*

X

Barbie Instagram: una muñeca sin vida puede ser tan original como tú en las redes sociales (FOTOS)

Por: pijamasurf - 09/19/2015

Con ironía, esta cuenta de Instagram muestra los clichés con que la autenticidad se reviste al momento de figurar en las redes sociales

Es posible que en nuestros días la originalidad sea un gran lugar común, un encadenamiento de clichés resultante de la obsesión contemporánea por la autenticidad. En cierta forma, esta paradoja podría ser asimismo el resultado del individualismo que también caracteriza a nuestra época. “Sé tú mismo”, se nos dice, y paralelamente se nos ofrece el contenido con el cual llenaremos ese mandato. Sólo que, por aritmética elemental, son más las identidades que el material producido. Y ahí está el cortocircuito: el afán de originalidad nos lleva a ser como los otros.

En parte esa es la llaga que con ironía toca Sociality Barbie, una cuenta de Instagram que se burla de ciertos motivos que aunque se multiplican hasta el infinito en las redes sociales, en cada ejecución de esas repeticiones hay una intención de originalidad. La comida que comemos, el viaje que realizamos, la ropa que usamos: todo puede pasar eventualmente por las redes sociales pero, curiosamente, bajo formas específicas, con ciertos hashtags y no otros, con una postura ensayada y una disposición ya conocida de los objetos.

La originalidad se convierte así en una cualidad que se reproduce una y otra vez, incluso por una muñeca inerte, cuyas fotografías bien pudieran pasar por las de cualquier usuario “vivo” de redes sociales. 

Esta fotógrafa documentó la vida de una prostituta y su familia durante 1 año (NSFW)

Por: pijamasurf - 09/19/2015

Una serie documental que presenta los marcos vitales de una prostituta de 39 años y su ajetreada vida a causa de los impuestos

El tema de la prostitución suele abordarse desde el ángulo legal de la prohibición o desde el espectacular, del morbo. En el caso de la serie fotográfica Bonnie, A Life in Prostitution de la fotógrafa danesa Marie Hald, hay un poco de ambos enfoques: una serie documental que presenta los marcos vitales de Bonnie, una prostituta de 39 años y su ajetreada vida a causa de los impuestos.

En Dinamarca la prostitución es una profesión legal, pero Bonnie ha estado tras las rejas varias veces a causa de la recaudación fiscal, una suerte de proxeneta institucional que, junto con el bullying que sufren los hijos de la mujer, conforma el coro de villanos de la historia.

Hald se dedicó a seguir la rutina de Bonnie durante 1 año: la vida familiar, así como la laboral, para contar su historia de una manera íntima y testimonial. "Mucha gente la juzga", dice Hald, "pero ella ha escogido ser honesta, y en ese sentido creo que es muy fuerte. He tratado de mostrar la vida de Bonnie con tanta honestidad como pude, brutal cuanto pueda ser".