*

X

Esto es lo que le sucede a tu cerebro cuando checas tu teléfono antes de dormir

Por: pijamasurf - 03/28/2015

Dan Siegel, doctor en psiquiatría, nos explica a detalle los efectos negativos de mirar una pantalla justo antes de dormir

phone-before-sleep

Este es uno de los problemas reales que enfrentamos todas las noches en nuestra era digital: deambular por las aplicaciones del teléfono antes de quedarnos dormidos. Se ha convertido en un problema que es un círculo vicioso porque la pantalla nos quita el sueño y el insomnio nos justifica ver la pantalla.

En este video el doctor Dan Siegel, profesor clínico de psiquiatría en UCLA, nos despliega los efectos negativos de ver la pantalla del celular por las noches antes de dormir.

“Estamos exponiendo a nuestros ojos a una lluvia de fotones que básicamente le dicen al cerebro ‘mantente despierto, aún no es hora de dormir’, dice Siegel. La luz de la pantalla le dice a tu cerebro que no secrete melatonina, y entonces te quedas despierto hasta la madrugada checando tus mails o viendo Instagram y acabas durmiendo muy poco.

“Ahora sabemos que lo que el sueño hace es permitir que las neuronas descansen, pero además, permite que las células de alrededor limpien las toxinas que producen las neuronas”, comenta el doctor. “Si no duermes de 7 a 9 horas por noche; si sólo duermes 5, las toxinas se quedan allí. Eso le sucede a más del 95% de las personas (aunque hay una élite que es genéticamente distinta y no necesita dormir tanto para que todo esto suceda). Pero la vasta mayoría de nosotros necesitamos de 7 a 9 horas de sueño. Todos los días”.

Dormir menos de 7 horas significa tener toxinas en el cerebro. Esto hace que la atención se disperse, la memoria falle, la habilidad para resolver problemas se vea amenazada, o inclusive que la insulina, que nos ayuda a regular el metabolismo, esté de cabeza y ganemos más peso de lo común con cualquier cosa que comamos. Y por si eso no fuera suficiente, es de hecho tóxico para las conexiones de las células.

Así que debemos priorizar el sueño. Apagar las pantallas al menos 1 hora antes de meternos a la cama, antes de que todos nuestros ciclos cronobiológicos se arruinen.

Álter-instructivo: ¿cómo le hacen los músicos para ocultar imágenes en sonidos?

Por: pijamasurf - 03/28/2015

Algunas canciones son conocidas por ocultar imágenes entre sus ondas sonoras, un recurso que es posible aplicar con mayor facilidad de la que imaginas

spc

Ocultar un mensaje ha sido una tradición inmemorial de la cultura humana. Desde los misterios griegos hasta los Illuminati podría trazarse una historia alternativa de todo lo que se ha ocultado a los ojos profanos para ser reconocido únicamente por los iniciados.

Hay músicos que deliberadamente ocultan imágenes en sus canciones, las cuales se revelan únicamente cuando estas se reproducen teniendo un espectrógrafo a la vista. Hace un tiempo en Pijama Surf realizamos un recuento con 12 canciones que utilizan ese caprichoso recurso. Ahora compartimos una sencilla prueba que Madeline Mechem, del sitio mental_floss, hizo para mostrar cómo funciona esta “magia”.

Para empezar, Mechem y compañía grabaron un sonido, lo analizaron y después lo convirtieron en un beat biaural, es decir, dos sonidos de onda sinusoidal entre 0 y 1000 Hz y separados entre sí por menos de 30Hz, que a su vez generaron estos espectrogramas:

1

Después de eso, el siguiente paso fue tomar la canción “Look” de Venetian Snares para visualizarla también como un espectrograma. Según Mechem, aun con el software de baja calidad que utilizó, es posible mirar los gatos que originalmente se “dibujaron” sobre la canción.

2

Casi para terminar, el equipo de mental_floss trasladó una cara sonriente hecha con Paint a un codificador de imagen a sonido, el cual, como su nombre indica, transforma datos gráficos en datos sonoros.

3

En el resultado final, el archivo de sonido visto por medio de un espectrógrafo muestra la cara sonriente, un tanto alterada, quizá, por el tipo de programas utilizados en el procedimiento.

4

Musicalmente esto dista mucho de ser una joya, pero a fin de cuentas el propósito se cumplió: mostrar no sólo que es posible codificar una imagen dentro de un sonido sino, además, que esto es más fácil de lo que podríamos pensar.