*

X

Socialité rusa se toma foto sentada sobre una "silla-mujer-negra"; artista gay ruso responde con esta imagen

Sociedad

Por: pijamasurf - 01/25/2014

Dasha Zhukova, la novia del magnate Roman Abramovich, publicó una polémica imagen en la que se le puede ver sentada sobre una mujer negra en aparente acto de sometimiento --aunque también citando una famosa obra de arte pop.

o-DASHA-ZHUKOVA-570

La editora de la revista de arte Garage en Rusia, Dasha Zukova, novia del millonario Roman Abramovich, publicó el 20 de enero esta imagen en la que aparece sentada en una silla diseñada como el cuerpo de una mujer negra amarrada que soporta el asiento con un material de cuero. La imagen desató polémica en Rusia y también rápidamente en Estados Unidos, donde las sensibilidades al racismo se exacerban fácilmente (y con la estocada de que el 20 de enero es el día de Martin Luther King Jr., una casualidad que seguramente no era del conocimiento de Zhukova).

Rápidamente surgieron analistas de fashion y ahora semiótica social, como Claire Sumere de Fashion Bomb Daily, que llamó a la imagen un ejemplo "de dominio blanco y superioridad, articulada en una forma aparentemente serena, mas sumamente degradante". No hay duda de que la producción de Zhukova es desafortunada, y puede leerse exactamente de la forma que se interpretó, pero probablemente no tenía la intención de emitir este mensaje —tal vez sea más un reflejo de ignorancia o inconsciencia, que puntualmente de racismo.

The Guardian publica un artículo en el que sugiere que la producción no es racista —aunque quizás si ingenua acerca de susceptibilidades y poco atinada para su propio bien. Se trata de una reinterpretación realizada por Bjarne Melgaard de la una silla histórica diseñada por el artista Allen Jones. En ese caso la silla estaba compuesta por una mujer blanca sometida, lo cual evidentemente genera la cuestión de si es más aceptable sentarse sobre una mujer blanca (¿tenemos que recordar la historia en cada acto?).

Indignado, pero quizás también aprovechando la posibilidad de generar atención para su propia obra, el artista gay ruso, Alexander Kargaltsev, ahora ha dado a conocer esta imagen en la que aparece un hombre negro desnudo sentado sobre un hombre blanco, en una respuesta del dominio, ahora del hombre negro sobre el hombre blanco. Kargaltsev además tiene motivos políticos, ya que según él tuvo que dejar Rusia por ser gay (Rusia no es considerado como uno de los mejores lugares para los homosexuales) y al parecer se solidarizó con la discriminación. Así las cosas en una historia que tiene mucho de morbo, mucha sensibilidad y quizás no tanta inteligencia.

 

 

o-BLACK-WOMAN-CHAIR-570

 

Este artículo fue corregido respecto a que inicialmente se sostuvo que  Kargaltsev era negro, según información del Huffington Post.

Karl Marx sabía lo que decía: 5 predicciones del capitalismo moderno

Sociedad

Por: pijamasurf - 01/25/2014

Marx es inescacapable cuando observamos el reflujo de recesiones económicas, apatetitos imaginarios creados por el marketing, la globalización, los monopolios y las grandes ganancias del 1%.

Karl Marx Portriat 

Aunque el comunismo como modelo político haya perdido partidarios en los últimos tiempos, la teoría económica marxista sigue siendo de las más lúcidas para entender el modelo capitalista actual. En varios sentidos la mente detrás del comunismo es la que más claramente anticipó el consumismo y demás aristas del capitalismo moderno.

La revista Rolling Stone ha reunido 5 predicciones de la teoría marxista que pueden constatarse en el sistema económico actual, dotando de aires proféticos a Marx. En Los Hijos del Limo, Octavio Paz escribió: “las violencias y cambios del siglo XX confirman el genio apocalíptico de Marx”.

  

1. La gran recesión (la naturaleza caótica del capitalismo)

El patrón característico de agudo crecimiento y caída en el capitalismo fue descrito como “caótico” por Marx; el no tomar acción para contrarrestar esta tendencia produce siempre recesiones o depresiones económicas –esto hasta que se transforme la sociedad hacia un nuevo modo de depresión. Este patrón del materialismo histórico puede claramente presenciarse en la crisis ecónomica del 2008, precipitada por el colapso del mercado inmobiliario. Justamente debido a la utilización de instrumentos financieros, “capital ficticio”, en términos de Marx.

 

2. Apetitos imaginarios

Escribiendo hace 150 años Marx ya había detectado la tendencia del capitalismo, en búsqueda del crecimiento infinito, de crear falsas necesidades “la extensión de los productos y las necesidades se vuelve una especie de calculada y confabulatoria servidumbre a sofisticados apetitos imaginarios, inhumanos e innaturales”.  Un ejemplo patente de esto es la fiebre religiosa que generan gadgets como el iPhone 5, provocando enormes filas de fieles que buscan comprar el nuevo aparato cuando aún tienen un aparato perfectamente funcional que en realidad no difiere mucho (el iPhone 4). Como esto hay numerosos ejemplos.

 

3. La globalización del capitalismo

Como señala Sean McElwee en Rolling Stone, las ideas de la sobreproducción de Marx lo llevaron a predecir el esparcimiento del capitalismo por todo el planeta en búsqueda de  nuevos mercados. “La necesidad de un mercado en constante expansión corretea a los burgueses por toda la superficie del orbe. Debe arraigarse en todas partes, establecerse en toda partes y formar conexiones en todas partes”. Esto es lo que hoy llamamos globalización; de nuevo, Marx lo vio venir cien años antes y entendió por qué sucedería.

 

4. Monopolios

La teoría económica asume que la competencia se mantendrá de forma natural; Marx, más sagaz, notó que el poder del mercado se centralizaría en compañías monopólicas que se depredarían entre sí. No es difícil ver esta tendencia en el mundo globalizado: no sólo en Estados Unidos Wal Mart ha desplazado tiendas locales de pequeños empresarios, también en México han desaparecido minoristas a favor de gigantes que a veces usan otros nombre para poder penetrar el mercado sin que haya alarmas de monopolio. Grandes conglomerados de medios, telefónicas y petroleras son algunos otros ejemplos.

 

5. Salarios bajos, grandes ganancias (Ejército industrial de reserva)

Marx argumentó que los salarios serían mantenidos bajos por un ejército industrial de reserva. Los capitalistas siempre querrán pagar lo menor posible, lo cual es fácil de hacer cuando hay tantos trabajadores flotando por ahí. Después de una recesión, lo que ocurre es un alto índice de desempleo que haría que los salarios se mantuvieran en cifras bajas, mientras las ganancias se elevan. El Wall Street Journal justamente ha detectado esto en la actualidad: mientras las ganancias corporativas crecen “con una característica marxista”, sigue habiendo una gran cantidad de desempleados.

 

 Robert L. Heilbroner escribe: "Volteamos a Marx, no porque sea infalible, sino porque es inescapable".