*

X

¿Quieres ejercitarte físicamente? Ríe, ríe mucho

Por: pijamasurf - 10/16/2015

Por suerte, reír es uno de los mejores ejercicios físicos a los que tenemos acceso

SedateGames460 

La risa, como la virtud, tiene en sí misma su propia recompensa. Y aunque por esto mismo podría decirse que no hacen falta razones para reír, un experimento reciente encontró que esta acción también puede considerarse un tipo de ejercicio físico por los efectos que tiene sobre nuestro cuerpo y nuestras emociones.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Oxford dirigidos por Robin Dunbar, profesor de psicología evolucionista en esta institución, llevaron a cabo un estudio en el que tomaron la risa en su condición más elemental, como una acción física.

Teniendo en cuenta que reír implica exhalar repetida e intensamente y que por esta razón los músculos en torno a los pulmones realizan un enorme esfuerzo que incluso puede llevar a la fatiga y el dolor, los investigadores quisieron saber si esta misma dinámica genera, psicológicamente, los efectos asociados con el ejercicio.

Para esto, un grupo de voluntarios inició el experimento sometiéndose a una prueba que determinó su umbral de dolor, esto es, cuánto dolor eran capaces de resistir (en este caso, con un torniquete para la presión sanguínea o una manga de refrigeración). Este primer requisito se relacionó con el hecho ya ampliamente comprobado de que ejercitarse provoca una liberación de endorfinas, opiáceos naturalmente generados en nuestro cuerpo que actúan como analgésicos.

Una vez puestos en la situación dolorosa los voluntarios comenzaron a ver primero videos documentales y después videos graciosos, midiendo sus risas con dispositivos auditivos, así como sus niveles de endorfinas.

Curiosamente, conforme reían, las personas reportaron un aumento simultáneo tanto en su umbral de dolor como en su sensación general de regocijo. Asimismo, se reveló el carácter viral de la risa, mucho más ruidosa y fácil cuando una persona se encontraba en compañía que estando sola (fenómeno también presente en el ejercicio: hacerlo acompañado es más fácil que individualmente).

Al final los investigadores encontraron que el nivel de endorfinas liberado durante un acceso de risa puede encontrar comparación con lo que sucede cuando alguien se ejercita físicamente, e igualmente similar es el hecho de que los posibles beneficios físicos de la risa, como los del ejercicio, vienen acompañados de cierta dosis de dolor.

Los hongos alucinógenos pueden borrar memorias traumáticas y reprogramar tu mente (ESTUDIO)

Por: pijamasurf - 10/16/2015

Un estudio encontró que la psilocibina en pequeñas dosis promueve la neurogénesis y facilita el proceso de fabricar nuevas memorias donde antes hubo un estímulo amenazante

 

Psilocybe_semilanceata_6576

Los hongos mágicos (y su componente propiamente "mágico", la psilocibina, causante de alucinaciones) han tenido un lugar en la farmacopea de los pueblos antiguos desde hace milenios, pero no es sino hasta nuestros días cuando la ciencia médica logrará aprovechar sus efectos terapéuticos y compaginar, al menos en parte, la sabiduría tradicional con la medicina occidental.

Un estudio realizado en ratones en 2013 encontró que la psilocibina puede utilizarse en pequeñas dosis no alucinógenas para borrar reflejos condicionados especialmente al miedo, lo cual podría abrir una ventana de oportunidad para ser utilizado en pacientes humanos con estrés postraumático.

El experimento consistió en implantar un reflejo condicionado en un grupo de ratones: un sonido breve aparecía y unos segundos después el piso de la jaula despedía cortas descargas eléctricas. Al poco tiempo, la pista sonora era suficiente como para que los ratones mostraran claros signos de temor, al esperar la descarga. El reflejo condicionado permaneció activo incluso cuando los investigadores dejaron de administrar la tortura las descargas.

Posteriormente se dividió el grupo de ratones en tres: al primer subgrupo se le dio una dosis muy baja de psilocibina, suficientemente baja como para evitar alucinaciones; al segundo se le administró una dosis alta de psilocibina, y al tercer subgrupo de control no se le dio ninguna droga.

Después de varias pruebas, los investigadores se dieron cuenta que los ratones del subgrupo al que habían administrado dosis pequeñas de psilocibina habían dejado de mostrarse temerosos frente a la pista sonora, mientras los demás seguían mostrando indicios físicos de miedo al escucharla. 

Los investigadores no están seguros exactamente de qué hace la psilocibina, pero creen que el efecto puede deberse a su habilidad para modificar los circuitos neuronales (neurogénesis) así como para reprogramarlos; la extinción del reflejo del miedo, según el doctor Briony Catlow, "puede ser mediada por acciones de la droga en sitios distintos al hipocampo tales como la amígdala, donde se sabe que se deposita la percepción de miedo". 

A decir de Catlow, "la memoria, el aprendizaje, y la habilidad de reaprender que una vez que un estímulo amenazante ya no es un peligro, dependen de la habilidad del cerebro para alterar sus conexiones. Creemos que la neuroplasticidad juega un rol crítico, donde la psilocibina acelera la extinción del miedo".