*

X
La estimulación con luz azul tiene numerosos beneficios para el ser humano.

luzazul

Entre todas las graduaciones de la luz visible, el azul parece distinguirse como el color más poético y preciado. Sondeos muestran que el azul es color predilecto de la mayoría de las personas en el mundo y para algunas culturas el pigmento azul es más valioso que el oro (es el color de los dioses).  El azul ha sido inspiración de numerosas obras y movimientos artísticos al encarnar la ingravidez onírica y la amplitud celeste —una especie de frecuencia armónica en el extremo más sutil de la existencia.  Tomando esta intuición cromática en consideración, quizás no sea del todo extraño que la luz azul se haga manifiesta con una serie de propiedades que pueden ser utilizadas para mejorar el desempeño cognitivo o incluso para tratar ciertos padecimientos.

Investigadores del hospital de Brigham en Boston notaron que personas expuestas a la luz azul (de una longitud de onda corta) tuvieron mejor desempeño en diferentes actividades, que las que fueron expuestas a luz verde. El grupo que recibió un baño de luz azul en el día tuvo mejor reacción auditiva, mayor concentración —y sus patrones de ondas cerebrales mostraron estados relacionados con mayor alerta. El neurocientífico Steven Lockley, uno de los autores del estudio dijo:

Los resultados contribuyen a nuestro entendimiento de cómo la luz afecta el cerebro y abren una gama de posibilidades en el uso de la luz  para mejorar la alerta, productividad y seguridad humana. Mientras que mejorar la alerta de trabajadores en la noche tiene claros beneficios, los trabajadores diurnos también se benefician de una mayor cualidad de iluminación que también los ayuda a ver mejor.

El estudio realizado en Boston confirma uno previo realizado en Suecia y apunta a que la luz azul puede usarse también de día (¿en saunas lumínicos?), esto sin perturbar la producción natural de melatonina, la cual afecta especialmente cuando se expone a una persona a luz azul en la noche haciendo que sus efectos sean más bien nocivos para la salud —en realidad  toda la luz artificial, cuando es posible, debe de evitarse en la noche para no afectar los patrones de sueño naturales.

La luz azul parece tener también otros posibles beneficios, como combatir la depresión a través de la inducción de estados de alerta. En Japón se instalaron paneles de luz azul en estaciones de metro para combatir el alto índice de suicidios en estas locaciones. Existe información que sugiere que la luz azul puede combatir el tastorno afectivo estacional, curiosamente llamado en inglés "winter blues", (la añoranza es azul). Otra investigación explora la posibilidad de que pulsos de luz azul ayuden a combatir la diabetes generando proteínas. La cualidad de sanación o de aumento cognitivo de la luz se debe a su longitud de onda, una de las más cortas en el espectro de la luz visible, misma que hace que la luz azul se esparza en el aire limpio y tiña el cielo de azul. En lo que puede considerarse una correspondencia cósmica, la luz azul es la marca de galaxias que se encuentran activas o "despiertas" en el espacio (también en el cosmos es signo de alerta y actividad).

Las aplicaciones de la luz azul aún son inexploradas y van desde la iluminación urbana dirigida hasta el uso de máquinas de estimulación fótica combinando pulsos binaurales y luz azul a frecuencias que emulen las ondas cerebrales, también para propiciar estado de alerta y aumento cognitivo. Será nuestra labor futura canalizar el poder de la luz azul.

También en Pijama Surf: La luz es la droga: estimulando la glándula pineal con máquinas de luz y  La luz puede usarse para interrumpir hábitos

Twitter del autor: @alepholo

 

¿Quieres fortalecer tu mente? Sal a correr

Salud

Por: pijamasurf - 02/19/2014

Como actividad cardiovascular y aeróbica, correr aporta enormes beneficios tanto al cuerpo como a la mente: fortaleza, concentración, vigor y más.

runMens sana in corpore sano: el bienestar del cuerpo es fundamental para el bienestar de la mente. Esto se sabe desde tiempos remotos y, por fortuna, en nuestra época la sentencia no se ha olvidado.

Desde hace varios años se han realizado estudios a propósito de los beneficios de las rutinas cardiovasculares, entre las que correr destaca como una de las mejores actividades, en buena medida por sus efectos positivos sobre nuestra salud, pero también, en términos prácticos, porque para empezar a correr los requisitos son mínimos: un par de buenos tenis, la ropa adecuada, la voluntad decidida y apenas poco más que eso.

Una de estas investigaciones, llevada a cabo por científicos de la Universidad de Edimburgo, reveló que la actividad física constante está asociada con mayores volúmenes de materia gris en el cerebro (vital para el procesamiento de información) y volúmenes normales de materia blanca (encargada de coordinar la comunicación entre distintas regiones cerebrales), además de que reduce las condiciones que favorecen la atrofia y las lesiones cerebrales.

Los investigadores examinaron el cerebro de personas que habían cumplido 73 años de edad, mismas que habían participado en un estudio previo sobre la inteligencia de niñas y niños nacidos en 1936. Cuando estos infantes eran ya ancianos de 70 años, los investigadores los encuestaron para conocer sus hábitos físicos y aquello que consideraban sus logros emocionales e intelectuales. Pasados 3 años de esta encuesta, los voluntarios fueron llevados a máquinas de resonancia magnética para buscar indicios de degeneración cognitiva. Y los resultados fueron sorprendentes, pues se encontró una relación causa-efecto lineal entre el ejercicio y el estado de bienestar general del cerebro de acuerdo con los signos mencionados anteriormente.

Otros estudios han tenido resultados muy similares, aunque con otras precisiones. El médico John J. Ratey, profesor en la Universidad de Harvard, observó cómo la actividad física incrementa en hasta un 30% la irrigación sanguínea sobre el área del hipocampo, una región del cerebro encargada sobre todo del aprendizaje y la memoria, e igualmente en su libro Spark: The Revolutionary New Science of Exercise and the Brain, y varias investigaciones que confirman la relación entre el bienestar emocional y el ejercicio, es decir, ejercitándote reduces significativamente la presencia en tu vida de estados emocionales como la depresión, el enojo, el estrés, la ansiedad e incluso la desconfianza.

"Mente sana en cuerpo sano": una mente fuerte, saludable, afinada, se consigue también por la vía del cuerpo. En este sentido, un ejercicio como correr se revela como uno de los más completos para alcanzar estos beneficios. Dado que se trata de una actividad aeróbica (que lleva oxígeno a todo el cuerpo) y pone en marcha dos de los sistemas más importantes de nuestra maquinaria (el cardiovascular y el respiratorio), el bienestar alcanzado es integral. A los efectos positivos sobre la salud cognitiva que hemos citado se suman el fortalecimiento del corazón, los pulmones, los músculos de casi todo el cuerpo y los huesos. Datos de la British Heart Foundation muestran que otras de las consecuencias de correr es la aceleración del metabolismo: tanto en actividad como en reposo, el cuerpo de alguien que corre quema calorías hasta tres veces más rápido que el de una persona que sólo camina o trota lentamente.

Inténtalo. Y recuerda que correr es una actividad benéfica para ti, que te brindará bienestar, por lo cual es importante realizarla cuidándote. Infórmate. Calienta tus músculos antes de empezar. Consigue el mejor equipo que esté a tu alcance. Aprovecha la tecnología que se ha desarrollado en este campo. En este sentido, Adidas ofrece una serie de diseños de punta de lanza que buscan maximizar la capacidad de los corredores y cuidar su cuerpo: Boost you Run.