*

X

5 (estúpidas y peligrosas) maneras de emborracharse sin beber (VIDEO)

Buena Vida

Por: pijamasurf - 07/17/2012

Si estás aburrido y eres una persona muy arriesgada, puedes experimentar estos métodos que seguramente elevarán tu adrenalina y también te llevarán al hospital.

La estimulación recibida al ingerir alcohol es única en su especie. Sólo este sagrado líquido puede elevar (aparentemente) nuestros estados de ánimo a límites que nadie puede advertir.

Para desgracia de todos, los daños causados por su consumo excesivo es la principal restricción para que los terrícolas podamos disfrutar sin medida de deliciosos cocteles y excéntricas combinaciones que  nos iluminan la mente y nos relajan casi como si estuviésemos escuchando el romper de las olas en algún nostálgico puerto.

Además del alcohol, existen otros (peligrosos) métodos que te pueden llevar por el sendero de inhóspitas sensaciones. Aunque no son recomendables, hay que reconocer que la mayoría resultan ingeniosamente estúpidos.  

Snorting

Se trata de ingerir pequeñas dosis de alcohol a través de las fosas nasales. Aquellos que lo han practicado, comentan que su efecto es instantáneo, pero que inevitablemente el alcohol de las bebidas dañan las membranas nasales.

 

AWOL

Es un aparato inventado en Europa con el que puedes emborracharte sin  beber una sola gota de alcohol. El sistema funciona de manera sencilla: en una cavidad depositas el licor de tu elección y pronto éste comenzará a vaporizarse para que puedas inhalarlo. El beneficio del aparato, según sus creadores, es que previene el sobrepeso, ya que al no ingerir el alcohol, no existe riesgo de que la grasa termine en tu abdomen.

 

Absorción sublingual  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Puedes absorber alcohol por las membranas sublingual sin pasar el líquido? Sí. Según científicos, con las drogas más fuertes, debido a su enorme tamaño molecular, sus efectos son más eficaces cuando son administradas por este medio. El problema con el alcohol viene cuando “quema” la parte baja de la lengua por haber dejado mucho tiempo ahí el líquido.

 

Tampón

En Estados Unidos, un grupo de adolescentes imaginó este método que consiste en remojar tapones y colocarlos, en el caso de las mujeres, en la vagina; en el de los hombres, en el recto. Las autoridades escolares de este país estuvieron pendientes de las conductas de los alumnos, ya que, por obvias razones, el método no provoca ningún olor.

 

Eyeballing

Este método, francamente idiota, puede dejar ciego al quien lo practica. Se trata de “beber” alcohol por los ojos. Según sus practicantes, a través de los globos oculares, el alcohol llega directamente al torrente sanguíneo, cosa que es totalmente falsa. 

En Pijama Surf hemos documentado antes al menos dos de estas técnicas, por lo cual, si deseas más información, te sugerimos visitar los siguientes enlaces:

Beber vodka por los ojos: nueva moda entre los jóvenes

Nueva moda entre adolescentes en Alemania: colocarse tampones vaginales remojados en vodka

[Gizmodo]

¿El tequila te vuelve macho y el whisky melancólico? ¿Cuál es la relación entre ánimo y bebidas alcohólicas?

Buena Vida

Por: pijamasurf - 07/17/2012

En ocasiones, las hipótesis que crea la colectividad están basadas en un empirismo absurdo y experiencias compartidas, como es el caso de beber whiskey para que las nostalgia nos invada o ron para que un inconmensurable éxtasis nos conduzca por el sendero del placer.

Graham Roumieu

Los bebedores de alcohol aseguran que el whiskey, ron, vodka, o cualquier otra bebida embriagante, determinan el estado de ánimo.

Bajo esta premisa, recientemente se realizó una encuesta a varios hombres en la barra de un bar, en la que el 100% de los participantes aseveraron esta idea relacionada a los diversos licores. 

Según los científicos y especialistas en salud, el etanol es etanol, así que los efectos no son diferentes si se consume una botella de vino o una de bourbon. Aunque donde sí pueden existir variaciones es en la cantidad que se requiere para emborracharse: no es lo mismo un litro de cerveza que un litro de absenta. Además, los distintos ingredientes con que se fabrican las bebidas alcohólicas permiten que el metabolismo del consumidor responda de formas distintas. Sin embargo, y aun bajo estas circunstancias, el efecto de embriaguez es el mismo.

En 1984, en un estudio que pretendía responder incógnitas acerca del alcohol, se inyectó a decenas de ratas con diferentes tipos de bebidas (ron, whiskey, vodka, coñac, principalmente). Después de un tiempo determinado se consultó el comportamiento de los roedores. Más allá de las afectaciones motrices, las ratas a las que se les inyectó vodka no variaron su comportamiento respecto a las que por su torrente sanguíneo corría whiskey.

Damaris Rhsenow, profesor de ciencias y comportamientos sociales de la Universidad Brown, mencionó otro estudio acerca de la relación alcohol-comportamiento. En él se comprobó que los diferentes efectos entre una bebida y otra no existen. Sin embargo, el común denominador fue que la ansiedad, la hostilidad y la depresión afectaron a todos los participantes.

El fundador del Hospital Center for Behavioral Helath, William Oswald, mencionó que otro factor que desmiente la relación entre la bebida y el comportamiento es la cantidad que se ingiere y las circunstancias en las que se bebe. Si una persona generalmente consume whiskey, al momento en que lo sustituya por ginebra, las reacciones serán distintas, pero su comportamiento y los efectos del alcohol etílico no modificarán los efectos de su embriaguez, simple y llanamente su estado de ánimo será el mismo estando ebrio.

Sólo falta esperar a que un estudio con sustentos 100% científicos asegure de manera fehaciente que no existe una relación entre el tipo de bebida y el estado de ánimo. 

[The Atlantic]