*

X

Consumir cannabis puede generar falsos recuerdos, según esta investigación

Por: pijamasurf - 05/01/2015

Si eres consumidor habitual de cannabis y de pronto te sorprendes de tener recuerdos de cosas que no pasaron, tal vez ambas cosas estén relacionadas
tumblr_nlp2y9tFt41te9bggo5_540

Fotograma de Eternal Sunshine of the Spotless Mind (Michel Gondry, 2004)

El efecto de la marihuana sobre el funcionamiento del cerebro ―de las muchas áreas y funciones del cerebro-- es un tema todavía sin agotarse. Aunque la creencia popular es que la marihuana “ralentiza” e incluso atonta a las personas, otras investigaciones han encontrado una relación positiva entre su consumo y la mejora de capacidades cognitivas relacionadas, por ejemplo, con el aprendizaje escolar.

En particular sobre la memoria, un estudio realizado hace poco descubrió el interesante fenómeno de que la cannabis podría provocar que la persona que la consume tenga recuerdos de cosas que nunca pasaron, memorias falsas que, sin embargo, para ella parecen auténticas.

La investigación consistió en comparar la memoria de dos grupos de personas: uno, de consumidores habituales de marihuana; el otro, de personas que habían fumado marihuana menos de 50 veces en su vida. A ambos grupos se les presentó una serie de palabras y poco después se les pidió que las reconocieran en una segunda serie en donde había intercalado otras palabras que no se mostraron antes y que, en ciertos casos, eran muy parecidas a otras de la primera serie (un truco implementando a propósito para probar la capacidad de memorización del voluntario).

De acuerdo con las observaciones cerebrales realizadas durante esta prueba, las personas que acostumbran fumar marihuana tuvieron mayor tendencia a confundir “palabras señuelo” e incluirlas entre las que habían estado en la primera serie, esto en comparación con quienes no eran consumidores habituales.

Según los investigadores, esta respuesta podría indicar que las personas expuestas con frecuencia a la marihuana “tienen una susceptibilidad creciente a los recuerdos falsos, fallando al identificar el estímulo engañoso como un evento que nunca ocurrió”.

¿Será posible probar esta hipótesis con nuestros propios amigos o aun con nosotros mismos? ¿Tienes recuerdos de cosas que nunca sucedieron?

También en Pijama Surf:

El rol de los canabinoides en la evolución humana

La ciencia de borrar la memoria y editar los recuerdos dolorosos

Surrealismo, paranoia urbana y paradojas temporales en la legendaria historieta "the bus" (FOTOS)

Por: pijamasurf - 05/01/2015

Probablemente así se vería una historieta con un guión hecho por Alfred Hitchcock

puddle_bus_20394812472

Paul Kirchner es el autor de un pequeño cómic de culto llamado the bus (escrito siempre en bajas), publicado en la legendaria revista Heavy Metal entre 1979 y 1985. En 2012 se publicó una colección de sus tiras y una entrevista con el autor, quien conoce a la perfección la ruta de su remix: "El humor estaba inspirado en la lógica loca de las caricaturas de Warner Brothers", un humor que también ha inspirado al músico neoyorquino John Zorn. Kirchner también toma en cuenta el aire paranoico de la serie Dimensión desconocida y el arte de los surrealistas Dalí, Magritte y Escher.

 

stageset_bus_234982342

Originalmente constaba de tres viñetas horizontales, pues Kirchner pensaba venderlas al Village Voice, aunque el jefe de arte lo rechazó, afirmando que "era lo mejor que había tenido que rechazar". Poco después Kirchner conoció a Julie Simmons, editora de Heavy Metal, con quienes adecuó el formato a seis viñetas para cubrir media plana, debido a que a menudo tenían medias planas que no habían logrado venderse y tenían que rellenar.

paint_bus_230948234

 

fortlee_bus_234924821

 

fallingsign_bus_2309482412

Podemos estar de acuerdo con Dangerous Minds sobre otra interpretación de Kirchner: parecen cuentos mudos de Jorge Luis Borges, pequeñas viñetas filosóficas que apelan al asombro, al horror, al problema del doble, a los planos infinitos y la matemática de los laberintos, retratando con lucidez aún vigente las ansiedades de fines del siglo pasado en las grandes urbes.

Lo curioso es que Kirchner se lo tomó siempre con humor, admitiendo que en realidad no sabía qué opinión tenía el público de su trabajo: "En esos días anteriores al internet rara vez obtuve retroalimentación de los lectores sobre mi trabajo. Se publicaba, a mí me pagaban, ¿pero qué pensaba la gente de él? No tenía idea".

exactfare_bus_230948242

coinslot_bus_203948241

 

cleaner_bus_230492841

 

beach_bus_2304982342 bigquestions_bus_23871115191 blanklandscape_203948241 cat_bus_2304923842