente temidas, pero desde experiencias como la de Pachico, en las que las ballenas empezaron a transmitir su amabilidad, su interés por "conectar" con el ser humano, las cosas han cambiado.

El reportero Charles Siebert del New York Times describe como pudo acariciar a una ballena gris y a su cría, las cuales reconoció de un día anterior, como si las ballenas se acordaran de él, "como si se estuvieran mirando en el espejo".

Siebert también narra la experiencia de unos buzos al este de las islas Farallones, en la que una ballena jorobada hembra se quedo atrapada en un hilo de pesca para cangrejo, cientos de metros de cuerda de nylon se enredaron en la boca de la ballena. Los buzos la rescataron cortando el hilo y al liberar a la ballena, ésta, conspicuamente alegre, empezó a dar círculos de júbilo alrededor de ellos, acercándose a cada uno y frotándolos gentilmente. El buzo que había cortado el hilo de su boca recuerda que el ojo de la ballena lo seguía todo el tiempo y relata que nunca se le olvidará su mirada.

Alberto Haro Romero le contó al escritor del New York Times de algo que vio hace apenas unos meses mientras estaba en un kayak cerca de Cabo San Lucas. Un grupo de ballenas grises migrando hacia el sur se vio rodeado y atacado por unas ballenas piloto. De la nada apareció un grupo de ballenas jorobadas -que como las grises son ballenas de la familia balaenopteridae- e inicio un contraataque altamente organizado para rescatar a las ballenas grises. "Una ballena (Balaenopteridae) respondiendo por otra. Fue algo como tribal", dice Haro Romero.

Lo interesante de estos casos es que nos revelan poco a poco a las ballenas como seres inteligentes capaces de expresar emociones que describiríamos como humanas. Científicos han documentado el uso de herramientas y de estrategias cooperativas de caza entre las ballenas. Algunas ballenas velan a sus compañeras muertas. Y nuevos estudios revelan que las ballenas forman complejas relaciones sociales y tienen una cultura particular. Se han encontrado en las ballenas grandes concentraciones de neuronas conocidas como "spindles" - a las que muchas veces se refiere como las neuronas que nos hacen humanos ya que están ligadas a funciones cognitivas como la conciencia, la compasión y la expresión lingüística- además estas células cerebrales evolucionaron en las ballenas hasta 15 millones de años antes que en los humanos. Así que si las ballenas son conscientes, lo son desde mucho tiempo antes que nosotros.

Tal vez las ballenas nos quieren decir algo y se nos acercan para que descifremos su lenguaje, tal vez son, como para Jonas, una puerta para entender el mundo y renacer a una nueva armonía con la naturaleza.

Watching Wales Watching us

Haz como los delfines y aprende a ver sin ojos

Whales Might Be as Much as People as Apes Are

Cómo suena ser ballena

Sonidos de ballenas jorobada(cierra los ojos)