*

X

Sochi 2014: ¿Juegos Olímpicos Invernales sin gays?

Por: pijamasurf - 02/01/2014

El alcalde de Sochi afirmó que los gays son bienvenidos en la ciudad siempre y cuando no "impongan" su estilo de vida a los demás, en una terrible muestra de homofobia que se suma a las preocupaciones internacionales sobre derechos humanos en Rusia.

Sochi 2014 protest

El alcalde de Sochi, Rusia, donde se llevarán a cabo en menos de dos semanas los Juegos Olímpicos de Invierno, dijo a la BBC que la ciudad es "100%  heterosexual", y que aunque los atletas gay que compitan en los juegos son bienvenidos, se les invita a no "imponer sus hábitos a los demás".

Anatoly Pakhomov, líder político de la ciudad con más de 400 mil habitantes, se suma así a lo que parece una coordinada persecución de la comunidad gay en Rusia, luego de que el año pasado la homosexualidad fuera declarada ilegal; algunos artistas de la comunidad LGBT reaccionaron, pero la homofobia parece haber alcanzado las más altas cúpulas del gobierno, de donde tal vez nunca fue expulsada.

Pakhomov trató de ocultar su pobre trabajo de relaciones públicas afirmando que ni los atletas ni los espectadores deban esconder su sexualidad, "sólo decimos que es asunto suyo, es su vida. Pero no es aceptado aquí en el Cáucaso, donde vivimos. No los tenemos en nuestra ciudad".

Una rápida búsqueda en Google demuestra que la vida nocturna en Sochi es más que amable con la comunidad gay, y cuando se le preguntó nuevamente al alcalde si estaba seguro de que no existían homosexuales en la ciudad, afirmó: "No estoy seguro, pero maldita sea, no los conozco".

El presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, instó a los competidores a no protestar en el podio (temiendo tal vez una nueva imagen histórica, como en los Juegos Olímpicos de México en 1968), invitándolos a mostrar su oposición contra las leyes rusas en relación con Derechos Humanos durante las ruedas de prensa.

Con un line up épico, como suele ocurrir con este evento, este año el Big Ears incluirá al maestro Steve Reich, así como John Cale, Ensemble Signal, Jonny Greenwood, Vladislav Delay y Nils Frahm, entre muchos otros.

Screen Shot 2014-02-02 at 10.35.18 PM

La música siempre fue uno de los catalizadores más importantes de la energía humana. Lo anterior puede comprobarse en los conciertos, eventos en los que, particularmente los jóvenes, encuentran un refugio para abrirse a los estados de ánimo, y de conciencia, que solo pueden florecer a través de estímulos musicales colectivamente disfrutados. En años recientes resulta evidente que el mercado ha sabido aprovechar este fenómeno, gracias a lo cual han surgido decenas de festivales musicales patrocinados por grandes marcas que, ávidas de programar los hábitos de consumo del sector juvenil, gustosamente fondean dichas 'experiencias'. 

Afortunadamente, entre esta ola de festivales que canalizan la rebeldía brandeada de las nuevas generaciones, también se mantienen ciertos eventos que, más allá de servir como escaparate para exhibir los logos de las marcas –a cambio de la promesa de diversión, soltura, y una buena dosis de cerveza–, se concentran en la esencia de lo que, supongo, debería ser un concierto: la experiencia musical.

Fundado en 2009 y realizado en Knoxville, Tennessee, el Big Ears se ha caracterizado por reunir a integrantes de uno de los sectores más refinados de la producción musical. En su primer año reunió a gente como Philipp Glass, Matmos, Dan Deacon, Fennesz y Pauline Oliveros. Al año siguiente se dedicó la edición al maestro Terry Riley con motivo de su cumpleaños 75. Además del festejado, ese año se presentaron Sufjans Stevens, Nosaj Thing, The Books, Clogs y Bang on a Can.

Tras un par de años en los que el evento se suspendió, para este 2014, fiel a su elegante curaduría, el Big Ears se llevará a cabo del 28 al 30 de marzo, y tendrá a Steve Reich como acto principal. Además del virtuoso compositor neoyorquino, la presencia de Jonny Greenwood (integrante de Radiohead), John Cale (ex Velvet Underground), Vladislav Delay, Marc Ribbot, Nazoranai y Nils Frahm, entre muchos otros, fácilmente reubicará este evento entre las epifanías sonoras del año.   

Más información aquí

Twitter del autor: @ParadoxeParadis