Calculan que el 60% de los hombres de Occidente serán infértiles para 2060

Por si no fuesen suficientes los potenciales escenarios distópicos que nos esperan, incluidas epidemias, falta de recursos naturales vitales o apocalípticas oligarquías, de acuerdo con un estudio reciente, es probable que pronto la infertilidad sea una condición mayoritaria entre los hombres.

El pronóstico anterior resulta de un cálculo que considera el conteo de esperma producido por un hombre promedio, en Occidente (Europa, Norteamérica y Australia), durante las últimas 4 décadas; la cantidad, por cierto, se ha reducido a la mitad. Lo anterior, curiosamente, no ocurre en África, Asia ni Sudamérica. 

De mantenerse esta tendencia, según advierte el profesor de medicina reproductiva de la Universidad de Dundee, Chris Barrat, para el año 2060 la mitad de los hombres occidentales no será capaz de producir la suficiente cantidad de espermatozoides para alcanzar la fertilidad –aunque otros estudiosos cuestionan tal conclusión, aludiendo a que la cantidad de espermas producidos no es necesariamente proporcional al nivel de fertilidad.

En todo caso, Barrat insiste: "Si la información del conteo de espera es extrapolada a su conclusión lógica, entonces los hombres tendrán poca o nula capacidad reproductiva a partir de 2060".

El punto importante aquí, independientemente de si seremos o no fértiles (lo que, al parecer, sigue siendo una especulación en ambos sentidos), quizá sea entender qué es lo que ha causado esta disminución sistemática en la producción de espermas entre los hombres. Y la respuesta apunta sobre todo a facetas como la alimentación (asociada a la falta de ciertos nutrientes esenciales y al cada vez más común sobrepeso), así como al contacto con partículas contaminantes, no sólo atmosféricas sino también presentes en muchos de los artículos de uso cotidiano (por ejemplo, la ropa de material sintético, productos de limpieza y aseo, etcétera).

Definitivamente, algo no está bien en nuestros hábitos...

© 2017 - pijamasurf.com Todos los derechos reservados