*

X

10 brillantes e intraducibles palabras del inglés antiguo

Por: pijamasurf - 02/24/2016

Palabras, expresiones e imágenes que significaban cosas muy precisas, cuyo sentido o utilización se han perdido

El inglés antiguo ha permeado el español sobre todo en asociación con Borges y las kenningar, construcciones casi involuntariamente poéticas en tanto que forman imágenes para describir objetos, acciones o sensaciones. Sin embargo, el inglés antiguo no tiene mucho que ver con el actual, al igual que el griego escrito por Homero no tiene nada que ver con lo que se habla hoy en Atenas.

El tiempo moldea las palabras, los hablantes conservan caprichosamente algunas y otras dejan de tener interés. Grafías como þ (“thorn”), ƿ (“wynn”) y ð ("eth" o "thæt") han desaparecido, pero sus significados todavía pueden ser aprehensibles a través de la atención del oído y un poco de imaginación. Aquí un recuento de 10 palabras inglesas antiguas perdidas en el tiempo.

 

1. ATTERCOPPE

Literalmente "cabeza veneno", era una forma figurada de referirse a las arañas en el siglo XI. Dejó de utilizarse en el siglo XVII, pero sobrevive en algunos dialectos ingeleses.

2. BREÓST-HORD

Se traduce como "tesoro del pecho", y se refería en la literatura antigua al corazón, pero en un sentido emocional o espiritual, más parecido a la mente o el alma, así como los sentimientos.

3. CUMFEORM

Cuma es similar al hostes latino en cuanto a su sentido: un visitante, un extranjero, un huésped. Feorm se refiere a comida y provisiones, por lo que Cumfeorm indica algo así como "provisiones del extranjero", y se utilizaba para expresar hospitalidad o el acto de recibir huéspedes.

4. EAXL-GESTEALLA

Eaxle significa "axila" (también referida como oxter), y a veces también el hueso húmero de la parte superior del brazo. Eaxl-gestealla se traduce como "amigo-hombro", lo que figurativamente significa "mejor amigo".

5. EORÞÆPPLA

Uno de los más transparentes de la lista: eorþæppla significa "manzanas de tierra", que es una forma elegante de llamar a los pepinos.

6. GLÉO-DREÁM

Dreám significaba "placer" o "alegría", y no debe confundirse con el moderno dream, sueño, que los anglosajones antiguos llamaban swefen (de ahí el moderno sleep). Gléo, por su parte, se transforma en glee, júbilo o gozo. Gléo-dreám parece tautológico si lo leemos literalmente (gozo-alegría), pero se usaba para expresar la alegría que provoca escuchar música.

7. INSTICCE

Traducido como "puntada-interna" o "interior", expresa eso que sientes cuando ves una aguja, una sensación fantasma de agujas o espinas. 

8. MEOLCLIÐE

Meolcliðe es "suave como la leche", y se utilizaba para calificar un carácter dulce y amable en las personas.

9. SELFÆTA

No, no se trata de un anglosajonismo arcaico para selfie, sino un "self-eater", o alguien que se come a sí mismo. Figurativamente expresa al caníbal, o a cualquier animal que se alimente de miembros de su misma especie.

10. UNWEDER

Aunque se empleaba para decir "tormenta", su etimología se refiere a un anticlima o a una descompostura del clima ("un-weather").

 

(Vía MentalFloss)

¿La gente estúpida sabe que lo es? John Cleese de Monty Python tiene una respuesta (VIDEO)

Por: pijamasurf - 02/24/2016

El efecto Dunning-Kruger explica la incapacidad metacognitiva de autoevaluarse en parámetros que no manejamos, porque si tuviéramos los parámetros no seríamos estúpidos... ¿o sí?

John Cleese, uno de los genios cómicos detrás de Monty Python, ha sido profesor visitante en la Universidad de Cornell y ha dado conferencias y entrevistas sobre la psicología de la creatividad, las dinámicas de grupo y el "ser" de las celebridades. En este breve video (de apenas 1 minuto), Cleese aborda de una manera muy lógica un problema práctico: ¿saben los estúpidos que lo son?

Según Cleese, "saber qué tan bueno eres en algo requiere exactamente de las mismas habilidades para ser bueno en ese algo en primer lugar"; en otras palabras, "--y esto es increíblemente divertido, si no eres bueno en absoluto para ese algo, entonces careces justamente de la habilidad para saber que no eres bueno en absoluto para ello".

Esto se conoce como el efecto Dunning-Kruger. Investigadores de la Universidad de Cornell y amigos de Cleese creen que consiste "en un sesgo cognitivo donde los individuos poco capaces sufren de delirios de superioridad, calificando erróneamente su habilidad como más alta de lo que es", a causa de una "incapacidad metacognitiva de los poco capaces para reconocer su ineptitud". Pero el efecto también puede jugar al revés, pues existen "individuos altamente calificados que subestiman su relativa competencia, asumiendo erróneamente que las tareas que son fáciles para ellos también son fáciles para los demás".

La "pena ajena" derivada de la estupidez del otro puede ser precisamente la evidencia de que somos capaces de reconocer cuando alguien no es bueno para lo que hace y no sabemos cómo decírselo; ¿pero es peor permitir que tu amigo que no sabe nada de política siga ridiculizándose a sí mismo exponiendo su ignorancia en redes sociales, o no decírselo y seguir siendo un testigo mudo? Si partimos de que el estúpido no sabe que lo es, ¿no caeremos nosotros mismos en acciones o  comportamientos estúpidos simplemente porque nadie nos ha dicho que lo son? Dinos qué opinas en los comentarios.