*

X

¿Experimentas menos déjà vus? Te estás haciendo viejo

Ciencia

Por: Pijama Surf - 05/12/2017

Los estudios muestran que conforme envejecemos, la sensación de déjà vu es cada vez más esporádica

Puede ser el momento más cotidiano, y, de pronto, sientes el extraño misterio de reconocer exactamente eso que estás viviendo, con todo y las sensaciones involucradas. Si estás en un lugar muy familiar, podría parecer algo normal, pero sabes que la sensación es distinta, una especie de certeza sobre el pasado de la experiencia.

Esta sensación ha sido vivida por prácticamente todas las personas. Conocida como déjà vu (que en francés significa lo “ya visto”), está asociada a una especie de "reinicio" que hace la mente para poner a prueba su capacidad de memoria y comprobar que funcione perfectamente (mientras hace asociaciones de recuerdos, entonces sientes este fenómeno). Esta sensación se suma a otras por el estilo como el jamais vu (nunca visto) que refiere, al contrario, a la sensación de extrañeza de algo sumamente familiar, o el déjà entendu, la sensación de que ya hemos escuchado y asimilado algo que oímos.

Aunque el déjà vu es un fenómeno generalizado tiende a disminuir con la edad, y diversos estudios vinculan este decrecimiento a la dopamina, neurotransmisor cuyos niveles son más altos en el organismo de personas de entre 15 y 25 años.

Con el tiempo, también el cerebro deja de hacer con tanta frecuencia este tipo de revisiones. Al respecto, el neurocientífico de la Universidad de Saint Andrews Akira O’Connor explica:

Podría ser que algunas personas tuvieran una menor tendencia a detectar errores en sus recuerdos. 

También el déjà vu tiene que ver con la tendencia asociativa de la mente. Buscamos patrones y referencias que ya traemos para entender la realidad, y en este escaneo de recuerdos es cuando se presenta. Algunos científicos más aventurados, como el físico teórico (especialista en la teoría de cuerdas) Michio Kaku, apuntan a que el déjà vu podría ser una especie de recuerdo de una vivencia pasada en una dimensión que no es esta.

Lo cierto es que mientras más viejo menos de estas experiencias tendrás, y también que, no obstante las explicaciones científicas, siempre queda una sensación de misterio respecto de esta vivencia.

Sobre la anomalía de los cristales de tiempo que rompen la simetría del espacio-tiempo

Ciencia

Por: PijamaSurf - 05/12/2017

La diferencia que marcan los cristales de tiempo reside en el movimiento de sus iones, los cuales pueden moverse independientemente de su contenedor

Frank Wilczek, físico teórico y ganador del premio Nobel, conmocionó al gremio científico proponiendo que los cristales de tiempo eran unas estructuras hipotéticas que parecían moverse a pesar de tener un estado mínimo de energía. Pese a que esta teoría violaba la simetría fundamental de la física, en la cuarta dimensión –el movimiento del tiempo– un cristal se materializa con la habilidad de contener el tiempo como un reloj. Sin embargo, hasta ahora no existía una manera de comprobar que en esta dimensión tuvieran una forma física. 

En el 2012, Wilczek y su grupo de físicos teóricos del MIT hicieron un experimento en el que usaron un objeto que pudiera tener un movimiento duradero por períodos movedizos y luego regresara a su estado original, una y otra vez, en un estado de baja energía –conocido como “estado fundamental”. Los resultados demostraron que la energía del estado fundamental implica el “punto cero” de energía de un sistema y, por lo tanto, la ausencia de movimiento –salvo para los cristales de tiempo. 

La diferencia que marcan los cristales de tiempo reside en el movimiento de sus iones, los cuales pueden moverse independientemente de su contenedor. Basta utilizar una trama para los iones o un superconductor de qubits, las partículas usadas en computadoras de quántum para remplazar a los bits de las computadoras en la actualidad, hasta romper indefinidamente la simetría tiempo-traslación. Este es un estado en el que la naturaleza escoge que la normalidad deje de existir, en un loop perfecto para nuevas alternativas.  

En caso de que un cristal sea capaz de alterar el equilibrio de la naturaleza, eso implica que la simetría del tiempo-traslación no es inmune a ser espontáneamente corrompida y que el sistema de no equilibrio puede promover estados interesantes de materia que no existen realmente en los sistemas de equilibrio. ¿Acaso esta teoría podría ser capaz de explicar más que las anomalías de la naturaleza?