*

X

3 claves para evitar enojarte, según la neurociencia

Salud

Por: Pijama Surf - 05/22/2017

Bloquear el enojo es contraproducente, pero existen otros métodos para cambiar este sentimiento que puede hacer que se nos nuble el panorama

El enojo, la rabia, la ira, son sentimientos en distintos niveles que pueden sacarnos de lo racional para convertirnos en seres reaccionarios, desde un lugar que carece de claridad. Si bien está comprobado que dejar ser a las emociones negativas (no estancarte en ellas sino dejar que se disuelvan) es benéfico para la salud, lo cierto es que un sentimiento como la ira puede hacerte pasar un muy mal rato con consecuencias lamentables, incluso a largo plazo.

Por ello, aprender a manejar el enojo es imprescindible en el camino de conocimiento de uno mismo. Cada día podemos acceder a herramientas que nos permitan lidiar con momentos malos, y, según la neurociencia, la clave yace bajo el hermoso velo de la compasión. Cuando una persona se sobrepasa con otra, por ejemplo (una de las principales situaciones que generan enojo), esta actitud (según dictan muchas tradiciones como el budismo) tiene su origen en la ignorancia. Es decir, alguien que comete una falta contra otro (incluso aunque sepa que está haciendo daño o disfrute del daño infringido) en realidad está siendo ignorante respecto a la propia naturaleza de la sabiduría, que es la compasión.

En lo anterior coinciden tradiciones espirituales y la ciencia, y para lograrlo distintos estudios sugieren que puedes calmar la ira haciendo un cambio de enfoque al momento de experimentar este sentimiento. Y aunque quizá lo primero que pienses es que esto es imposible, ya que te encuentras en un estado irracional, las siguientes recomendaciones podrían ayudarte a conseguirlo:

1. Distráete: si bien es cierto que cuando estás inmerso en un gran enojo es casi imposible, piensa cualquier otra cosa, como una operación matemática.

2. Ahora, no reacciones.

3. Cambia de enfoque: ten compasión por esa persona que te agrede o por los actores que provocan tal situación; piensa que el origen de su actitud es la ignorancia y sus propios problemas. Está comprobado que cambiar de enfoque hacia uno compasivo hace que tu mente experimente sentimientos más positivos.

Estudios neurocientíficos señalan que lo importante es que reenfoques la situación, no bloquear la ira, ya que ello puede ser contraproducente, pues esos sentimientos se guardan y pueden desembocar en enfermedades futuras. Así como el budismo y otras tradiciones lo señalan, la empatía y la compasión son la clave para modificar el sentimiento de ira. Recuerda: siempre hay ignorancia detrás de aquel que desemboca una situación que nos indigna. De hecho, está comprobado que cuando la mente experimenta compasión se produce la frecuencia vibratoria más alta en la mente.

Este es el mejor ejercicio que puedes hacer para la salud de tu mente

Salud

Por: pijamasurf - 05/22/2017

La capacidad regeneradora para la mente de este simple recuso, disponible para todos, es sencillamente sorprendente.

La nueva tendencia de salud, que remite no solo a un sentido de responsabilidad por uno mismo sino a un genuino sentido de supervivencia, es hacernos individual y colectivamente responsables por nuestro propio bienestar. Esto no solo nos remite a una noción de "medicina preventiva", también a mantener un diálogo con nuestro cuerpo y nuestra mente, y a partir de él moldear hábitos y conductas. En pocas palabras, nuestra salud está en nuestras manos. 

Hoy sabemos de los increíbles beneficios de la meditación para la mente, y a la par, numerosos estudios apuntan a las bondades del ejercicio aeróbico para aspectos como el humor, la memoria, el declive cognitivo. A ciencia exacta, se desconoce porqué es que el ejercicio activo hace tanto bien a tu cerebro, pero se vincula con el incremento del flujo sanguíneo y la oxigenación del cerebro.

A continuación te compartimos algunos de los enormes beneficios para tu mente resultado del ejercicio aeróbico, según diversos estudios:

  • Un estudio de Harvard, publicado en el Harvard Medical School Blog, tituló a este artículo como Mind and Mood. En este se hace un significativo énfasis en cómo el ejercicio aeróbico es esencial para un corazón sano, así como para la mente.
  • Un estudio aplicado a personas con depresión severa, encontró que 30 minutos de ejercicio diario, en solo 10 días, fue suficiente para reducir significativamente la depresión en los pacientes.
  • Caminar 30 minutos diarios, 4 días a la semana, durante 12 semanas, fortalece la conectividad en la región del cerebro vinculada ala memoria.
  • En mujeres con demencia, la actividad física ha probado aumentar el temaño del hipocampo, la zona asociada a la memoria y el aprendizaje.
  • Aumenta tu capacidad intelectual: está comprobado que el ejercicio físico puede incentivar la creación de neuronas y fortalece su conectividad entre ellas.
  • Mejora tu concentración.

Finalmente, y si consideramos que nuestro cerebro es el principal mediador entre nosotros y la realidad (o incluso un ingeniero de realidades, comenzando por la nuestra) entonces sobra decir que debiéramos esforzarnos por mantenerlo siempre sano... y el ejercicio aeróbico parece una herramienta ideal.