*

X

Si el dinero no fuera importante, ¿buscarías lo que realmente deseas? Cómic retoma esta inquietante pregunta de Alan Watts

Por: pijamasurf - 03/22/2014

Bajo la justificación del dinero muchas veces encubrimos lo que realmente deseamos, una decisión estúpida que Alan Watts confrontó en algún momento.

watts

En su Elogio de la ociosidad, Bertrand Russell imagina la posibilidad de un mundo en el que la jornada laboral esté suficientemente reducida como para que una persona pueda dedicarse al cultivo de su espíritu, a pintar o escribir, a desarrollar esa otra parte de nuestra naturaleza que, desde cierta perspectiva, es la que realmente constituye nuestra humanidad, la que justifica nuestra existencia en este mundo.

Sin embargo, sabemos bien que el sistema dominante tiene como uno de sus engranajes principales la supresión de dicha humanidad, la alienación como antecedente y consecuencia del trabajo, el dinero como aparente sucedáneo de eso que se pierde al dedicar la mayor parte del tiempo a generar la ganancia de otro.

¿Pero podría ser distinto? En algún momento de su trayectoria, el filósofo de origen británico Alan Watts, uno de los principales introductores del budismo en Occidente, confrontó el sistema educativo preguntando a un auditorio hipotético de jóvenes estudiantes qué harían de su vida si el dinero no importara, cómo les gustaría disfrutar sus días. La respuesta, por supuesto, se encuentra en aquello que se desea realmente, en los sueños, las aspiraciones auténticas, la felicidad que nace de hacer lo que se ama.

Entonces, ¿por qué no hacerlo? ¿Sólo porque creemos que el dinero es más importante? ¿Esa creencia justifica el hecho de dedicarnos a algo que realmente no queremos hacer ni ser?

La alternativa que planeta Watts tiene su propia lógica. No se trata de abrazar la vida del anacoreta que renuncia al mundo y vive, como San Antonio, de aquello que las aves traigan a nuestras manos. Watts es un tanto más realista y aventura una hipótesis: si renunciamos a lo que no nos gusta para hacer lo que nos gusta, aunque esto de inicio no nos reporte ganancia, ¿no pasará que con el tiempo dominaremos esa labor? ¿Y no se traduce casi siempre el dominio en algún tipo de recompensa?

El cómic que ahora presentamos es una adaptación de esta inquietante pregunta de Watts. Originalmente fue publicado en el sitio zenpencils, el mismo que hace un tiempo dio a conocer otra historieta basada en un demoledor poema de Bukowski. La traducción que compartimos fue elaborada para el sitio elguindilla.com

Mira. Lee. Reflexiona. Y escucha la pregunta de Watts: ¿Qué es lo que realmente deseas?

watts

En Faena Aleph:

¿Qué harías si el dinero no fuera impedimento? (VIDEO)?

¿Vives tenso y preocupado? Alan Watts tiene unas palabras para ti

Interceptan cargamento de cocaína que tenía como destino el Vaticano

Por: pijamasurf - 03/22/2014

Autoridades alemanas detienen paquete con cocaína que tenía como destino final la Santa Sede.

vatican

Diariamente son incautados cargamentos de cocaína alrededor del mundo. Este polvo blanco, protagonista de miles de fiestas e ícono de diversión frívola, se produce, distribuye y consume efusivamente, de forma cotidiana. En este sentido la noticia de que autoridades alemanas interceptaron un paquete con doce onzas (336 gramos) de coca está lejos de ser noticia. Pero lo que llama la atención es el destino del mismo, el Vaticano. 

Según reportó CBS, el envío, que salió de Sudamérica, contenía en medio de una caja con cojines catorce condones rellenos de esta sustancia, y fue interceptado en el aeropuerto de Leipzig. No incluía un destinatario preciso pues sólo estaba dirigido a la oficina postal de la Santa Sede, lo que quiere decir que cualquiera de sus 800 habitantes habría podido reclamarlo.   

Si bien la poca información en torno a este decomiso no confirma nada en absoluto, no deja de resultar curioso que exista consumo de cocaína en la capital de la Iglesia Católica, y con un poco de imaginación es fácil suponer que quizá la coca estaba destinada a aderezar las presuntas fiestas sexuales que, de acuerdo a un alto exmando del Vaticano, se organizan en este lugar. 

En todo caso, más allá de especulaciones, una vez más la Santa Sede sugiere que es anfitriona de turbios escenarios.