*

X

Vaticano interesado en conexión maya-extraterrestre, afirma Raul Julia Levy (FOTOS)

Por: pijamasurf - 01/19/2012

En conversación telefónica, el productor de "Revelaciones Mayas del 2012 y Más Allá" dijo a Pijama Surf que el Vaticano quiere reunirse para discutir su documental; Julia-Levy nos proporcionó imágenes que supuestamente muestran la representación maya de un extraterrestre y de una máquina interdimensional

La posibilidad de que la cultura maya haya dejado testimonio de una comunicación con seres extraplanetarios es una de las temáticas que abordará el documental Revelaciones Mayas del 2012 y Más Allá.  Este esperado documental, una de las cosas imperdibles del 2012 según Yahoo News, ha llamado la atención del Vaticano, según reveló a Pijama Surf el productor Raul Julia-Levy.

En conversación telefónica, Julia-Levy confirmó que ha recibido comunicación oficial de parte del vocero de la Santa Sede, Federico Lombardi, en la que se manifiesta el interés del Vaticano por reunirse para discutir el documental que él encabeza. Como informamos en su momento en Pijama Surf, el Vaticano en los últimos años se ha abierto a la posibilidad de que existan inteligencias extraterrestres, incluso celebrando una conferencia para estudiar dicha posibilidad.

Julia Levy se dijo entusiasmado por el interés del Vaticano, pero señaló que procederá con cautela ante esta institución —la cual, le advertimos, generalmente no se ha caracterizado precisamente por su transparencia y libertad de información. "El acercamiento con el Vaticano se presta a muchas interpretaciones, sobre todo porque anteriormente la Iglesia se ha mantenido hermética en lo que se refiere a estos temas. Creo que su interés es trabajar en conjunto para revelar esta información y quizás también quieran compartir algo de lo que ellos saben. Creo que ellos están buscando una oportunidad para participar en estos temas. No creo que haya intenciones oscuras", Julia-Levy.

Imagen de una inscripción maya interpretada como un extraterrestre por arqueólogos guatemaltecos, según nos dijo Raul Julia-Levy.

El productor de  Revelaciones Mayas del 2012 y Más Allá nos dijo que a diferencia de las decenas de personas que dicen revelar información confidencial en Internet relacionada con los extraterrestres —y que normalmente solo contribuyen a aumentar la desinformación y la confusión—, él cuenta con el aval de los gobiernos de México y de Guatemala y se ha reunido con altos funcionarios de ambos gobiernos. "Todo el mundo quiere hablar de estos temas, pero, ¿quiénes cuentan con el apoyo de dos gobiernos para revelar información trascendental?". Según Julia-Levy ambos gobiernos consideran que es importante acabar con la desinformación "del 2012 como el fin del mundo" y dijo que los datos que se van a revelar "es lo que los mayas dejaron como legado a las futuras civilizaciones para que pudieran vivir en armonía y proteger el planeta".

Por nuestra parte insistimos en que existe una tendencia creciente a utilizar el tema del 2012 y las profecías mayas para lucrar o crear una falsa alarma, entre ellos el gobierno mexicano con su monumental programa de turismo Mundo Maya 2012. Julia Levy dijo que México y Guatemala "buscan una forma viable de educar a las personas sobre el mundo maya", ya que existe un gran desconocimiento generalizado sobre este, y negó que el programa turístico esté manipulando a las personas, en todo caso, aseguró, "informar sobre los mayas es una forma de cambiar la imagen de México en el mundo, que ha sido vinculada con el narcotráfico". Asimismo dijo que su interés no es lucrar con este documental y negó las acusaciones que se le han hecho de estar vendiendo humo y generar una anticipación desmedida en torno a su película.

Le preguntamos sobre la posibilidad de que exista una agenda oculta en la revelación de la existencia de seres extarterrestres  —de que sea una operación psicológica usada por algunos gobiernos para influir en el estado mental  y en las creencias de los ciudadanos y beneficiarse de esto: del pánico, de la alrma o de un nueva religiosidad (un nuevo opio masivo). "El presidente Reagan ya hablaba de los extraterrestres, dijo que la próxima gran guerra sería interplanetaria. Es un tema complicado. Yo solo puedo hablar de lo que sé, es obvio que muchas personas tienen diferentes intereses, pero de lo que me ha tocado vivir con este documental me parece que existe un interés por trabajar en conjunto para liberar la información". Añadió que, de no haber una voluntad para abrirse, "el gobierno de Estados Unidos ya hubiera bloqueado el documental". "Según entiendo, hace alrededor de 6 meses el gobierno de Estados Unidos empezó a permitirle a los medios hablar de estos temas [como los extraterrestres]", dijo.

Raul Julia-Levy nos dijo que esta imagen representa una máquina de teleportación, una máquina del tiempo o algún tipo de artefacto tecnológico, esto según el reporte que recibió de arqueólogos guatemaltecos.

Julia-Levy manifestó que el gobierno no es responsable de la histeria en torno al 2012 y de su falsa vinculación con el fin del mundo: "Fue José Argüelles el que se encargó de popularizar este movimiento new age del 2012, y la CIA o los gobiernos son culpables de esto". Le preguntamos sobre la posibilidad de que Argüelles hubiera trabajado para la CIA: "No hay ninguna evidencia de ello, solo son personas que dicen que oyeron algo por ahí sin ninguna base sólida".  Sin embargo, dijo que según la información que tiene, "los mayas sí consideraban que esta fecha era especial, es el detonante de un cambio planetario". Además del Monumento Tortuguero, aseguró que existen códices que señalan la fecha del 21 de diciembre del 2012. Aparentemente buena parte de esta supuesta información que vincula a los mayas con civilizaciones más evolucionadas que la nuestra habría sido encontrado en Calakmul, un sitio que "se convertirá en el descubrimiento arqueológico más importante de la historia. La razón de este proyecto está ahí. El ejército incluso está cuidándolo día y noche", dijo Julia-Levy.

En un tono más ligero, el productos nos confió que lo han acusado de "ser agente de la CIA o de los Iluminati": "me han amenazado en mi página de Facebook. Pero todo esto son fantasías".

El documental Revelaciones Mayas del 2012 y Más Allá se empieza a filmar en un mes; los rumores de que Stephen Hawking y Johnny Depp participarán en el mismo son por ahora eso: rumores. Según Julia-Levy, la producción se encuentra en pláticas con ellos, pero no han confirmado su participación.

¿Qué creer? ¿Se trata —la parafernalia del 2012 maya, los extraterrestres— de un evento de falsa bandera o de un programa de control mental que busca manipular la psique del hombre, como en algún momento el Vaticano lo hizo con su "evangelización", la cual por cierto, a través del obispo Diego de Landa, destruyó una parte importante del acervo cultural maya? ¿Es solamente una manifestación más de los extraños lugares a los que las creencias llevan al ser humano, capaces de hacernos ver marcianos, hombrecillos verdes (o aliens grises) en lápidas que tienen un contexto muy diferente, casi insondable? ¿O verdaderamente estamos entrando en tiempos revolucionarios y se acerca una revelación que cambiará nuestra historia para siempre? Todo esto está por verse. Como dijera Terence Mckenna, ante el misterio solo queda "poner atención y respirar". 

Bug Fights: las peleas de insectos que se televisan en Japón

Por: pijamasurf - 01/19/2012

Peleas entre temibles insectos son televisadas en Japón; los espectadores cruzan entre sí apasionadas apuestas tratando de prever quién será el ganador.

 bug fights, peleas de insectos televisadas en japon

Hay quienes opinan que nuestro planeta está en realidad controlado por los insectos. La prístina organización comunitaria que muchos de ellos practican, la épica disciplina de algunos y la inigualable resistencia de otros, son argumentos que podrían tomarse en cuenta para respaldar dicha afirmación. Y si tomamos en cuenta que por cada ser humano que habita en la Tierra existen al menos 200 millones de estos pequeños seres, entonces la hipótesis comienza a tomar aún más fuerza. 

A lo largo de la historia humana, los insectos han jugado un rol significativo entre diversas culturas. Ya sea simbolizando deidades o encarnando amuletos, como personajes protagónicos en narrativas mitológicas o como elementos importantes en las gastronomías tradicionales, por mencionar solo algunos. Sin embargo, en algunos países de Asia se registró el surgimiento de una  peculiar subcultura en torno a los insectos: organizar peleas entre ejemplares de una misma o de distintas especies.

Si bien esta actividad podría parecer un ejercicio grotesco para los amantes de la naturaleza y que, difícil negarlo, lleva implícita una cierta crueldad o morbosa fascinación, lo cierto es que es una práctica que en en lugares como China lleva realizándose durante casi quince siglos. Las primeras peleas de insectos de las que se tiene registro datan del siglo VII, en el país oriental, durante la dinastía de los Tang, cuando se organizaban ante los emperadores peleas de grillos o saltamontes. Con el paso de los años, lo que se originó como un espectáculo para la realeza fue popularizándose e impregnándose de mayor sofisticación, hasta llegar a lo que hoy conocemos como Bug Fights. 

 Las Bug Fights son peleas entre diversas especies de insectos, muchas de ellas temerarias, y alrededor de las cuales se acuerdan apuestas. El escenario de estas peleas son recipientes de cristal, suficientemente amplios para que puedan albergar una interacción dinámica entre los "combatientes", mientras que las paredes completamente traslúcidas permiten a los espectadores apreciar cualquier detalle del combate. El material que se coloca en el suelo del "ring" varía de acuerdo al hábitat natural de los ejemplares que lucharán a muerte, y en algunas ocasiones se coloca algún objeto adicional, por ejemplo, un tronco o un par de piedras, elementos que, presumiblemente, los organizadores creen que favorecerán la pelea.    

Los combatientes son presentados, acorde al surrealismo kitsch implícito en este "deporte de espectador", como si se tratase de un videojuego, y el narrador aprovecha para exponer algunas de las más temibles virtudes de cada uno. Posteriormente comienza el combate, y ya sea que observes el combate entre un escorpión africano y un escarabajo gigante o entre una tarántula y un pray mantis lo cierto es que, en la mayoría de los episodios, lo más probable es que se geste una angustiante batalla entre los contendientes elegidos. 

Y tras presenciar un par de combates de esta liga llamada Bug Fights, surgen algunas reflexiones: por un lado, desde una perspectiva sociológica, llama la atención la frecuencia con la que surgen extravagantes subculturas en Japón (los yakuza, los otaku, etc). Desde una mirada ecologista, evidentemente las peleas entre insectos representa un teatro de la crueldad, una especie de abuso biológico. Aunque recordemos que cotidianamente se llevan a cabo peleas entre gallos, en algunos países entre perros y, obviamente, existe el "arte" de la tauromaquia, el cual afortunadamente comienza a prohibirse en diversas ciudades. Finalmente viene la perspectiva antropológica, o incluso ontológica, desde la cual llama la atención el morbo que puede llegarnos a producir los episodios "dramáticos", siempre y cuando involucren a otros, y nuestra falta de compasión se acentúa si se trata de un animal, y aún más de un insecto. Y ligado a esta reflexión, viene el tópico de la búsqueda humana por imponerse, por dominar, a otras especies, y en sí a la naturaleza por completo. Y es aquí donde surge la pregunta, ¿cuál es la relación ontológica entre un linaje cultural, o una tradición, con nuestro concepto del bien y el mal? ¿Puede justificarse así una práctica como los Bug Fights? Tal vez.