*

X

Gadafi fue sodomizado antes de su muerte; ¿por qué nos gusta tanto el porno de la guerra?

Política

Por: pijamasurf - 10/24/2011

Muamar Gadafi fue sodomizado antes de que lo asesinaran brutalmente; consumimos las imágenes de snuff de la guerra bajo mecanismos similares al porno (porno con agenda política).

Un análisis videográfico realizado por el Global Post muestra que Muamar Gadafi fue sodomizado por los rebeldes que lo capturaron y luego asesinaron.  El video presentado por la agencia, extremadamente gráfico, muestra a un hombre claramente insertando lo que parece ser un cuchillo por el trasero de el Coronel Gadafi. Según el corresponsal Tracey Shelton, el arma utilziada podría ser un Bicketti o un cuchillo Becker.

Ante estas imágenes no sorprende que grupos internacionales pidan una investigación formal de la muerte del antiguo líder de Libia, ya que evidentemente viola los principios establecidos por la Convención de Ginebra.

El nuevo régimen de Libia asumirá el poder manchado de sangre, cuando supuestamente la revolución fue motivada por las atrocidades de Gadafi.

Por otra parte se deberían exigir cuentas también a la OTAN, quien participó conjuntamente con los rebeldes a lo largo de la guerra (incluso la CIA lo hizo antes de la guerra) y en la captura de Gadafi, dejado en las manos sedientas de sangre de los rebeldes con conocimiento de causa por la OTAN. Doble moral política de la OTAN: cuando un sector del pueblo libio comete masacres (Gadafi y sus partidarios)  que van en contra de los principios humanitarios, interviene;  cuando otro sector hace lo mismo, los deja actuar impunemente.

Esto sugiere que el plan original siempre fue matar a Gadafi y no llevarlo a juicio a La Haya como dictaría el protocolo oficial. Christopher Hitchens escribe en Slate:

"El presidente de Estados Unidos habló como si la opción de un arreglo nunca hubiera surgido. En esto fue apoyado por su secretaria de Estado, quien recién había visitado Libia, pero se limitó a una serie de animadas declaraciones, una de ellas sobre el efecto que tendría en la transición el asesinato de Gadafi. El primer ministro David Cameron, quien sí tuvo tiempo para mencionar las víctimas internacionales en los años de terror de Gadafi, también omitió mencionar la opción de juicio.

"Entre otras cosas este acuerdo tácito me lleva a pensar que nunca se emitió una instrucción general a la fuerzas  que se acercaban a Sirte, el pueblo de Gadafi. Nada como 'Mátenlo si es necesario, pero traten de arrestarlo y transfiéranlo (a él y a otros miembros de su familia) a Holanda'".

La razón por la cual Gadafi probablemente no fue llevado a juicio ya la analizamos aquí —seguramente sus declaraciones no habrían sido muy cómodas para la OTAN , Blair, Obama, la CIA y toda la pandilla. 

Por otro lado, quien haya visto las brutales imágenes que han circulado al mundo, notará un fervor tipo paparazzi entre los rebeldes libios por tomar fotos de Gadafi en su descenso de la tortura a la muerte. Tal vez sabían que el mundo iba estar ávido de ver a Gadafi en estas circunstancias, en cierta forma similar a lo que ocurre con el sex tape de una celebridad.

"Realmente no queda mucha diferencia entre el porno y el snuff, entre vender sexo y vender muerte, entre el deseo del mundo de ver a una persona muerta arrastrada por las calles por una turba enardecida y el deseo de los medios de darnos lo que queremos no importa lo que sea", escribe Susannah Breslin en Forbes.

Uno de los atractivos que tiene el porno de la guerra es que nos hace pensar que es real. En una sociedad hiperreal, sobremediatizada, donde incluso los reality shows son producidos —básicamente simulacros— se nos hace ver que la guerra es una de las pocas situaciones en las que entramos directamente en (tele)contacto con la cruda humanidad y, en ese sentido, las imágenes debieran de sacudirnos, porque son, aunque terribles, humanas y reales. 

Pero ocurre como en el porno: hace ya varios años esta industria se dio cuenta de que la audiencia quería ver "porno real", entre personas que podrían ser ellos. Para esto implementó lo que llamó "porno de amateurs" y empezó a usar handy-cams, videos de vigilancia y en general una estética que imita al video casero, casual, con la que se transmite la idea de que el sexo es real.

Los medios masivos de comunicación también saben que el impacto de un video grabado por un aficionado durante un evento de repercusión mundial tiene mayor efecto (credibilidad) que un video impecable, producido por profesionales.  Con esto no queremos decir necesariamente que la escena snuff de Gadafi fuera grabada por CNN o que no ocurrió (y es brutal), pero sí queremos proponer la posibilidad de que haya sido sido explotada de acuerdo con una agenda política y resignificada por el conglomerado de poder que forman los medios y los gobiernos de Estados Unidos, Gran Bretaña y otros países. ¿Un poco de snuff hiperreal para alimentar la sangre y la sombra de las masas? ¿Simbolismo: el sistema dominante te sodamizará si no te portas bien? Puede sonar fuerte pero, en cierta forma, Obama también sodomizó a Muamar Gadafi al permitir su linchamiento y al hacer uso, a través del aparato mediático de poder global, de estas imágenes para celebrar su victoria.

 

Se tensan relaciones entre Rusia y Estados Unidos: Putin acusa a Clinton de incitar protestas

Política

Por: pijamasurf - 10/24/2011

Masivas protestas en contra del gobierno por un supuesto fraude electoral se llevan a cabo en Rusia; Putin, acaso temiendo un contagio antes visto en la Primavera Árabe, acusa al gobierno de Estados Unidos de fomentar las protestas e influir en la política de su país

Ante la primera oleada masiva de descontento civil en sus más de diez años en el poder (haciendo un columpio con Medvedev), Vladimir Putin acusó a la secretaria de Estado Hillary Clinton de incitar las protestas en su contra que se esparcen por Moscú y otras ciudades de Rusia. Putin dijo que Clinton había envíado señales a "algunos actores [políticos] de nuestro país" después de las polémicas elecciones parlamentarias en las que venció marginalmente su partido Rusia Unida en el domingo pasado.

La prensa internacional y el gobierno de Estados Unidos sugieren que la reciente elección fue fraudulenta (incluso Gorbachev ha pedido una nueva elección); algo que miles de rusos han manifestado en una serie de protestas que tuvo este viernes su demostración más concurrida, con hasta 30 mil personas manifestándose en contra de Putin, pidiendo una nueva elección y quejándose por los arrestos que han sufrido algunos ciudadanos indignados.

Vladimir Putin ha dicho que cientos de millones de dólares de dinero extranjero han sido inyectados para influir en la política rusa y que la secretaria Clinton personalmente instigó a la acción civil. Los comentarios de Putin vienen en un punto bajo en las relaciones entra ambas potencias que se viene acarreando de la situación en Siria.

"Puse atención a la primera reacción de nuestos socios de Estados Unidos y la primera cosa que dijo la secretaria de Estado fue que [las elecciones] no fueron justas ni honestas, pero todavía ni siquiera recbía el material de los observadores", dijo Putin según reporta el New York Times. 

Pese a las acusaciones de fraude el partido de Putin no logró mantener las dos terceras partes de mayoría que tenía en el Parlamento --aunque si mantuvo una mayoría parcial.

Según el New York Times, el gobierno ruso teme que las protestas se extiendan como ha sucedido en la Primavera Árabe y por lo tanto ha desplegado un contingente policial y legiones de jóvenes pro-Putin para ocupar las plazas públicas de la capital. Sin embargo, sí permitió la protesta masiva --inusitadamente protagonizada por la clase media-- de este viernes, que tal vez haya sido la más multitudinaria desde la caída del comunismo.

Por otro lado las infaltables provocateurs de Femen se manifestaron topless en Moscú pidiendo que el "Zar" Putin  abdicara de su puesto (se espera que Putin se postule por tercera vez a la presidencia en el 2012, esta vez intercambiándose con Medvedev quien sería el primer ministro).

Clinton dijo, reptiendo la misma retórica (seudo)democrática que Estados Unidos emplea para intervenir en procesos políticos ajenos, que "Estados Unidos y muchos otros en el mundo tienen un fuerte compromiso con la democracia y los derechos humanos. Es parte de quiénes somos. De nuestros valores. Expresamos nuestra preocupación, la cual pensamos estaba fundamentada, sobre lo ocurrido en las elecciones. Y apoyamos los derechos y las aspiraciones de los rusos de progresar y forjar un mejore futuro".

La relación entre Rusia y Estados Unidos había sufrido un percance cuando el Kremlin se negó a aplicar un embargo armamenticio a Siria, con quien tiene un contrato de 3, 500 millones de dólares para suministrar armas. Estados Unidos y Gran Bretaña consideran que el presidente de Siria Bashar Assad debe de dejar su cargo ya que, de manera similar a Gadafi, supuestamente oprime a su propio pueblo y es responsable de miles de muertes. 

El periodista conspiracional Websetr Tarpley, desde Damasco, ha dicho que existe una operación conjunta entre agencias de inteligencia británicas, israelíes y estadounidenses para desestabilizar Siria y esparcir el descontento civil, una operación de infiltración que presuntamente antes ya ha sido observada en otros países árabes. Esto ha llevado a que algunos sitios de conspiración vean el albor de un conflicto armado de escala global, la mítica Tercera Guerra Mundial, inmiscuyendo a China vía Irán, algo que parece completamente desproporcionado. Aunque esto nos da la pauta para  recordar a William Burroughs, que en un diálogo con Corso y Ginsberg dijo:

"Los conflictos políticos son meras manifestaciones superficiales. Si los conflictos surgen puedes estar seguro que ciertos poderes intentan mantener el conflicto operando ya que esperan beneficiarse de la situación. Preocuparte por los conflictos políticos de la superficie es hacer el mismo error que el toro en la plaza, estas embistiendo el capote. Para esto está la política, para enseñarte el capote. Igual que el torero le enseña al toro, le enseña a seguirlo, a obedecer el capote".

[New York Times]