*

X

Ser una persona olvidadiza te hace aprender mejor

Por: pijamasurf - 02/13/2016

Olvidar permite que la memoria se reorganice y aproveche nuevos conocimientos en tareas futuras, así como en contextos diferentes.

El olvido es una parte necesaria (y normal) del proceso de aprendizaje, y aunque pueda parecer una de esas verdades contradictorias que andan por ahí, el hecho ha sido demostrado por un estudio del profesor Edwin Robertson, del Centre for Cognitive Neuroimaging, publicado en Current Biology.

Resulta que una memoria inestable tiene la particularidad de no fijar con demasiada rigidez las nuevas habilidades y experiencias; además, la porosidad de la memoria permite la trasferencia de dichas experiencias a nuevas tareas y contextos.

Lo que la investigación trató de medir fue cómo una nueva habilidad puede traducirse en aprendizaje en una tarea diferente. Podía tratarse de ligar una habilidad motriz con una tarea de series de palabras, o viceversa; a un grupo de voluntarios se le aplicó ambas pruebas con un período intermedio de 12 horas.

Según Robertson, pudieron observar que “lo que se transfería era una relación de alto nivel entre los elementos, más que el conocimiento de los elementos individuales en sí mismos”, lo que sugiere que “la transferencia de aprendizajes a través de diversas tareas se debe a una ‘representación de alto nivel’ que sólo puede formarse cuando la memoria es inestable”.

Aquí podemos recordar la historia de Funes, el personaje de Borges que era incapaz de olvidar: su vida era un interminable catálogo de percepciones y sensaciones de una alarmante riqueza; sin embargo, su vida era miserable, pues al ser incapaz de olvidar nada, de alguna forma era incapaz de aprender; su función se limitaba a administrar su siempre creciente archivo de memorias.

Por eso es que el olvido es como el espacio en blanco que permite la articulación de palabras en el lenguaje escrito: aquello que se omite, que se deja de lado para permitir la comunicación, así como el silencio que prestamos al otro al escucharlo.

10 brillantes e intraducibles palabras del inglés antiguo

Por: pijamasurf - 02/13/2016

Palabras, expresiones e imágenes que significaban cosas muy precisas, cuyo sentido o utilización se han perdido

El inglés antiguo ha permeado el español sobre todo en asociación con Borges y las kenningar, construcciones casi involuntariamente poéticas en tanto que forman imágenes para describir objetos, acciones o sensaciones. Sin embargo, el inglés antiguo no tiene mucho que ver con el actual, al igual que el griego escrito por Homero no tiene nada que ver con lo que se habla hoy en Atenas.

El tiempo moldea las palabras, los hablantes conservan caprichosamente algunas y otras dejan de tener interés. Grafías como þ (“thorn”), ƿ (“wynn”) y ð ("eth" o "thæt") han desaparecido, pero sus significados todavía pueden ser aprehensibles a través de la atención del oído y un poco de imaginación. Aquí un recuento de 10 palabras inglesas antiguas perdidas en el tiempo.

 

1. ATTERCOPPE

Literalmente "cabeza veneno", era una forma figurada de referirse a las arañas en el siglo XI. Dejó de utilizarse en el siglo XVII, pero sobrevive en algunos dialectos ingeleses.

2. BREÓST-HORD

Se traduce como "tesoro del pecho", y se refería en la literatura antigua al corazón, pero en un sentido emocional o espiritual, más parecido a la mente o el alma, así como los sentimientos.

3. CUMFEORM

Cuma es similar al hostes latino en cuanto a su sentido: un visitante, un extranjero, un huésped. Feorm se refiere a comida y provisiones, por lo que Cumfeorm indica algo así como "provisiones del extranjero", y se utilizaba para expresar hospitalidad o el acto de recibir huéspedes.

4. EAXL-GESTEALLA

Eaxle significa "axila" (también referida como oxter), y a veces también el hueso húmero de la parte superior del brazo. Eaxl-gestealla se traduce como "amigo-hombro", lo que figurativamente significa "mejor amigo".

5. EORÞÆPPLA

Uno de los más transparentes de la lista: eorþæppla significa "manzanas de tierra", que es una forma elegante de llamar a los pepinos.

6. GLÉO-DREÁM

Dreám significaba "placer" o "alegría", y no debe confundirse con el moderno dream, sueño, que los anglosajones antiguos llamaban swefen (de ahí el moderno sleep). Gléo, por su parte, se transforma en glee, júbilo o gozo. Gléo-dreám parece tautológico si lo leemos literalmente (gozo-alegría), pero se usaba para expresar la alegría que provoca escuchar música.

7. INSTICCE

Traducido como "puntada-interna" o "interior", expresa eso que sientes cuando ves una aguja, una sensación fantasma de agujas o espinas. 

8. MEOLCLIÐE

Meolcliðe es "suave como la leche", y se utilizaba para calificar un carácter dulce y amable en las personas.

9. SELFÆTA

No, no se trata de un anglosajonismo arcaico para selfie, sino un "self-eater", o alguien que se come a sí mismo. Figurativamente expresa al caníbal, o a cualquier animal que se alimente de miembros de su misma especie.

10. UNWEDER

Aunque se empleaba para decir "tormenta", su etimología se refiere a un anticlima o a una descompostura del clima ("un-weather").

 

(Vía MentalFloss)