*

X

Tropical Data III: lo mejor de la web de literatura, porno, y el arte del placer

Por: Rafael Toriz - 01/07/2013

La tercera entrega de la excursión sibarita de data que hace Rafael Toriz mensualmente, curaduría de información sobre libros, sexo, gastronomía, música y textos raros en línea

Para celebrar, con oro incienso y mirra, el año que comienza.

Un año nuevo comienza y esa es la mejor excusa para leer de nueva cuenta a Italo Calvino, sobre todo su libro mexicano. Bajo el sol jaguar pretendía ser una exploración sobre los cinco sentidos abordados desde diversos perspectivas. Desafortunadamente Calvino, quien murió de un infarto cerebral 19 de septiembre de 1985 (el mismo día del terremoto que arrasaría con la ciudad de México), no alcanzó a terminarlo y sólo escribió tres cuentos, uno de los cuales –el más original– da la interpretación más lúcida y sabrosa sobre la función de las salsas en la cocina de los antiguos mexicanos.

Y ya que andamos en esas lindes, échale un ojo al tomo Literatura del México Antiguo preparado por Miguel León-Portilla para la célebre Biblioteca Ayacucho; y para no quedarnos en el tiempo, Juan Villoro participa con una nouvelle desamorada que sucede en la Condesa: Llamadas de Ámsterdam, uno de sus mejores trabajos.

“Conversaciones entre el Payo y el Sacristán”, diálogos irreverentes del siglo XIX a cargo de José Joaquín Fernández de Lizardi.

Breve tanda musical. En este enlance podrás escuchar un documental sobre la historia de ese infarto tropical que constituyen los ritmos licenciosos del paraíso colombiano. Ahora que si te gusta más la música de máquinas, en esta esquina dispones de selección curada por la gente de Rocketmusik de los magos de Kraftwerk

Construir al enemigo. Un nuevo libro de ensayos de Umberto Eco.

Lucien Freud, el último de su estirpe. Un documental sobre la vida y obra de uno de los más grandes artistas del siglo XX.

Curioso filme europeo. “Una anciana quita anuncios de propaganda nazi en Berlín; una pareja ejecuta una danza (?) moderna (alguien diría coreo-atetósica) en el Metro y las calles de París. Requiere paciencia, pero se puede ver por segmentos. Y no carece de interés”. Una recomendación de Francisco González Crussí.

La rata. Una novela asquerosa y trepidante sobre la vida de una roedor –contada por ella misma. De Andrzej Zaniewski.

Vargas Llosa en 31 voces.  En 2011 la revista del Centro de Estudios Públicos editó un número monográfico sobre la obra del nobel peruano. Si bien algunos textos son aburridos y prescindibles, la mayoría son articulados e interesantes. Una muestra ensayística para explorar al único sobreviviente del boom que sigue dando batalla.

EL mestizaje gastronómico mexicano. Se trata, literalmente, de un libro exquisito para todos los interesados en una de las mayores riquezas que ha sabido construir este país. Y para quienes no se llenan con facilidad, van como postre las Memorias de cocina y bodega de Alfonso Reyes.

La influencia de Thomas Mann en la historia de la literatura del siglo XX está todavía por escribirse; sin embargo, dos ejemplos muy distintos de encuentros con el gigante alemán permiten tener una idea de lo que su sombra proyectó en una escritora estadunidense y un escritor mexicano.

Por un lado Susan Sontag, en un texto que nunca se editó en castellano (y que puedes leer íntegramente en Nación Apache), cuenta como, siendo una adolescente, fue a visitarlo por instancias de un amigo intrépido, en su casa de California, con todos los miedos, veneraciones y desencantos que un espíritu neurótico-compulsivo como el suyo prodigaba a la realidad. Por otro, Carlos Fuentes describe un avistamiento en el restaurante de un hotel en Ginebra donde también almorzaba Mann. A diferencia de Sontag, Fuentes no se acercó por timidez (es de sobra sabido que el alemán poseía un aura imponente). Este hecho, el lance de la adolescente de los suburbios americanos y el achique del joven rico cosmopolita, ofrece distintas interpretaciones. Que sea el lector quien saque sus propias conclusiones.

Steven Pinker y la escritura creativa. Una charla en video sobre la escritura académica, los libros y toda la hermosa vida.

Todos los libros del mundo. Se encuentran a tu disposición en la red de redes. Explora este sitio para una experiencia trepidnate y este otro para tener una biblioteca nutrida sin pagar un solo centavo. Seamos felices.

La belleza femenina no tiene parangón; es por ello que tratamos de conjurarla a cada momento, ensoñando la mirada. Explora con detenimiento cada uno de estos enlaces: porno con estilo y discreta elegancia, por ninguna vagabundeo por la red está completo sin chicas desnudas.

Both Flesh and Not es el título con el que los editores de David Foster Wallace titularon una recopilación de sus ensayos. Leí el índice y me pareció recordar que algunos de esos ensayos estaban disponibles por la red. Chequé el índice en Amazon y comprobé mis sospechas: consigno con mucho cariño TODOS los ensayos del libro en cuestión, para que los leas a la distancia de un click

Fictional Futures and the Conspicuously Young http://www.theknowe.net/dfwfiles/pdfs/ffacy.pdf

Th e Em pty Ple num :

D avid M ark s on's W ittge ns tein's M is tres s

Mr. Cogito

Democracy & Commerce

Back in New Fire

The (As it Were) Seminal Importance of Terminator 2

The Nature of fun

Overlooked Five direly underappreciated U.S. novels >1960.

Rhetoric and the Math Melodrama

The Best of the Prose Poem

Borges on the Couch

Deciderization 2007 http://neugierig.org/content/dfw/bestamerican.pdf

 Just asking http://www.theatlantic.com/magazine/archive/2007/11/just-asking/306288/

Y ya que estamos, un link con enlaces en línea de la mayoría de sus ensayos y narraciones. Hasta la próxima (tome ron).


Twitter del autor: @Ninyagaiden

 

 

 

5 factores inesperados que afectan tus sueños

Por: pijamasurf - 01/07/2013

Los sueños, aunque tienen sus propias reglas, pertenecen a un mundo que se nutre directa aunque azarosamente de esto que llamamos realidad. Aquí 5 factores que nunca creerías que afectan tus fantasías oníricas.

Los sueños se consideran, desde tiempos remotos, una especie de mundo paralelo que si bien tiene sus propias reglas, no es del todo autónomo, pues posee numerosos e insoslayables puentes de comunicación con el que podríamos denominar el “mundo real”: sin nuestras experiencias cotidianas, es difícil decir qué forma tomarían estos.

Como sabemos de sobra, aquello que vivimos y que nos impacta, las personas que conocemos, las palabras que escuchamos, son apenas algunos ejemplos de la siempre azarosa influencia que el exterior tiene en nuestras fantasías oníricas, factores entre los que se encuentra un puñado de inesperados de los que seguramente no creerías que también afectan las visiones que tienes por las noches.

 

El campo magnético de la Tierra

Parte importante de nuestro funcionamiento corporal se relaciona con el magnetismo y la energía eléctrica, especialmente nuestro sistema nervioso y nuestros procesos cerebrales. Pero también nuestro planeta tiene sus propias energías (as above so below), con las cuales se teje una singular relación entre individuo y entorno que, en el caso de los sueños, encuentra una expresión imprevisible: según el psicólogo Darren Lipnicki, que registró sus sueños durante 8 años continuos, una actividad geomagnética baja se traduce en sueños más extravagantes y, por el contrario, en zonas donde el campo magnético es intenso, los sueños son más sensatos.

 

Videojuegos

Ser un gamer asiduo repercute directamente en tu calidad onírica, especialmente en la capacidad de tener sueños lúcidos. Jayne Gackenbach, investigadora de este fenómeno en la Grant MacEwan University, ha analizado el efecto que los videojuegos tienen en los sueños, sugiriendo que estos entrenan la mente para tomar el control de una situación fantástica. En algunos casos incluso parece darse la habilidad de evadir pesadillas, al parecer porque quien frecuenta este tipo de entretenimiento también está acostumbrado a responder mentalmente ante situaciones amenazantes.

 

Tendencia política

Aunque puede ser un tanto reduccionista, la preferencia política de una sociedad puede entenderse en un espectro cuyos extremos son el liberalismo o el conservadurismo. Por sus ideas una persona puede tender así uno de estos dos puntos y, en el caso del sueño, esta inclinación hace que el contenido onírico también responda en consecuencia. De acuerdo con diversas investigaciones, los sueños de los liberales tienen más imágenes extravagantes en comparación con los de los conservadores, quienes además de que tienen más dificultad para recordar lo que soñaron, son más proclives a la pesadilla.

 

Olores

Los olores son una de las formas más efectivas para hackear el azar y predisponer el sueño de una persona. Investigadores del Hospital Universitario de Mannheim, en Alemania, encontraron que los aromas guardan una relación de correspondencia con la cualidad de un sueño: los repugnantes, como el de huevo podrido, alimenta sueños igualmente desagradables o negativos, mientras que los gratos, como el de rosas, suscitan “dulces sueños”. Al parecer esto es consecuencia de la actividad del sistema límbico, la zona del cerebro que controla las emociones y el comportamiento y el cual reacciona ante la percepción olfativa, íntimamente ligada con la memoria, los sentimientos y el ánimo en general.

 

Creatividad

La creatividad —que es, a su manera, una habilidad que puede ejercitarse— es uno de los factores cuya influencia en los sueños permanece todavía inexplorada. De entrada David Watson, psicólogo en la Universidad de Iowa, descubrió que las personas creativas tienen mayor facilidad para recordar sus sueños, creatividad que se expresa en conductas como el fantaseo diurno, la imaginación e incluso el ensimismamiento.

 

Además:

4 libros esenciales sobre los sueños

Gastronomía onírica: alimentos que facilitan los sueños lúcidos 

[Cracked]