*

X

3 claves para evitar enojarte, según la neurociencia

Salud

Por: Pijama Surf - 05/22/2017

Bloquear el enojo es contraproducente, pero existen otros métodos para cambiar este sentimiento que puede hacer que se nos nuble el panorama

El enojo, la rabia, la ira, son sentimientos en distintos niveles que pueden sacarnos de lo racional para convertirnos en seres reaccionarios, desde un lugar que carece de claridad. Si bien está comprobado que dejar ser a las emociones negativas (no estancarte en ellas sino dejar que se disuelvan) es benéfico para la salud, lo cierto es que un sentimiento como la ira puede hacerte pasar un muy mal rato con consecuencias lamentables, incluso a largo plazo.

Por ello, aprender a manejar el enojo es imprescindible en el camino de conocimiento de uno mismo. Cada día podemos acceder a herramientas que nos permitan lidiar con momentos malos, y, según la neurociencia, la clave yace bajo el hermoso velo de la compasión. Cuando una persona se sobrepasa con otra, por ejemplo (una de las principales situaciones que generan enojo), esta actitud (según dictan muchas tradiciones como el budismo) tiene su origen en la ignorancia. Es decir, alguien que comete una falta contra otro (incluso aunque sepa que está haciendo daño o disfrute del daño infringido) en realidad está siendo ignorante respecto a la propia naturaleza de la sabiduría, que es la compasión.

En lo anterior coinciden tradiciones espirituales y la ciencia, y para lograrlo distintos estudios sugieren que puedes calmar la ira haciendo un cambio de enfoque al momento de experimentar este sentimiento. Y aunque quizá lo primero que pienses es que esto es imposible, ya que te encuentras en un estado irracional, las siguientes recomendaciones podrían ayudarte a conseguirlo:

1. Distráete: si bien es cierto que cuando estás inmerso en un gran enojo es casi imposible, piensa cualquier otra cosa, como una operación matemática.

2. Ahora, no reacciones.

3. Cambia de enfoque: ten compasión por esa persona que te agrede o por los actores que provocan tal situación; piensa que el origen de su actitud es la ignorancia y sus propios problemas. Está comprobado que cambiar de enfoque hacia uno compasivo hace que tu mente experimente sentimientos más positivos.

Estudios neurocientíficos señalan que lo importante es que reenfoques la situación, no bloquear la ira, ya que ello puede ser contraproducente, pues esos sentimientos se guardan y pueden desembocar en enfermedades futuras. Así como el budismo y otras tradiciones lo señalan, la empatía y la compasión son la clave para modificar el sentimiento de ira. Recuerda: siempre hay ignorancia detrás de aquel que desemboca una situación que nos indigna. De hecho, está comprobado que cuando la mente experimenta compasión se produce la frecuencia vibratoria más alta en la mente.

Te podría interesar:

Este trío de movimientos incrementa frecuencia del orgasmo femenino, según científicos

Salud

Por: pijamasurf - 05/22/2017

Investigadores determinan que la combinación de estas 3 cosas hace que las mujeres tengan mayor posibilidad de tener orgasmos durante una relación sexual

Existe una marcada brecha en el orgasmo entre hombres y mujeres heterosexuales; esto se debe en gran medida a que, comúnmente, para las mujeres una relación sólo basada en la penetración vaginal no produce los mismos resultados que para los hombres.

Un estudio publicado en el journal Archives of Sexual Behaviour, en el que se analizaron las respuestas de más de 52 mil participantes, arrojó datos relevantes en este sentido. En el sondeo, el 95% de los hombres señaló que tiene un orgasmo siempre o casi siempre durante los encuentros sexuales íntimos, mientras que sólo el 65% de las mujeres heterosexuales consiguen esto. Para los hombres homosexuales los datos indican un 89% y un 86% paras las mujeres homosexuales. 

En la misma investigación se descubrió que sólo el 35% de las mujeres heterosexuales alcanza el orgasmo con sólo la penetración vaginal durante el sexo. Con esta cifra contrasta el hecho de que el 80% de las mujeres heterosexuales y el 91% de las mujeres lesbianas logran el orgasmo con una combinación de estimulación genital, besos profundos y sexo oral, sin que sea necesario el sexo vaginal. 

Lo anterior ha llevado a considerar a los investigadores que este trío de movimientos es algo así como un triángulo dorado del orgasmo femenino que debería ser reproducido para reducir esta brecha orgásmica. Mientras que para un hombre la variación de actividades dentro de una relación sexual en general no afecta sobremanera su capacidad de tener un orgasmo, para las mujeres realizar estas tres cosas incrementa significativamente la posibilidad de que alcancen un orgasmo en una relación sexual. Según los investigadores, las mujeres que habían hecho estas tres cosas en su último encuentro sexual tenían un 20% más de probabilidades de responder que siempre o usualmente llegaban al orgasmo.

De aquí emerge claramente una estrategia sexual en la que los hombres deberían tener en consideración que la mujer probablemente no llegará al orgasmo solamente con la penetración vaginal y por lo tanto deberán buscar no centrar la relación únicamente en ello, y las mismas mujeres ---que están interesadas en su función orgásmica--- deberán buscar hacer saber esto a sus parejas.