*

X

Los 100 mejores libros de no-ficción según The Guardian

Por: pijamasurf - 06/19/2011

El diario británico The Guardian publica su listado con las cien más grandes obras de no-ficción que se hayan publicado en la historia del hombre.

Un verdadero carnaval de obras clásicas de la literatura no ficticia es lo que nos ofrece un reciente listado publicado por el diario inglés The Guardian, en el que el equipo editorial se dio a la tare de elegir a las 100 obras más grandes de dicha categoría. A lo largo de la lista vemos desfilar desde algunos de los más reconocidos filósofos (Platón, Hegel, Nietzsche, Hume, Descartes) hasta el periodismo psicodélico de Tom Wolfe o James Lovelock, el padre de la teoría de Gaia, pasando por nombres tan distintos entre sí como Susan Sontag, Oscar Wilde, Rousseau, Ghandi, Nabokov, Engels, McLuhan y Chomsky. Aunque, como cualquier lista de esta especie, no dejan de haber algunas exclusiones que se lamentan; extrañamos, por ejemplo, alguna obra de Jung, Talbot, Octavio Paz o, por qué no, Schopenhauer.

La mayoría de las obras aquí incluidas no es lectura propiamente de hamaca y descanso, pero sin duda podrían ser una generosa compañía durante esta temporada veraniega en la que seguramente podrás dedicar un poco más de tiempo, en comparación con el resto del año, a una de las actividades más enriquecedoras a las que tenemos acceso los seres humanos: la buena lectura.

Arte

The Shock of the New by Robert Hughes (1980)
The Story of Art by Ernst Gombrich (1950)
Ways of Seeing by John Berger (1972)

Biografía

Lives of the Most Excellent Painters, Sculptors, and Architects by Giorgio Vasari (1550)
The Life of Samuel Johnson by James Boswell (1791)
The Diaries of Samuel Pepys by Samuel Pepys (1825)
Eminent Victorians by Lytton Strachey (1918)
Goodbye to All That by Robert Graves (1929)
The Autobiography of Alice B Toklas by Gertrude Stein (1933)

Cultura

Notes on Camp by Susan Sontag (1964)
Mythologies by Roland Barthes (1972)
Orientalism by Edward Said (1978)

Medioambiente

Silent Spring by Rachel Carson (1962)
The Revenge of Gaia by James Lovelock (1979)

Historia

The Histories by Herodotus (c400 BC)
The History of the Decline and Fall of the Roman Empire by Edward Gibbon (1776)
The History of England by Thomas Babington Macaulay (1848)
Eichmann in Jerusalem by Hannah Arendt (1963)
The Making of the English Working Class by EP Thompson (1963)
Bury My Heart at Wounded Knee by Dee Brown (1970)
Hard Times: an Oral History of the Great Depression by Studs Terkel (1970)
Shah of Shahs by Ryszard Kapuściński (1982)
The Age of Extremes: A History of the World, 1914-1991 by Eric Hobsbawm (1994)
We Wish to Inform You That Tomorrow We Will Be Killed with Our Familes by Philip Gourevitch (1999)
Postwar by Tony Judt (2005)

Periodismo

The Journalist and the Murderer by Janet Malcolm (1990)
The Electric Kool-Aid Acid Test by Tom Wolfe (1968)
Dispatches by Michael Herr (1977)

Literatura

The Lives of the Poets by Samuel Johnson (1781)
An Image of Africa by Chinua Achebe (1975)
The Uses of Enchantment by Bruno Bettelheim (1976)

Matemática

Godel, Escher, Bach: An Eternal Golden Braid by Douglas Hofstadter (1979)

Memorias

Confessions by Jean-Jacques Rousseau (1782)
Narrative of the Life of Frederick Douglass, an American Slave by Frederick Douglass (1845)
De Profundis by Oscar Wilde (1905)
The Seven Pillars of Wisdom by TE Lawrence (1922)
The Story of My Experiments with Truth by Mahatma Gandhi (1927)
Homage to Catalonia by George Orwell (1938)
The Diary of a Young Girl by Anne Frank (1947)
Speak, Memory by Vladimir Nabokov (1951)
The Man Died by Wole Soyinka (1971)
The Periodic Table by Primo Levi (1975)
Bad Blood by Lorna Sage (2000)

Mente

The Interpretation of Dreams by Sigmund Freud (1899)

Musica

The Romantic Generation by Charles Rosen (1998)

Filosofía

The Symposium by Plato (c380 BC)
Meditations by Marcus Aurelius (c180)
Essays by Michel de Montaigne (1580)
The Anatomy of Melancholy by Robert Burton (1621)
Meditations on First Philosophy by René Descartes (1641)
Dialogues Concerning Natural Religion by David Hume (1779)Critique of Pure Reason by Immanuel Kant (1781)

Phenomenology of Mind by GWF Hegel (1807)
Walden by HD Thoreau (1854)
On Liberty by John Stuart Mill (1859)
Thus Spake Zarathustra by Friedrich Nietzsche (1883)
The Structure of Scientific Revolutions by Thomas Kuhn (1962)

Política

The Art of War by Sun Tzu (c500 BC)
The Prince by Niccolò Machiavelli (1532)
Leviathan by Thomas Hobbes (1651)
The Rights of Man by Thomas Paine (1791)
A Vindication of the Rights of Woman by Mary Wollstonecraft (1792)
The Communist Manifesto by Karl Marx and Friedrich Engels (1848)
The Souls of Black Folk by WEB DuBois (1903)
The Second Sex by Simone de Beauvoir (1949)
The Wretched of the Earth by Franz Fanon (1961)
The Medium is the Massage by Marshall McLuhan (1967)
The Female Eunuch by Germaine Greer (1970)
Manufacturing Consent by Noam Chomsky and Edward Herman (1988)
Here Comes Everybody by Clay Shirky (2008)

Religión

The Golden Bough by James George Frazer (1890)
The Varieties of Religious Experience by William James (1902)

Ciencia

On the Origin of Species by Charles Darwin (1859)
The Character of Physical Law by Richard Feynmann (1965)
The Double Helix by James Watson (1968)
The Selfish Gene by Richard Dawkins (1976)
A Brief History of Time by Stephen Hawking (1988)

Sociedad

The Book of the City of Ladies by Christine de Pisan (1405)
Praise of Folly by Erasmus (1511)
Letters Concerning the English Nation by Voltaire (1734)
Suicide by Émile Durkheim (1897)
Economy and Society by Max Weber (1922)
A Room of One's Own by Virginia Woolf (1929)

Let Us Now Praise Famous Men by James Agee and Walker Evans (1941)
The Feminine Mystique by Betty Friedan (1963)
Capote (1966)
Slouching Towards Bethlehem by Joan Didion (1968)
The Gulag Archipelago by Aleksandr Solzhenitsyn (1973)
Discipline and Punish by Michel Foucault (1975)
News of a Kidnapping by Gabriel García Márquez (1996)

Viajes

The Travels of Ibn Battuta by Ibn Battuta (1355)
Innocents Abroad by Mark Twain (1869)
Black Lamb and Grey Falcon by Rebecca West (1941)
Venice by Jan Morris (1960)
A Time of Gifts by Patrick Leigh Fermor (1977)
Danube by Claudio Magris (1986)
China Along the Yellow River by Cao Jinqing (1995)
The Rings of Saturn by WG Sebald (1995)
Passage to Juneau by Jonathan Raban (2000)
Letters to a Young Novelist by Mario Vargas Llosa (2002)

 

El mundo de los sueños, ese fino tejido de símbolos y meta-emociones, guarda aún intrigantes misterios; por ejemplo, el de tener encuentros sexuales con personas inesperadas.

Los sueños indudablemente uno de los aspectos más intrigantes de nuestra mente. Su elegante falta de respeto a las leyes que rigen la realidad ordinaria y su etérea flexibilidad, son solo algunas de las virtudes de este apasionante fenómeno que han detonado millones de reflexiones, algunas de ellas, por cierto, hipnóticas.

Una de las interrogantes más curiosas en torno al universo onírico es : ¿Por qué si al soñar entramos a un reino plenamente moldeable, en lugar de dedicarnos exclusivamente a vivir inenarrables fantasías, visitar lugares paradisiacos y gozar de extasiantes emociones, en realidad pasamos buena parte de nuestra vida onírica experimentando situaciones hiper exóticas, presenciando absurdos y angustiantes escenarios o recorriendo parajes inhóspitos? O incluso, llevando la curiosidad un paso más allá ¿por qué en lugar de copular con cuerpos angelicales o generar encuentros con los seres carnalmente más deseados, terminamos por dar vida a contactos sexuales con gente completamente inesperada, con la que muchas veces al parecer ni siquiera nos sentimos atraídos mientras estamos "despiertos"?  ¿Por qué fornicamos apasionadamente en sueños con personas frente a quienes nos sentimos absolutamente neutrales en un plano sexual?

Abundan teorías que tratan de explicar el por qué nos encontramos con ciertas personas, lugares o situaciones durante los sueños. La postura de Freud al respecto, desde una perspectiva simplista, afirma que los sueños son mecanismos a través se los cuales saciamos nuestros deseos ocultos o reprimidos. Jung, en cambio, enfatizaba más en una red de información meta-compartida que llamaba el inconsciente colectivo, afirmando que nuestros sueños emanan de patrones compartidos de símbolos, que a su vez están asociados con arquetipos originales. Fritz Perls, psicólogo y psiquiatra, vio en los sueños una especie de extensión, inmaterial pero directa, de nosotros mismos.

Pero independientemente de las posibles interpretaciones, lo cierto es que en los sueños, como en la vida, los contenidos sexuales tienen un lugar especial debido a la enorme relevancia biológica, cultural, emocional y química que el sexo tiene entre los seres humanos. Para algunos el soñar un encuentro sexual con alguien simplemente quiere decir que, en algún plano de nuestra conciencia, en realidad desearíamos consagrar ese encuentro dentro de la vida ordinaria. En su libro The Sex of Your Dreams: Erotic Dreams and Their Hidden Meanings, la autora Carol L. Cummings postula que los sueños eróticos "tienden a basarse, como afirma Freud, en el saciar de un deseo" y añade que a fin de cuentas son un saludable mecanismo para liberar la energía sexual que en la vida cotidiana tenemos que reprimir, pues materializar esos encuentros sería "inapropiado".

Contrario a la opinión de Cummings, Gillian Holloway, PhD y autora de The Complete Dream Book, cree que existen diversas explicaciones para entender los sueños sexuales: una posibilidad es que la persona con la cual copulamos en sueños representa ciertas características de personalidad que nosotros deseamos incluir en nuestra propia identidad. En este sentido tal vez no te estás acostando con tu colega del trabajo sino con alguna de las virtudes que percibes en su personalidad, y que en la tuya consideras que hacen falta. Otra posibilidad es que aprovechas los sueños para encontrarte eróticamente con alguien que en el fondo sabes que en la vida real no te hará bien y por lo tanto quieres desgastar la posibilidad de que cuando estés despierto puedas tener un encuentro similar. Finalmente, otra posibilidad es que la cópula onírica represente el hecho de que estas forjando un nuevo proyecto con esa persona y el acto sexual que mantienes con ella simplemente representa, de una manera bastante coqueta, el hecho de que asumes un compromiso para crear, en conjunto, algo todavía inexistente.

Así que por un lado tenemos la posibilidad de que en realidad te encantaría "sexualizar" tu relación con aquellas personas con quienes co-protagonizas sueños eróticos, a pesar de que sea algo que tu consciente niegue rotundamente. Por otro lado parece importante enfatizar que los encuentros sexuales no necesariamente tienen una alusión directa al acto sexual, sino que se usa la carga simbólica de esta actividad para representar, en tu propio teatro onírico, otras facetas de tu relación con esa misma persona o incluso contigo mismo.

Al parecer lo que realmente importa es cultivar la comprensión de que los sueños representan una especie de herramienta evolutiva íntimamente relacionada con el auto-conocimiento, con la aceptación de nuestras circunstancias individuales y con la noción de que a fin de cuentas cada uno de nosotros está "diseñado para diseñar" nuestras respectivas realidades, sean  estasoníricas o "reales". Y bueno, si después de leer este artículo ninguna de las posibles interpretaciones te convence, lo único que me restaría es recomendarte que al menos trates de disfrutar al máximo esos despliegues eróticos, improbables, que todos vivimos dentro de las estepas oníricas.

Twitter del autor: @paradoxeparadis