*

X

El hombre que expuso cómo la cocaína, el capitalismo y las corporaciones son lo mismo

Política

Por: pijamasurf - 12/28/2015

Roberto Saviano desmorona la fantasía de nuestra sociedad de que el narco, las corporaciones y las instituciones son cosas distintas

10615014

Ningún periodista actualmente ha sido capaz de dimensionar en todas sus aristas el problema del narcotráfico como el italiano Roberto Saviano. Con una escritura mordaz e inclinada no sólo al periodismo sino a la gran literatura, Saviano ha emparentado de manera coherente, como una fórmula infalible del mercado, a la cocaína, el capitalismo, las mafias del narco, los bancos y las corporaciones. Decir esto le ha costado tener que vivir aislado, bajo protección y en constante sigilo (ya que vive amenazado por la mafia napolitana).

El periodista de The Guardian Ed Vulliamy ha escrito un perfil sobre Saviano luego de un enecuentro fallido en Perú, tomando declaraciones del italiano y algunas citas de su reciente Cero Cero Cero, exposé del inextricable binomio narco-capitalismo.

Saviano dice que Pablo Escobar fue el oscuro visionario, "el Copérnico del crimen organizado", que "entendió que no es el mundo de la cocaína el que debe orbitar alrededor de los mercados", revelando de tajo cómo el sistema financiero global se alimenta de la cocaína y del narcotráfico.

"Ningún negocio en el mundo es tan dinámico, tan incansablemente innovador, tan leal al espíritu del mercado libre como el negocio de la cocaína", dice el periodista en una extraña y llamativa mezcla de romantización del narco, hipérbole de sus habilidades y contundente lucidez. Los capos son los grandes emisarios secretos del capital. 

El grueso de sus aseveraciones y lo más inquietante es lo siguiente:

El capitalismo necesita a los sindicatos criminales y a los mercados criminales... esto es lo más difícil de hacer entender. Las personas --incluso aquellos observando el crimen organizado-- pasan de largo esto, insistiendo en una separación entre el mercado negro y el mercado legal. Es esta mentalidad la que hace que personas en Europa o Estados Unidos piensen en un mafioso como alguien que va a la cárcel como un gangster o un pandillero. Pero no, es un hombre de negocios, y su negocio, el mercado negro,  se ha convertido en el mercado más grande del mundo.

Saviano nos muestra una especie de visión no dual del crimen y de la economía: lo ilegal y lo legal son un mismo continuum; el capo y el CEO se entrelazan; el dinero y la sangre todo lo permean; esto es el terrible territorio de la economía global, cuya única (sombra de) ética es incrementar sus ganancias.  

En The Guardian Vulliamy llama esto una "sagaz herejía", que no queremos escuchar en Occidente porque queremos seguir con nuestro cuento de hadas para adultos, continuar con nuestro teatro moral y seguir apilando dinero, creyendo en las instituciones y en el esquema maniqueo de los malos contra los buenos, los policías contra los ladrones (¿cómo no ver que son los mismos?). La sociedad anglosajona, dice Saviano, quiere "seguir creyendo en la salud de la sociedad, pero esto es una fantasía"; de hecho, el distrito financiero de Londres es un centro de lavado de dinero mucho más grande que las Islas Caimanes. Los criminales están asimilados a la sociedad en sus más altas e invisibles esferas. Vulliamy lo sintetiza así: "corporación como cártel; cocaína como puro capitalismo, capitalismo como cocaína, conocida en su estado puro como cero-cero-cero --una ácida referencia al nombre del mejor grado de harina, ideal para la pasta".

A fin de cuentas el esquema en el que está incrustado el narcotráfico y por el cual es imprescindible para el capitalismo y el mercado libre, según Saviano, es el de  un sistema que perpetúa "la explotación de la mayoría para el enriquecimiento de los pocos".

Lista de las 10 mejores películas de 2015

Arte

Por: Psicanzuelo - 12/28/2015

La lista parece estar compuesta por películas que posicionan al hombre con una consciencia adquirida dentro de un despertar que lo conecta con su propio mundo. Sabiduría ancestral de que es él quien decide lo que forma parte de su mundo, no deja de construirlo

que-dificil-es-ser-un-dios-2

1) Qué difícil es ser un dios (Aleksei German): Sin duda la mejor película de este año, y muy probablemente de la década. El relato retrofuturista ruso en primera persona no tiene comparación con ninguna propuesta cinematográfica actual. La ciencia ficción mirando más allá de lo que va a venir, más bien observando lo que desde hace siglos sigue aquí entre nosotros y, por más que nos esforzamos, no termina de estar.    

2) Está detrás de ti (David Robert Mitchell): Cine de horror en lo más recóndito del interior del ser humano. Con una manufactura impecable, nos hace percatarnos de que lo que es adentro lo es afuera, y de que lo que elegimos va a ser parte de nuestro mundo por medio de nuestras elecciones más íntimas. 

tumblr_nsmug4KQj31uauurvo2_1280

3) Heaven Knows What (Ben y Joshua Safdie): La historia  de inicio del proyecto se da cuando los hermanos Safdie conocen a  la carismática Arielle Holmes, y escuchan sus escalofriantes historias reales experimentadas mientras vivió en la calle consumiendo droga, rodeada de la fauna característica de estos ambientes. Inmediatamente le sugieren escribir un texto para ellos poder hacer una película. La genialidad de los hermanos viene después, cuando deciden proponerle el rol de actriz principal y, por qué no, usar en el soundtrack como tema principal una rola de Isao Tomita, el músico japonés new age de los años 70.     

Heaven_Knows_What_GE_MC2

4) Foxcatcher (Bennett Miller): Un platillo suculento de Bennett Miller llegando a la cúspide de su estilo característico, donde los personajes se transforman en paisaje y los panoramas corresponden a la psicología de ellos mismos. Un sofisticado ensayo en cámara del poder y la naturaleza humana.

FOXCATCHER

5) Caballo dinero (Pedro Costa): La vejez como leitmotiv en un trabajo a profundidad, el clímax de lo que Pedro Costa viene trabajando desde hace ya 20 años con la misma comunidad marginal. Un cine de contracorriente que explora a la humanidad fuera del sistema de explotación, o muy dentro de él. No podía faltar en la lista una cinta que reflexionara sobre el papel de los inmigrantes en Europa, con todo el movimiento que tuvo ese tema este año; cerca quedó de estar en la lista Samba (Nakache y Toledano), que explora el tema de manera más obvia pero muy efectiva.  

cavalo_dinheiro_Enfilme_r6830_675_489

6) Gett: El juicio de Viviane Amsalem (Ronit Elkabetz y Shlomi Elkabetz): La bella actriz Ronit Elkabetz demuestra que el cine israelita es mucho más que el genial Amos Gitai, y que la mujer aún necesita luchar por su lugar dentro de una de las culturas más poderosas, con fuertes cimientos patriarcales. Esa lucha no tiene que ser ferozmente masculina sino que puede ser con toda la feminidad necesaria.

477113

7) El cuento de los cuentos (Matteo Garrone): Hace algunos años este director nos regaló la hiperrealista adaptación de las famosas crónicas literarias sobre la Camorra italiana escritas por el celebre Roberto Saviano, Gomorra. Ahora toma el sentido contrario de la imaginación desbordada en este relato fantástico, para contraponer los dos sentidos y buscar la humanidad en el cruce de estas direcciones como si fuera una ecuación.

tale of tales

8) Letras explícitas/Straight Outta Compton (F. Gary Gray): El relato biográfico orquestado magistralmente por F. Gary Gray parece un documental ficcionado más que una ficción basada en hechos reales, aunque ha sido atacado sin piedad por la media por contener la versión de los hechos lejana a la realidad acerca de Dr. Dre. La espectacular fotografía de Matthew Libatique propulsa el relato a su justa dimensión, estar viviendo un momento que ya sucedió con ayuda de decisiones técnicas por medio de una cámara y una puesta en escena. Óptica fija antigua combinada con tecnología digital novedosa y demás juguetes, feroz puesta en cámara y actuaciones impecables. Si tiene la oportunidad de ver esta cinta en un cine, no deje de hacerlo.  

straight-outta-compton

9) En la posición 9 de esta lista tenemos un empate entre dos títulos. Por un lado, La sapienza (Eugène Green), que es una reflexión en torno a la luz y al espacio, poniendo en la mano del espectador común lenguajes sofisticados de cineastas filosóficos como Straub, toma lugar una cinta que llega al alma sin mucho esfuerzo aparente. Una road movie quieta, que usa como guía al gran arquitecto barroco romano Franceso Borromini. Y por el otro, la película Spring (Justin Benson, Aaron Moorhead). Ninguna película en esta lista tan sorpresiva como esta, un relato romántico en toda la extensión de la palabra. Se dice que el amor nunca muere, siendo testigos de cómo únicamente cambia de piel cada ciertos cientos de años. Ya habían llamado la atención los directores con su opera prima, ultra low-budget, de acceso restringido únicamente por medio de servicios de video por Internet, Resolution, también muy recomendable.    

msp-film-society_spring_still-2-1250x600 la-sapienza

 

10) National Gallery (Frederick Wiseman): Una obra maestra de Wiseman, usando el museo más importante de Inglaterra como excusa para abordar a la humanidad perdida en sus pasillos y detrás de ellos en este brillante documental. A lo largo de 181 minutos admiramos obras valiosas y la intimidad de las personas que las admiran; también somos testigos de la manera como se organizan los que trabajan en el museo para restaurar, idear, reunir presupuestos y colgar los cuadros como si fueran cosechas para degustar con el espíritu. Con una meticulosa metodología, que ha logrado en los 48 años que lleva de carrera profesional como documentalista, por lo general con aproximadamente de 70 a 100 horas de material y un montaje extenso de medio a 1 año de duración, Wiseman logra atrapar la esencia del arte de tajo.

NTrestaura

 

Twitter del autor: @psicanzuelo