*

X

Por qué Ayotzinapa no morirá en mucho tiempo (la antibarbarie como bandera)

Por: Ana Paula de la Torre - 03/30/2015

En 6 meses van al menos 10 marchas: los motivos por los que el movimiento seguirá

Marcha-normalistas-Ayotzinapa-EFE-800x600Según la lógica (y la historia), cualquier movimiento social tiende a debilitarse. Los gobiernos suelen hacer uno que otro cambio, pocas veces profundo, para que los indignados se sientan un poco más conformes, o bien, dejan pasar el tiempo como un antídoto casi infalible. 

Sin embargo, a más de 6 meses del caso Ayotzinapa, las marchas continúan –recién se celebró la décima en la ciudad de México. Es verdad que la afluencia a las marchas ha disminuido notablemente, pero es un movimiento que a todas luces parece asentarse. Los 43 padres de los estudiantes desaparecidos han comenzado un movimiento que no descansará. 

Los motivos por los que Ayotzinapa perdurará

Un día, antes del caso Ayotzinapa, hablaba con un grupo de austriacos asombrados de la aparente serenidad en la que vivían los mexicanos pese a la espeluznante violencia en el país. Para ellos, parecía como si los locales no estuviesen siquiera enterados de lo que ocurría aquí. Sin embargo, la desaparición de los estudiantes destapó una indignación acumulada. 

Quizá, jamás en la historia del país la impunidad había llegado a niveles tales: en un país como Siria, abiertamente en guerra durante 5 años, han muerto alrededor de 250 mil personas, cifra no muy lejana en un país como México (más de 100 mil muertos y al menos 26 mil desaparecidos, con cifras oficiales confusas). Si a esto añadimos las desapariciones forzadas (aquellas en las que está involucrado el Estado), como en el caso de Ayotzinapa, entonces el escenario es aún más doloroso. 

B_bM4J-UIAAPYkF

                                                    Mapa: MORLAN (cada punto rojo representa una persona desaparecida)

Así, Ayotzinapa destapó una indignación que ya muchos sentían al pensar en la gran cantidad de desaparecidos: personas generalmente de escasos recursos, con pocas oportunidades y que por ello poco cuentan para el sistema . 

No existe una vuelta atrás después de Ayotzinapa, porque los padres no dejarán morir este movimiento; también porque representa un momento en el que muchos mexicanos han decidido cambiar su actitud: mantenerse un poco más enterados de lo que sucede, hacer ciberactivismo, salir esporádicamente a las calles… 

La burbuja, afortunadamente, dejó de ser cool. Vivir ignorando una realidad que conlleva los horrores de cualquier guerra es imposible para cualquier mente sensible. 

Probablemente, el movimiento irá mutando y se convertirá en uno cuya demanda primordial será el freno a la impunidad general. Lo cierto es que Ayotzinapa es la bandera de un antes y un después, incluso en la forma en que la sociedad se mira a sí misma… 

 

Twitter de la autora: @anapauladelatd

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Pijama Surf al respecto.

 

Extraña epidemia hace que gente en Kazajistán se quede dormida por días

Por: pijamasurf - 03/30/2015

Mareos, fatiga extrema y, sobre todo, períodos de sueño que se pueden extender hasta por 6 días son los síntomas que han experimentado varios habitantes de Kalachi, Kazajistán, sin que nadie explique aún el motivo

kalachi-sleepingKalachi es una pequeña ciudad situada en el norte de Kazajistán, una de las varias repúblicas que se formaron después de la desintegración de la Unión Soviética, un lugar que a pesar de sus dimensiones reducidas se ha vuelto noticia internacional porque, sorpresivamente, cientos de sus pobladores experimentan un raro trastorno: una noche se van a la cama y duermen pero despiertan varios días después, con una pérdida notable de memoria.

Este extraño fenómeno comenzó a detectarse en 2010, cuando se reportaron los primeros casos. Más tarde, en 2013, dichos reportes aumentaron, y entonces se detectó que además de los períodos de sueño excesivo las personas también experimentaban mareos, fatiga extrema e incapacidad para mantenerse de pie. En aquella época, el Russian Times dio a conocer que ocho niños se habían quedado dormidos 1 hora durante la primera semana de clase y, algunos meses después, que al menos 60 personas habían llegado a los servicios de salud con la misma enfermedad el mismo día.

A partir de entonces médicos e investigadores se trasladaron al poblado para realizar diversas pruebas, ninguna de las cuales arrojó luz al asunto. Al parecer no había bacterias o virus que estuvieran provocando el padecimiento y tampoco algún elemento del ambiente como radiación.

Hasta ahora la situación es un enigma, pero las investigaciones más recientes sugieren que el clima local —continental, casi desértico, caluroso los veranos y frío los inviernos— se combina con la actividad de las industrias que ahí se encuentran para impedir que las emanaciones de dióxido de carbono y otros gases tóxicos se dispersen en el aire y, por el contrario, se asienten a un nivel respirable para los habitantes.

Esta explicación, sin embargo, funciona para síntomas como el mareo, los dolores de cabeza e incluso el vómito, pero no para los períodos de sueño de días, misterio que aún persiste.