*

X

Si la homosexualidad entre los seres humanos prevalece, los patos dominarán el mundo

Por: pijamasurf - 10/16/2012

Periódico neozelandés publica la estrafalaria colaboración de una joven de 14 años que previene al público lector contra la prevalencia de la homosexualidad humana, comportamiento que, asegura, llevaría a la ruina de nuestra especie y el ascenso de otras que creeríamos menores como los patos, que terminarían por dominar el mundo.

La homosexualidad es un asunto polémico, incómodo, pero falsamente. En realidad el escándalo está alimentado por factores de orden moral y religioso que históricamente han buscado imponer un control sobre el cuerpo y sus comportamientos, sobre individuos que poseen la capacidad de decisión sobre sí mismos. Por desgracia ahora y hace siglos ha habido personas que, individual o colectivamente, se creen en la obligación de dictar a otros las reglas de comportamiento que siempre deberían observarse.

En un caso curioso que, por supuesto, puede tomarse como broma, un joven de 14 años envió a un periódico neozelandés, el Northern Outlook, una carta sumamente estrafalaria en la que asegura que si la homosexualidad se vuelve una práctica común entre los seres humanos, nuestra especie estará condenada a la involución y la servidumbre para con otras que ahora se creerían menores, por ejemplo, los patos.

Si la homosexualidad se disemina, podría provocar que la evolución humana se estanque. Ello podría amenazar la posición del ser humano en la escala evolutiva y, digamos, los patos podrían dominar el mundo. Los patos siempre anidan en parejas y, si permitimos el matrimonio entre personas del mismo sexo, entonces los patos evolucionarán más que nosotros. Estaremos en peligro de ser todos iguales, con los patos más iguales que nosotros.

Desde esta posición pseudoevolutiva, Jasmin H. intenta justificar su rechazo a la homosexualidad, que supuestamente atenta contra la especie entera.

“No quiero que mis hijos compitan con patos”, agrega, en la frase que mejor delata la posibilidad de que todo esto no sea más que una acción burlona, un intento (logrado) por reducir al absurdo los argumentos contra las uniones entre personas del mismo sexo —lo cual de verdad esperamos que sea así, pues, de lo contrario, sería una pena que una mente haya alcanzado tal grado de ruina a tan temprana edad.

[io9]

Muere Sylvia Kristel, la sacerdotisa del erotismo que inició a tantas generaciones en la sexualidad

Por: pijamasurf - 10/16/2012

Como una sacerdotisa del erotismo, Sylvia Kristel, en su legendario avatar de Emanuelle, guió la iniciación de varias generaciones en la sexualidad; por desgracia, la actriz murió este 18 de octubre a la edad de 60 años.

En la década de los 70, en los días posteriores al sueño de la revolución y la liberación sexual emprendidas algunos años antes, mención especial merece Emanuelle, legendario personaje al que diera vida la actriz de origen holandés Sylvia Kristel. Como si se tratase de una hierofante o una hetaira, una sacerdotisa versada en los ritos iniciáticos de un culto todavía secreto, Kristel guió a generaciones enteras en su despertar sexual. Fue gracias a la serie de películas que tenían como protagonista a dicho personaje —creado por la escritora francófona  Emmanuelle Arsan— que cientos o miles de jóvenes descubrieron el siempre arcano mundo del erotismo. Emmanuelle, por cierto, fue una de las primeras películas en exhibirse públicamente en salas de cine concurridas.

En una circunstancia biográfica que parece previsible, Kristel huyó del convento calvinista donde recibió su primera formación, dirigiéndose, todavía adolescente, a Ámsterdam, donde trabajó como secretaria y camarera antes de ser modelo, profesión esta que al final le descubriría su verdadero destino, pues luego de ganar un par de concursos televisivos de belleza, entró de lleno al mundo del cine de la mano —literalmente— del actor belga Hugo Claus, en ese entonces su novio.

Al final sería Emmanuelle (Just Jaeckin, 1974) la cinta que le aseguraría su pasaje a la posteridad: la historia de una mujer tailandesa que, aburrida de su marido diplomático y de viaje por varios países de Asia, llena su tiempo con escarceos y encuentros sexuales furtivos. Pero igualmente filmó sendas adaptaciones fílmicas de Lady Chatterley's Lover (Just Jaeckin, 1981), la novela de D. H. Lawrence, y de la vida de Mata Hari, la mítica bailarina exótica que fungió como espía en la Primera guerra mundial.

Por desgracia, Kristel falleció este jueves 18 de octubre, a la edad de 60 años, como consecuencia del cáncer de garganta y pulmón que desarrolló a principios del 2000.

Aquí en una escena de Private Lessons (Alan Myerson, 1981):

 

También en Pijama Surf: Los rostros que hacían los hombres en los años 70 al recibir sexo oral (FOTOS).

Con información de la BBC