*

X

Si la homosexualidad entre los seres humanos prevalece, los patos dominarán el mundo

Por: pijamasurf - 10/16/2012

Periódico neozelandés publica la estrafalaria colaboración de una joven de 14 años que previene al público lector contra la prevalencia de la homosexualidad humana, comportamiento que, asegura, llevaría a la ruina de nuestra especie y el ascenso de otras que creeríamos menores como los patos, que terminarían por dominar el mundo.

La homosexualidad es un asunto polémico, incómodo, pero falsamente. En realidad el escándalo está alimentado por factores de orden moral y religioso que históricamente han buscado imponer un control sobre el cuerpo y sus comportamientos, sobre individuos que poseen la capacidad de decisión sobre sí mismos. Por desgracia ahora y hace siglos ha habido personas que, individual o colectivamente, se creen en la obligación de dictar a otros las reglas de comportamiento que siempre deberían observarse.

En un caso curioso que, por supuesto, puede tomarse como broma, un joven de 14 años envió a un periódico neozelandés, el Northern Outlook, una carta sumamente estrafalaria en la que asegura que si la homosexualidad se vuelve una práctica común entre los seres humanos, nuestra especie estará condenada a la involución y la servidumbre para con otras que ahora se creerían menores, por ejemplo, los patos.

Si la homosexualidad se disemina, podría provocar que la evolución humana se estanque. Ello podría amenazar la posición del ser humano en la escala evolutiva y, digamos, los patos podrían dominar el mundo. Los patos siempre anidan en parejas y, si permitimos el matrimonio entre personas del mismo sexo, entonces los patos evolucionarán más que nosotros. Estaremos en peligro de ser todos iguales, con los patos más iguales que nosotros.

Desde esta posición pseudoevolutiva, Jasmin H. intenta justificar su rechazo a la homosexualidad, que supuestamente atenta contra la especie entera.

“No quiero que mis hijos compitan con patos”, agrega, en la frase que mejor delata la posibilidad de que todo esto no sea más que una acción burlona, un intento (logrado) por reducir al absurdo los argumentos contra las uniones entre personas del mismo sexo —lo cual de verdad esperamos que sea así, pues, de lo contrario, sería una pena que una mente haya alcanzado tal grado de ruina a tan temprana edad.

[io9]

El Kopi Luwak: café gourmet hecho del excremento de rara especie de mamífero

Por: pijamasurf - 10/16/2012

El llamado café civeta, o Kopi Luwak, como lo indica su nombre en indonesio, es una manjar líquido que sucumbe ante la excentricidad, ya que proviene del excremento de una especie de mamífero típico de la región.

Dentro de la variedad de cafés gourmet que existen, resalta uno por su sabor ligero y natural, pero más allá de sus notas aromáticas, lo hace por su origen, ya que sus granos son recolectados y seleccionados cuidadosamente de entre las heces de un mamífero típico de Indonesia, el civeta.

Por $60 dólares podrás adquirir 4 onzas del fino grano y en algunas cafeterías el precio de una taza llega a costar, por lo menos, $10 dólares que, en comparación a lo que cuesta el kilo de té de excremento de oso panda —$80 mil dólares—, resulta una ganga.

De acuerdo a varios testimonios de personas que han tenido la fortuna de probarlo, comentan que su sabor es similar al té pero con un sabor terroso y vegetal.

El grano proviene de las semillas de cerezas que el civeta ingiere y, sin digerir y ligeramente fermentado, posteriormente defeca.

Los conocedores dicen que independientemente del curioso proceso de fermentación, el sabor tiende a ser suave y menos ácido que cualquier otro café que no tenga tan peculiar procedencia, aunque, en realidad, es caro por su extrañeza mas no por su exquisito sabor que, a decir verdad, también contiene notas almibaradas.

De acuerdo al experto y certificador del Kopi Luwak, Massimo Marcone, los granos defecados por el animal contienen menos bacterias que los granos de café colombiano. Esto se debe a que el proceso de recolección y lavado del Kopi Lwak se hace con cuidado y esmero.

Aunque este tipo de alimentos parezcan extraños, en distintas latitudes del mundo los pobladores alimentan a los animales con el fin de consumir ciertos contenidos de su excremento o al propio animal, como el jamón de bellota o el Kobe, carne de res criada y alimentada bajo estrictas normas de calidad.  

[Npr]