*

X

100 años de Alan Watts: la lucidez del pop zen

Arte

Por: pijamasurf - 01/08/2015

Un poco del satori de Alan Watts a 100 años de su nacimiento

 

alanwatts4

El pasado 6 de enero, el Día de los Reyes Magos, se cumplieron 100 años del nacimiento de Alan Watts (1915-1973), el filósofo y teólogo británico que popularizó en Occidente antiguas ideas espirituales encontradas en las tradiciones del budismo zen o del taoísmo. Aunque a veces clasificado dentro de la literatura de autosuperación y new age (y es que el acto de forzosamente tener que encasillar crea estos predicamentos), Watts escribió sobre temas diversos --incluyendo la tecnología, los psicodélicos y por supuesto todo tipo de religiones-- y siempre con una enorme lucidez --quizás su capacidad de hacer las cosas sencillas y quitarles su aparatosidad es lo que hace que algunas personas piensen que la filosofía pop de Watts no tiene el nivel de otros filósofos más abstrusos. De cualquier manera, Watts legó una serie de libros, platicas, conferencias y conversaciones que siguen contribuyendo a enriquecer el alma del mundo --podemos ver en Watts a una especie de Carl Sagan de la filosofía y de la religión, una persona que nos enseñó a disfrutar del conocimiento y maravillarnos del misterio de la existencia. Sus palabras tienen ese efecto de "galvanizar mentes", altamente contagioso, pero sin exigirnos una fe o un dogma.

Compartimos aquí algunas citas (satori en bits) y algunos links a manera de introducción al pensamiento de Watts:

La mayor parte de la actividad humana está diseñada para hacer permanente aquellas experiencias y alegrías que sólo son deseables porque son cambiantes.

El zen no intenta confundir la espiritualidad con pensar sobre Dios mientras se pelan las patatas. La espiritualidad zen es sólo pelar las patatas.

Si te das cuenta que el "Yo", en el sentido de la persona, el frente, el ego, realmente no existe. Entonces... no se te subirá a la cabeza demasiado cuando te despiertes y descubras que eres Dios.

Una persona que piensa todo el tiempo no tiene otra cosa en qué pensar más que pensamientos. Por eso pierde la noción de la realidad, vive en un mundo ilusorio.

Eres una función de lo que el universo está haciendo.

Tratar de definirte  a ti mismo es como tratar de morder tus propios dientes.

Para descubrir a Dios es necesario dejar de pensar completamente.

Dios también gusta de jugar a las escondidillas, pero como no hay nada fuera de Dios, no tiene nadie con quien jugar más que él mismo. Pero supera esta dificultad fingiendo que no es él mismo. Esta es una forma de esconderse de sí mismo. Finge que es tú y yo y todas las personas del mundo, todos los animales, todas las plantas, todas las piedras y todas las estrellas. De esta forma vive extrañas y maravillosas aventuras, algunas de las cuales son terribles y atemorizantes. Pero estas son sólo como pesadillas, porque cuando se despierta desaparecen.

La sabiduría zen de Alan Watts ilustrada por los creadores de South Park

El juego de escondidillas cósmico 

Alan Watts predice en 1966 el internet, la supervigilancia y el transhumanismo

Si el dinero no fuera importante, ¿buscarías lo que realmente deseas?

La imagen en Braille etéreo: "Adiós al lenguaje" (Jean-Luc Godard, 2014)

Arte

Por: Psicanzuelo - 01/08/2015

En 70 minutos el genio Godard, perteneciente a otro tiempo, explora el medio de la tercera dimensión en el cine como nadie lo ha hecho, imagina la imagen semántica descompuesta por el volumen

tumblr_n83clrlNDF1s8wf17o5_500

El cinefotógrafo de Adiós al lenguaje, Fabrice Aragno, comenta en una entrevista que le gusta trabajar con el maestro porque a veces lo manda a hacer tomas que necesita de manera solitaria; Godard no va con él. Es que para Godard la manera como una imagen comunica es por medio de lo que quiere decir semánticamente, la imagen no tiene cualidades particulares más que ser una encarnación del lenguaje.

Adiós al lenguaje consta de tres personajes principales, con varios otros que funcionan como satélites; ellos son una pareja heterosexual y un perro sin una raza definida.     

Como consta en la entrevista el proceso 3D de la cinta es completamente casero, diseñado por el mismo Aragno, quien entendió que lo mejor era tener dos cámaras Canon 5D, en un rig, separadas a una distancia prudente. A mí en lo personal, el uso más revolucionario que le vi fue cuando se les ocurrió separar estás dos cámaras: una se queda con un personaje y la otra panea con el otro que camina a la derecha asesinando a tiros a una persona y regresando caminando a la izquierda, entrando al plano de la cámara que se quedó con el otro personaje para volverlo nuevamente 3D; constituye simplemente una acción cinematográficamente alucinante y deja un camino grande para explorar.

farewell-to-languageGodard desnuda a sus personajes físicamente, pero además intenta encontrar su alma por medio de la tercera dimensión, deambulando por la casa a distintas horas del día. El perro es eso que une a la pareja eternamente, el deseo animal como una mascota con un tiempo definido de existencia. Hay una pelea de la pareja; desnudos bajo el chorro de la regadera, se bañan de noche con una luz de frente injustificada impactándolos violentamente: es el perro que se ha salido de control.

Aragno llega a cambiar formato con otras cámaras dobles; por ejemplo la unión de las minúsculas cámaras GoPro, además de dotar de una nueva textura que se satura de color en la postproducción, vuelve mucho más orgánica la cinta con respecto al tema que es la desaparición del lenguaje. Es el lenguaje que queda escrito en la mente del que lo mira sin estar forzado a leerlo, es un lenguaje ahora digital que cobra otros significados ocultos que salen a la luz por medio de la pantalla de algún device electrónico. Godard, como siempre, se dedica a inundar la pista sonora de citas de grandes autores; en uno de esos momentos escuchamos a Monet que declara que la responsabilidad del artista es pintar lo que no puede ver. Así la película, por medio del 3D, hace aparecer lo que no se puede ver, el campo que está alrededor de todo y las intenciones.

Se menciona la escultura de Rodin El pensador: se compara con un hombre defecando; así, el personaje masculino comenta mientras caga desnudo en un excusado que eso sí es generosidad, ese acto de ponerse al nivel de todos, o por debajo. Parece que Godard habla de sí mismo en este acto creativo, bajando al último peldaño y compartiendo caca. 

tumblr_mp35yr1gCf1rtrw8qo1_500En muchas ocasiones la imagen se vuelve psicodélicamente digital, resultado del trabajo por medio de métodos contemporáneos que le brindan una saturación irreal de color, casi regresando a la postura impresionista, pero dotándola del caos del montaje que yuxtapone las imágenes de forma vertiginosa volviendo a comunicar algo más que la misma imagen y el que la mira. Parece ser la mirada del perro en términos ortodoxos de POV (toma de punto de vista), pero que en realidad es la mirada del mítico Jean-Luc Godard que extrañado contempla el mundo digital del que no forma parte, pero del que está habilitado para lograr reflexionar más profundamente, siendo el gran maestro del séptimo arte del siglo pasado.   

En la televisión de la casa constantemente hay películas antiguas, en blanco y negro, que dejan claro que ese lenguaje análogo con el que todavía edita Godard está desapareciendo. Un mundo digital es completamente manipulable, el discurso puede cambiar en cualquier momento que se decida, no hay una realidad estable; estamos en el aire, por así decirlo. Godard lo sabe; sigue usando métodos análogos, viviendo así en un universo análogo, despidiéndose de otro universo que comienza a flotar por las nubes, alejándose.  

Twitter del autor: @psicanzuelo