Gobierno de México paga millones de dólares a empresa israelí para espiar smartphones

Un reciente artículo del New York Times denuncia que el gobierno mexicano ha empleado desde hace tres años los servicios de una compañía israelí de ciberespionaje. NSO es el nombre de esta empresa que cobra 650 mil dólares por intervenir completamente un teléfono mediante su producto estrella, un software llamado "Pegasus". Esto implica, de acuerdo con la propia compañía, tener acceso a su historial de navegación, correos, SMS, chats, correos y lista de contactos, además de compilar todos los contenidos generados mediante la cámara y micrófono del teléfono. 

Si bien esta modalidad de espionaje debe ser muy popular entre gobiernos alrededor del mundo, el problema es que en este caso también se denuncia que estos servicios fueron utilizados para hackear el teléfono de al menos un periodista: Rafael Cabrera, quien curiosamente participó en la investigación sobre uno de los muchos episodios lúgubres de la administración de Peña Nieto, concretamente, en el que se refiere a la "Casa Blanca", presumiblemente un acto de corrupción que involucra al contratista predilecto del gobierno mexicano, Grupo Higa, y a la propia primera dama, Angélica Rivera. 

Fiel a la disociación de la realidad que caracteriza al gobierno de México, Ricardo Alday, el vocero de la embajada de México en Estados Unidos alegó: "Nuestro sistema de inteligencia está sujeto a la legislación vigente de México y cuenta con autorización legal. No son usados contra periodistas o activistas". 

Obviamente, o el New York Times o el gobierno mexicano están mintiendo. Dejamos a tu consideración determinar quién.

© 2017 - pijamasurf.com Todos los derechos reservados