*

X

Encuentran yacimientos minerales en Afganistán con valor de un billón de dólares

Política

Por: pijamasurf - 06/14/2010

Estados Unidos se relame: un millón de millones de dólares es el valor calculado para los yacimientos de minerales encontrados en Afganistán

La situación de Afganistán en los últimos años, en especial desde que fue invadido por Estados Unidos en 2001, es ciertamente compleja. La coexistencia de diversas etnias, la nula estabilidad política, y los enormes intereses generados alrededor del mercado del opio y la heroína, hacen de este país un intenso cóctel que repercute radicalmente en la vida de sus habitantes. Pero ahora parece que tenemos un ingrediente más, que reforzará la complejidad del escenario: el descubrimiento de un multimillonario yacimiento mineral en esta tierra.

De acuerdo con el NY Times, Estados Unidos ha descubierto un yacimiento de minerales con valor calculado en un billón de dólares (un millón de millones), factor que afectará significativamente la economía de este país y, obviamente, la guerra entre los militares estadounidenses y diversos grupos guerrilleros. Estos monumentales depósitos incluyen vetas gigantescas de cobre, hierro, cobalto, oro, y en especial, de litio. Este último mineral se ha convertido en uno de los más preciados en la actualidad ya que es la base de baterías para teléfonos móviles y computadoras portátiles. Un comunicado interno del Pentágono habla de cómo Afganistán podría convertirse en “la Arabia Saudita de litio”.

Paradójicamente el descubrimiento de una vasta fuente de riqueza, lejos de traducirse en un potencial beneficio para la población local, podría volver todavía más miserable su existencia. Con este escenario, tomando en cuenta por un lado la histórica voracidad financiera de Estados Unidos, y por otro el épico nivel de corrupción de las autoridades afganas, las predicciones sobre el futuro afgano ha corto plazo son aún más sombrías de lo que han sido en la última década, y seguramente los talibanes tienen hoy una razón para intensificar su lucha por controlar este castigado territorio.

via NY Times

Análisis de las elecciones del pasado domingo 4 de junio en varios estados de México; escribe Luis Carlos Martínez.

El pragmatismo patológico de Manuel Camacho Solís, lo ha orillado a insultar, no sólo a Andrés Manuel López Obrador, sino al movimiento social que lo sigue, integrado por más de dos millones de personas, al declarar a una televisora que AMLO ha perdido “sensibilidad social”. Y todo porque la alianza PAN-PRD, y otros partidos adosados, obtuvo el triunfo en 3 estados, frente al triunfo en otros 11 estados (aquí incluimos a Chiapas y Baja California). Camacho Solís, hace trampa y se autoengaña. No sigue la máxima que dice: análisis concreto de la situación concreta. El triunfo electoral de Gabino Cué en Oaxaca, fue un triunfo popular, a pesar de que el PAN formó parte de la alianza. Se sabe que el PAN en Oaxaca contribuyó con menos del 10 por ciento de los votos. Objetivamente, el triunfo de la disque alianza en Puebla, debe ser entendido como el triunfo de la derecha poblana, increíblemente operado por la huestes de la maestra Elba Esther.

En Sinaloa, la división interna del PRI, significó una fractura insuperable por la estúpida decisión al postular a Vizcarra, un candidato marcado por el sospechosismo, y que le abrió la puerta a MALOVA. Es verdad que en otros estados como Durango, Veracruz e Hidalgo, la alianza peleó fuerte, pero hasta el momento, como están las cosas, la alianza no es ganadora. En esta elección no estuvo en juego un proyecto o un programa alternativo al de la oligarquía, que en mala tarde se impone en México. Y, está por verse que en Oaxaca, Gabino Cué haga un gobierno progresista y democrático, a la sombra de los mandamases del PAN con los que está estrechamiento comprometido. Ni qué decir que en Puebla, la derecha se apoderará del gobierno estatal y en Sinaloa, el PRI seguirá en el poder con otra chaqueta.

La insultante afirmación de Camacho Solís, acusando a López Obrador de no tener “sensibilidad social”, carece de cualquier autoridad política y moral, proviniendo de un político que ni siquiera es miembro de algún partido y que se ostenta como representante de la unidad de la izquierda. Que no nos salga con que él representa a la sociedad civil. Después de este 4 de julio de 2010, debemos de ampliar la afirmación de López Obrador que asegura que el PRI y el PAN son lo mismo, ahora se deberá decir que el PRI, el PAN y el PRD son lo mismo. Ni limpias, ni libres fueron las elecciones.