*

X

El agua y el hombre: ensayo fotográfico revela la poética de las construcciones hidráulicas

Por: pijamasurf - 06/06/2015

El fotógrafo japonés Toshio Shibata realizó esta serie en la que muestra la inesperada comunión poética entre el agua y edificaciones como las presas o las plantas hidroeléctricas

Actualmente, la relación entre el hombre y el agua es sobre todo técnica, pragmática, quizá como ha sido siempre pero con la diferencia de que, como muchas otras cosas en la modernidad, el agua también ha perdido la naturaleza sagrada o poética que alguna vez tuvo. ¿O no?

La serie fotográfica que presentamos en este post es obra del japonés Toshio Shibata, cuyo trabajo hemos seguido en Pijama Surf. Desde el inicio de su trayectoria, Shibata se ha distinguido por la fotografía de paisaje pero con la mirada puesta sobre todo en estructuras que dan un significado específico a la toma que de otro modo sería solo estática, contemplativa.

En este sentido, en las imágenes de esta serie los protagonistas son dos: el agua y edificaciones que el hombre ha construido para aprovecharla, en especial presas y plantas hidroeléctricas, esto con un estilo que privilegia la exposición prolongada ―para hacer énfasis en el movimiento― y la toma desde un ángulo en que su presencia quede excluida casi por completo, como si no hubiera fotógrafo detrás de la cámara.

El resultado final es impresionante, pues el agua se nos presenta en toda su potencia y su portento, majestuosa, incluso contenida como está por las construcciones de los hombres.

La democracia como bestiario: genial poema explica la rapacidad y el engaño de las elecciones

Por: pijamasurf - 06/06/2015

En la fauna democrática mexicana: "Aunque parézcales a ustedes bobo,/ las ovejas votaron por el lobo;/ como son unos buenos corazones,/ por el gato votaron los ratones"

wolf-sheeps-clothing

En países como México la democracia tiene un especial folclor ligado a una fauna particular, como los mapaches y los topos electorales o los famosos "dinosaurios" del PRI, entre otros animales reales y fantásticos que realizan el peculiar arte de la alquimia electoral. En teoría o en espíritu, la democracia parece ser una excelente forma de gobierno; el problema es que, siguiendo con las metáforas animales, solemos obtener "gato por liebre" y en realidad la democracia no es real, o sea, es un aluche o un chupacabras.  

Este popular poema atribuido a Guillermo Aguirre y Fierro, que supuestamente fue publicado en El Cronista del Valle de Brownsville, Texas, el 26 de mayo de 1926, nos lleva al tuétano del circo que llamamos elección Sus palabras parecen ser, tristemente, inmortales. Cualquier ciudadano de una "democracia" puede identificarse fácilmente con el contenido de este poema que muestra la confusión y contradicción que opera entre los votantes ante la chapucería, el ilusionismo y la faramalla de los políticos que son como los depredadores que engañan a sus presas.

Como siempre México mantiene el humor como catarsis, y es que, si algo tienen los mexicanos, es que saben reírse de sus desgracias. ¿Es bueno o malo eso? ¡Sólo el Diablo sabe!

 

"La Elección"

El león falleció ¡triste desgracia!

Y van, con la más pura democracia,

a nombrar nuevo rey los animales.

Las propagandas hubo electorales,

prometieron la mar los oradores,

y aquí tenéis algunos electores:

 

Aunque parézcales a ustedes bobo,

las ovejas votaron por el lobo;

como son unos buenos corazones,

por el gato votaron los ratones;

a pesar de su fama de ladinas,

por la zorra votaron las gallinas.

 

La paloma inocente,

inocente votó por la serpiente;

las moscas, nada hurañas,

querían que reinaran las arañas;

el sapo ansía, y la rana sueña

con el feliz reinar de la cigüeña.

 

Con un gusano topo

que a votar se encamina por el topo;

el topo no se queja,

mas da su voto por la comadreja;

los peces, que sucumben por su boca,

eligieron gustosos a la foca;

el caballo y el perro, no os asombre,

votaron por el hombre.

 

Y con dolor profundo

por no poder encaminarse al trote,

arrastrábase un asno moribundo

a dar su voto por el zopilote.

 

Caro lector que inconsecuencias notas,

dime: ¿No haces lo mismo cuando votas?