*

X
Brutales imágenes de la muerte del presidente libio Muamar Gadafi circulan el orbe; Obama y los rebeldes celebran. ¿Pero acaso su muerte no fue el último acto siniestro en esta guerra violatoria de los derechos humanos?

Sangrientas imágenes difundidas hoy alrededor del mundo muestran la muerte del presidente de Libia Muamar Gadafi, quien fue acorralado y asesinado por las fuerzas rebeldes apoyadas por la OTAN en una especie de linchamiento público. Más allá de las excentricidades de Gadafi y  su innegable autoritarismo, no hay que olvidar la forma en la que la OTAN invadió Libia, apoyando a los rebeldes desde su gestación, sin tomar mucho en cuenta la ley internacional, devastando el país y ahora posiblemente tomando control de sus recursos (Libia es el país más rico de África).

La muerte un tanto salvaje --las imágenes de snuff son porno de la muerte-- de Gadafi tiene varias aristas. Quizás no sea menor el hecho de que convenientemente evita a las Naciones Unidas un juicio que, aunque seguramente representado en los medios como los delirios de un hombres desquiciado, habría sido inquietante para países como Estados Unidos ante la posibilidad de que Gadafi revelará información confidencial, posiblemente hablando sobre la sombría relación entre Al-Qaeda y la CIA o de sus múltiples reuniones de negocios con el ex primer ministro británico Tony Blair (Gadafi dio uns muestra cuando dijo ante la ONU que la gripe H1N1 era un arma biológica).

Dictadores que fueron parte del sistema —como Saddam Hussein y Slobodan Milosevic— y que luego fueron incómodos para el orden mundial establecido, fueron asesinados antes de que pudieran defenderse públicamente y declarar en contra de los poderes occidentales que antes los cobijaran (Milosevic murió envenenado estando bajo custodia de la ONU de la manera más sospechosa).

A diferencia del ritual mediático negativo para los intereses de la OTAN que podría ser un juicio por crímenes de guerra en La Haya (los crímines de guerra solo son crímenes cuando se pierde la guerra), el ritual de la muerte de Gadafi, esa carnicería recirculada por todos los medios, sirve como una cruda advertencia a los mandatarios árabes que se oponen al régimen global, y las celebraciones de las fuerzas rebeldes —aquellas infiltradas por la CIA— le sirve a Obama como una prueba en Occidente de que liberó al oprimido pueblo libio de un dictador  y está feliz gracias a la magnanimidad de Estados Unidos, el santo patrón de la libertad.

¿Es el Chapo Guzmán el criminal más peligroso del mundo o sólo el más protegido?

Política

Por: pijamasurf - 10/21/2011

Según la DEA, el Chapo Guzmán es el criminal más peligroso del mundo; sin embargo, algunos periodistas sostienen que El Chapo es solamente un títere de los poderes políticos y financieros que controlan el negocio de la droga.

Hoy han circulado por la mayoría de los diarios mexicanos las declaraciones del jefe de la Agencia Federal Antidrogas (DEA) en Chicago, Jack Riley, quien dijo que el Chapo Guzmán es el criminal más peligroso del mundo y opera en la Ciudad del Viento con una inusitada ferocidad.

"Si creen que la mafia italiana es lo peor de lo peor en materia de crimen organizado, piensen nuevamente. El Chapo Guzmán se los come crudos", dijo Riley en una entrevista que publicó el Chicago Sun-Times.

Joaquín Guzmán Loera, "El Chapo", jefe del Cartel de Sinaloa, no solo es peor que Al Capone: según Riley, el capo está al nivel de cualquier gángster del mundo: "En mi opinión es el criminal más peligroso del mundo y probablemente el más rico. Nunca vimos una organización criminal tan bien enfocada, con tan buen sentido para los negocios y también tan feroz y violenta", agregó.

El mexicano Vicente Zambada Niebla, "Vicentillo", será juzgado a partir del 13 de febrero próximo en Chicago como jefe de logística del cartel y por su presunta responsabilidad por la importación de más de una tonelada de drogas y el lavado de unos 500 millones de dólares.

El Chapo Guzmán, de manera un tanto absurda, apareció desde el 2009 en la lista de Forbes de los hombres más ricos del mundo. ¿Cómo medir la riqueza de El Chapo? ¿Y si su riqueza puede ser medida entonces no deberían de aparecer en los primeros lugares banqueros como los Rothschild y los Rockefeller, cuyas fortunas no son cuantificables por declaraciones públicas?

En la nueva lista de los hombres más poderosos del mundo de Forbes, El Chapo subió en el escalafón para colocarse en el 55º lugar del mundo. Esto nos lleva a la pregunta de hasta qué punto el poder del Chapo es real o es la cara mediática de una operación de narcopolítica, que probablemente tenga sus verdaderas cabezas en el gobierno mexicano y sobre todo entre políticos y empresarios estadounidenses. Evidentemente El Chapo tiene un considerable poder, pero ¿acaso este no se vería reducido si descubrimos que es sobre todo un operador político, un títere de intereses supranacionales?

A decir de la periodista Anabel Hernández (y otros investigadores), existe un claro proteccionismo a favor del cártel de Sinaloa encabezado por Guzmán. En su libro "Los Señores del Narco", Hernández expone que El Chapo pudo escapar de prisión luego de que Vicente Fox recibiera un multimillonario pago con el que compró su libertad.

Los mismos rivales del cártel de Sinaloa han declarado que la violencia que sacude a México se debe al desproporcionado apoyo que este cártel recibe del gobierno.

¿Es el Chapo el nuevo narco pop star ¿Un (icónico) mal necesario? ¿Una figura coludida con el sistema narco financiero mundial que juega el papel del malo en la narrativa global de la guerra contra las drogas, en la que los policías son también los ladrones pero se necesita al mismo tiempo que creamos en la existencia de los "malos"? ¿O simplemente estamos cayendo en más conspiranoia?