*

X
El comediante Joe Rogan, conductor de Fear Factor y miembro del cast del sitcom Newsradio, alaba al psicodélico más potente y misterioso que existe en el planeta, el DMT (dimetiltriptamina)

Joe Rogan, a quien tal vez puedan recordar por su aparición en el programa de comedia Newsradio o por ser conductor del programa Fear Factor, es sorprendentemente partidario del psicodélico más potente que existe, el DMT, (dimetiltriptamina).

joe-rogan

Como pueden escuchar en la entrevista realizada en un programa de radio, Joe Rogen entra en un furor verbal elogiando las propiedades alucinógenas de esta misteriosa substancia que ocurre naturalmente en el cuerpo humano y en miles de plantas.

"El DMT es como los hongos sólo que multiplicado por un millon de extraterrestres".

"Comunciarlo es como explicarle un kaleidoscopio a un ciego"

"Es como tener una reunión con una energía divina, amorosa luminosa, omnisapiente... es increíble que alguien pase su vida sin experimentar esto".

El DMT está clasificado como una sustancia de clase A, prohibida desde 1970 en Estados Unidos. Y por esta razón su estudio ha sido obstaculizado, pero el Dr. Rick Strassman de la Universidad de Nuevo México logro realizar una serie de estudios, en la década de los 90, administrando la sustancia a una serie de sujetos en circunstancias controladas.

Strassman tiene evidencia que apunta a que el DMT es producido en la glándula pineal, la glándula que secretaba "espíritus" para Rene Descartes. Y conjetura que el DMT, o su variante también producido en el cerebro y en el tejido del ser humano, el 5-MeO-DMT, es generado al nacer y al morir. Esto a partir de una relación entre las experiencias cercanas a la muerte y a los viajes de DMT. Otra realción común observada es entre los viajes de DMT y la supuestas abducciones extraterrestres.

Con tan sólo fumar 40 miligramos de DMT o inyectarse (no es activo vía oral al menos de que se tenga un inhibidor de MAOI) un sujeto se ve propulsado a un trance instantáneo en el que pierde noción de su cuerpo y entra en una dimensión mental que, según se reporta, está iluminada por una compleja geometría fractal, muchas veces con tintes espirituales y en la que a veces aparecen entidades independientes que interactuan con el psiconauta y muestran algun tipo de habilidad psíquica. Los efectos de la sustancia duran entre 5 y 10 minutos si es fumada. Y generalmente en 15 minutos está completamente recuperado fisiológicamente de los efectos.

Lo sorprendente de está mólecula es que repetidamente sus usuarios reportan experiencias similares, como si tuviera una cosmogonía propia, una especie de sello arquetípico grabado en su neurotransimisión.

El DMT es la sustancia activa utilizada milenariamente por los indígenas de la Amazonia en el brebaje de la ayahuasca y presenta una similaridad molecular sobresaliente con la serotonina, el neurotransmisor encargado de regular los estados de ánimo, así como con el psilocibe, el alcaloide que se encuentra en los hongos alucinógenos.

Hasta ahora la ciencia no ha definido una razón evolutiva para la existencia de estos alcaloides alucinógenos, lo cuales no parecen cumplir ninguna función práctica en los organismos donde se encuentran. Algunas teorías apuntan a que su existencia podría tener que ver con una capacidad de interacción entre distintas especies, una especie de mólecula comunicante.

Otra de las funciones que se estudian en relación al DMT es su posible acción como regulador químico del contenido visual de los sueños, particularmente de los sueños profundos de R.E.M."De la misma forma que un sueño se desvanece, un viaje de DMT se desvanece", dice Terence Mckenna.

La extracción del DMT de decenas de plantas bastante abundantes en gran parte del planeta es un proceso químico relativamente simple, el cual puede ser realizado sin la necesidad de un laboratorio o grandes conocimientos químicos. El 5-MeO-DMT, una sustancia legal en buena parte del mundo, puede ser extraído del veneno del sapo de Sonora, el Bufo Alvarius.

Según Strassman existe un paralelo entre el budismo tibetano que habla de que la mente se separa del cuerpo en 49 días y el hecho de que el DMT se produce en el feto humano en su día 49, pero evidientemente esto es una especulación metafísica. Al igual que la que relaciona a la glándula pineal con el tercer ojo, el ojo espiritual.

¿Puede estar el espíritu soñando en una mólecula?

"Para aquellos que aún intentan aplastar el ego en el olvido y descubrir el extremo mismo de lo que significa ser capaz de sentir, la DMT es la única respuesta… no puede ser descrita en términos de magnitud, resulta más sensato concebirla como una verdadera llave hiperdimensional." Douglas Rushkoff Cyberia

Vía Media Mafia

Sarpa salpa el pez que produce alucinaciones y otros animales psicoactivos

Erowid DMT Vault

DMT: The Spirit Molecule

Ayahuasca: The Cosmic Serpent

Mindsurf: DMT

Plantas que contienen DMT

Te podría interesar:
Un estudio científico demuestra que el cerebro empieza a alucinar después de 15 minutos de aislamiento sensorial ¿qué nos dice esto de la naturaleza de la realidad, la mente y la locura? Sumergirse en la oscuridad y alucinar puede ser también desentrañar la naturaleza del sueño llamado universo

alucinaciones-cámaras de aislamiento

Para alucinar sólo hay que salirse del mundo de los estímulos por 15 minutos y el cerebro empieza a reconstruir la realidad proyectando su propia fantasmata.

Un estudio realizado por Oliver Mason del University College London con 19 voluntarios (clínicamente sanos) instalados en cámaras de aislamiento (anecoícas) desprovistas de luz y sonido demostró que con ese fractal de tiempo, apenas una rebanada de hora, la gente empieza a generar alucinaciones, no tan distintas de los que se conoce como psicosis. Es una tenue línea lo que nos mantiene en el mundo real, casi una conspiración de los sentidos que nos sostiene como un axis en la percepción colectiva.

Mason y otros científicos ven las alucinaciones como un error de percepción, el cerebro "confunde la fuente de lo que percibe", una falla de monitoreo.

"La privación de estimulos sensoriales es un análogo naturalístico de drogas como la ketamina que actúa como un contexto que induce a la psicosis", dijo Mason a la revista Wired.

Los voluntarios del estudio reportaron percibir "rostros", una hipersesensibilidad a olores y un par hasta dijeron notar "una presencia maligna". ¿El hombre inventa al diablo a partir de la oscuridad?

(El filósofo y matemático francés Blaise Pascal alguna vez dijo con prístino asombro asomándose al cosmos por la puerta interior: "El silencio eterno de esos espacios eternos me aterra").

No obstante, casi todos dijeron percibir "algo muy importante o especial" dentro del experimento. Es esto lo más interesante, que tal vez se les escapa a los científicos, las alucinaciones nos revelan algo esencial a nuestra naturaleza, no tanto las visiones que tenemos, sino aquello que nos hace ver y cómo lo que vemos posiblemente en la realidad cotidiana también es una alucinación. "El misterio no es lo que percibimos, sino aquello que nos hace percibir", dice Carlos Castaneda, a través de su Sócrates, Don Juan Matus. Alucinar nos acerca como un manual operativo a la naturaleza de la percepción, a la construcción de la realidad a través de la mente. Tal vez si sabemos alucinar podemos transformar la realidad a voluntad y sintonizar otro mundo, un mundo afin nuestro deseo profundo de crear.

El pionero en el estudio de las cámaras de aislamiento, popularmente conocidas como flotarios y accesibles en las grandes urbes para los psicoturistas, es indudablemente el Dr. John Lilly, quien experimentara con psicodélicos (LSD y ketamina) en situaciones de cero estímulos para desentrañar el código de programación de la "biocomputadora humana" y autoreprogramarla. Las submersiones al mar silencioso de la conciencia de Lilly inspiraron la película de Ken Russell "Estados Alterados"

En sus múltiples viajes en la cámara de aislamiento, Lily descubrió que el cerebro humano es como una tabula rasa propensa a la programación, un organismo tanto mimético como memético que adopta con enorme facilidad cualquier código transmitido y lo replica. Por supuesto el lenguaje es el elemento programativo por antonomasia. La historia del hombre (esa pesadilla de la cual intentamos despertar ,según James Joyce), desde el reptil al microchip, es la historia de la programación mental.

El misterio más grande es descubrir si dentro de esta alucinatoria y programativa historia de la realidad hay una piedra angular, un espíritu en la máquina que trasciende nuestras tergiversaciones. En algunos de sus más profundas excursiones psiconáuticas Lilly (el lirio en el pozo de Brahma) se encontró con una suprainteligencia, que llamó "El Hacedor de Estrellas", el programador de la matriz, que se proyecta a sí mismo como el código del universo:

There may be other controls and controllers, which, for convenience, I call supraself metaprograms. These are many or one depending on current states of consciousness in the single selfmetaprogrammer. These may be personified as if entities, treated as if a network for information transfer, or realized as if self traveling in the Universe to strange lands or dimensions or spaces. If one does a further unification operation on these supraself metaprograms, one may arrive at a concept labeled God, the Creator, the Starmaker, or whatever. At times we are tempted to pull together apparently independent supraself sources as if one. I am not sure that we are quite ready to do this supraself unification operation and have the result correspond fully to an objective reality.

Proponemos experimentar con alucinaciones naturales: el primer ejercicio es apretar los párpados con los ojos cerrados con cierta fuerza hasta generar los fractales de fosfatos, similares a los girasoles de oxígeno conocidos como basura en los ojos. Permanecer en silencio contemplando estas imágenes geométricas por un par de minutos.

Vía Wired

Leer el texto completo de Jonhn Lilly: Programming and Metaprogramming in the Human Biocomputer

Programación mental en Pijama Surf

Twitter del autor: alepholo